Secreto Deseo y Dulce Fantasía

|
Secreto Deseo y Dulce Fantasía

El Místico enfebrecido que se pasaba el día levitando, consumido por su ansia de amor divino, en el fondo de su ser albergaba un secreto deseo: que la Eternidad fuera el interior vacío de un Gran Hueso Blanco al que le hubieran chupado todo el Tuétano.

Por el contrario, el recalcitrante Ateo que predicaba su anarquía a todo aquel confiado que se le acercaba, escondía una dulce fantasía: soñaba que al morir, al fin podría reposar su vieja cabeza cana sobre los Muslos Blanquísimos de la Huríes en el Paraíso.

2 comentarios:

babelain dijo...

Nizam El-Molk, Visir persa le preguntó a su protegido el gran poeta,astrónomo y matemático Omar Khayyam: -¿tienes miedo al más allá?- y Omar le contesta: - ¿porqué tener miedo?, después de la muerte está la nada o la misericordia.

Lich_El_Chungo dijo...

"Espero que me acepte o, al menos, que me exponga sus ideas -dijo el Visir-, puesto que he empleado tanto tiempo estudiando en esas escuelas."

"!Que lástima! -exclamó el gran poeta-, usted ha estudiado a los maestros y sus enseñanzas.
Lo que tendría que haber sucedido es que los maestros y las enseñanzas lo estudiaran a usted.
Entonces si habríamos tenido algo interesante".

¿Quién a quién?
CUENTOS SUFIES

Publicar un comentario