Viceversa

|

Viceversa

Cuando estaba embarazada de mi madre (si, aunque parezca raro) me ocurrieron cosas muy extrañas. Todas las estatuas querían contarme sus secretos. Llamaban mi atención guiñándome un ojo o siseándome muy flojito cuando pasaba a su lado. Sin ir más lejos, paseando por la plaza del 2 de Mayo, las estatuas de Daoíz y Velarde me miraron a la vez y me hicieron señas para que me acercara. Me acerqué y me dijeron que ya estaban hartos de estar en esa posición tan ridícula y que ya había llovido mucho desde la rebelión contra los franceses. A ellos, a estas alturas, ya les caían bien los franceses y todo, así que no sabían porqué tenían que estar allí todo el rato haciendo el gilipollas en medio de la plaza. Yo no tenía ni idea de que contestarle a unos trozos de piedra tallados, así que tomé la decisión de alejarme en lo posible de las plazas donde habitaban esos monstruos parlantes. No me consta que a alguien más le haya pasado lo mismo que a mí.

Pero eso no era todo, cuando decidí no hacerle caso a las estatuas, me siguieron ocurriendo cosas fuera de lo normal. Mi marido, tan nervioso y activo él, que antes del embarazo mantenía unas terribles batallas verbales conmigo por cualquier cosa y siempre quería tener la razón, ahora, mientras estaba embarazada de mi madre, con las hormonas descolocadas, le montaba yo unos pollos tremendos por un quítame ahí esas pajas, y él, muy tranquilo, siempre me respondía: “Mira Asun, tú lo que tienes que hacer es quererme, lo demás no importa un carajo”, y se quedaba tan pancho. Eso me ponía peor y tenía que controlarme para no tirarle una sartén o lo que sea a la cabeza. Luego, con el transcurso del tiempo, llegué a comprender un poco su actitud, pero entonces…

Otra cosa digna de resaltar era que tenía siempre la impresión de estar perdiendo el tiempo. Hiciera lo que hiciera, estaba perdiendo el tiempo tontamente. Para qué hablar, si nadie me entendía. Para qué acostarme si apenas iba a dormir. Para qué comer, si luego lo vomitaba casi todo. Para qué parir, si no iba a dar a luz a una hija, si no a mi madre. ¿Por qué me pasaba todo esto a mí? Como todavía no tenía madre, no podía irle con el cuento y que me consolara. Y como tampoco conocía un precedente semejante, no podía comparar y sacar conclusiones de ningún tipo. En fin, una época horrorosa que para mí se queda.

Llegó el momento del parto. Yo estaba muy nerviosa, nunca había parido a mi madre y no sabía por donde iban a salir los tiros. En el último momento me desmayé y no me enteré de nada. Cuando me entregaron a mi madre con su pijamita y su gorrito para no perder calor por la cabeza, me entró una ternura que nunca había sentido. Una vez que nos dejaron solas a las dos, mi madre, tan chiquita ella, me miró y me dijo: “Bueno, ya está bien de mirarme y dame de mamar, que tengo hambre”. Me sentó como un tiro, nada más nacer y dándome órdenes. Le dije muy resuelta: “Oye, mona, tú serás mi madre pero yo te he parido, así que las cosas claras, aquí quien manda soy yo”. Le di de mamar y aparentemente se quedó tranquila. Luego, las cosas no fueron tan fáciles. Siempre había un tira y afloja, una lucha de poderes entre ella y yo, una tensión que se palpaba, aunque en público nos mostrábamos como madre e hija ejemplares y nadie podía imaginar que la madre era la hija, y viceversa.

A pesar de todo...

|
A pesar de todo...aún hay esperanza


A la vuelta de la esquina...


En las alturas...


O al borde del abismo.


Siempre hay momentos para sentirnos dignos...


Olvidae esos agravios...


Que la vida nos reserva...


Y quedarnos con la esencia...


Con ese instante ingrávido que se escapa entre rendijas...


Y ya nunca volverá.


P.D.

Acuerdos, convenios, contratos, pactos, apaños...

|

Acuerdos, convenios, contratos, pactos, apaños…
  • Si tú me devuelves mis castillos en el aire, prometo devolverte tus sombras chinescas, (aunque me quedaría con alguna de recuerdo)
  • Quedaré contigo mañana al amanecer en el jardín de los gnomos, a condición de que vengas sin zancos y me hables todo el rato muy bajito en italiano.
  • Yo me bebo esta pócima, si, pero tú no me hables de abismos ni de frutas exóticas en toda la noche. Y los dos desnudos a rapaturrón, por supuesto. Mañana, dios dirá.
  • Estoy dispuesto a decirte todo lo que tú quieres oír, pero…primero pásame la “chuleta”, que ya se me han olvidado algunas cosas y luego pasa lo que pasa.
  • ¿Por qué me dices a estas horas que no te quiero como tú a mí? Habíamos establecido un “toque de queda” a partir de las siete de la tarde. Has incumplido el pacto, ahora atente a las consecuencias.
  • Hagamos una cosa, tú deja de metaformosearte cada diez minutos y prometo no aburrirte con mi, por otra parte, maravillosa melancolía.
  • Te devuelvo tu indiferencia ambigua, a cambio de mis impetuosos relámpagos. Y estamos en paz (por ahora).
  • Yo junto todas mis palabras y te las lanzo a la hora del té, cuidando que no hieran lo más mínimo y tú, a cambio, prometes olvidar todo lo que te he dicho sobre la eternidad y los conjuros.
  • Vamos a hacer una cosa durante un ratito, si te parece: yo no cavilo si tú no palpitas. ¿O.K.?
  • Yo en silencio y con la mirada perdida en el horizonte. Tú en silencio, en el horizonte. Luego ya veríamos la forma de acercarnos un poquito y tener una charla agradable.
  • Suéltame la médula, por favor, prometo no aullar más por hoy.
  • Cambiemos todos nuestros objetos por un poco de asombro y arrebato.
  • Un trueque: Te ofrezco las previsiones de mis borrascas y anticiclones con varios días de antelación, si me prometes que vas a quemar todos tus viejos libritos de Historias Ejemplares a la mayor brevedad.
  • Te doy la razón, siempre que no olvides que he sido yo el que te la ha dado, ¿eh?
  • Vale, yo olvido mi amor propio si tú recuerdas el tuyo.
  • No me respondas con monosílabos, se acabó el tercer grado por hoy. Estarás contenta ¿no?
  • Si tus deseos son verdaderos (cosa más que probable), mis visiones panorámicas, también. Así que estamos en paz.
  • Creo que tus eclipses y mis ausencias deberíamos declararlos como bienes gananciales. Metafóricamente hablando, por supuesto.

5º ANIVERSARIO TOTO-VACA. Musica, Relato, Ilustración, Foto...

|

El domingo 26 cumplimos 5 años de TOTO-VACA. Vamos a celebrarlo con Música, Ilustración (de Mavi), Relato, Poema (letra de la canción), y Fotos (Portadas).


Gracias a toda la gente que se asoma por esta ventanita y comenta (o no). Seguiremos mientras las ganas sigan estando ahí.


MÚSICA

Single de un solo tema:

"Para qué buscar lejos si lo exótico está aquí":

La letra está basada en un poema ya publicado en este blog, con algunos arreglos para poder ser cantada. Para la música me he basado en el “esqueleto” de un antiguo soul/funk.





PARA QUÉ BUSCAR LEJOS SI LO EXÓTICO ESTÁ AQUÍ
(Babelain)

Aquí están los pozos
Y el ojo perdido
La mano que busca
Las torres y el frío

Noches desérticas
Cuerpos en el jardín
Huesos y párpados
Acróbatas al fin

El perro que lame
La piel del corazón
Globos y chatarras
Y la sinrazón
--
La rutina del río
El silencio ahogado
El grito que cae
El grito pelado

La esposa perfumada
Por las golondrinas
Atadas las manos
Con cuerdas muy finas

El padre pisado
Por la luna llena
Sus grandes ojeras
Delatan su pena

El hijo que mira
Al gran caimán
Busca sin descanso
Su talismán.
--
Está la montaña
El bosque y el valle
También hay mendigos
Pidiendo en la calle

Sin irnos tan lejos
A tiro de piedra
Viejos edificios
Cubiertos de hiedra

Y hasta charlatanes
Que venden ungüentos
De esos tenemos
Más de setecientos
--
Embriagados
Por la primera danza
Acuerdan todos
En buscar venganza

Olvidados
Por la luz del crepúsculo
No encuentran el brillo
Todo es ridículo

En el azul de la nieve
Pierden la perspectiva
Se detiene de pronto
La comitiva

Con el pecho desnudo
En la mañana
Van buscando la estrella

De su nirvana


RELATO

ILUSTRACIÓN

Las Termas

Las Termas Su interés por el Zen le venía de los años 60, cuando leía a los beat (Gary Snyder, Ginsberg, Kerouac...), “El Gran Mandala” de Alan Wats o los ensayos de D.T. Suzuki ...

Luego, a lo largo de los años, su interés decaía o aparentemente lo olvidaba, y solo se renovaba cuando caía en sus manos algún artículo o algún librito como “El Zen en el Tiro con Arco” o cualquier otro.

La vida es muy larga, o muy corta, según cómo se mire. Siempre hay altibajos de todos los colores y a veces nos encontramos en situaciones que nunca hubiéramos imaginado; o hacemos y decimos cosas impensables para nuestra forma habitual de ser.

Andrew rondaba los sesenta. Se encontraba relajándose con su última novia en unas Termas de un pueblecito de la montaña. Estaban de vacaciones en la costa mediterránea y a su novia le apetecía disfrutar de un tratamiento en algún balneario cercano. Desde el hotel, reservó por teléfono una hora en la Termas del balneario de la montaña. En hora y media se encontraban los dos solos en las Termas; un recinto cerrado dentro del balneario con sauna, pileta de agua caliente (con luz roja tiñendo el agua), pileta de agua fría (luz azul), pileta grande de agua templada con pequeña cascada incluida (luz verde), unas butacas para relajarse y una fuente de agua medicinal para hidratarse de vez en cuando.

Solo se oía el rumor del agua. Lucy y Andrew entraron juntos, para empezar, en la sauna, pero pronto cada uno cogió su ritmo e iban y venían de un sitio a otro disfrutando de la soledad, el silencio y la paz del recinto.

Al cabo del tiempo coincidieron unos minutos en la sauna, pero Andrew aguantaba poco tiempo allí y al salir hacia la pileta de agua caliente, se despidió de Lucy cantándole con gorgoritos incluidos (estaba ya muy “suelto”)” Goodbye my love, goodbye my love”de The Searchers.

Allí dejó a Lucy, que se había “quedado con la “copla” y se la oía cantar dentro de la sauna sola: “Goodbyyyyyyye myyyyy loooove”. Pasó un ratito en la pileta caliente de agua roja, luego, un segundo de inmersión (no más) en la pileta de agua helada iluminada de azul y se fue a relajarse a la pileta de agua templada de color verde. Allí, estirado, haciendo “el muerto”, con esa relajación que da el agua, la sauna, el ambiente etc... le vino a la memoria una “sevillana” que cantaban sus hermanas mayores en la niñez y no se le ocurrió otra cosa que ponerse a cantar a voz en grito. Era una sevillana con letra que ahora no es en absoluto recomendable cantarla, las cosas han cambiado mucho desde entonces y parece que hemos aprendido algo a respetarnos unos a otros (aunque a veces no lo parece). La letra decía así:

Me casé con un enano, salerito, pa jartarme de reir
Ole ahí ese tío que va ahí, ole ahí

Pa jartarme de reir
Me casé con un enano, salerito
Ole salerito y ole
Me casé con un enano, salerito
Pa jartarme de reir

Pa jartarme de reir
Le puse la cama en alto
Ole salerito y ole
Le puse la cama en alto, salerito
Y no se podía subir

Y eso sí que fue de veras
Que al bajarse de la cama
Ole salerito y ole
Que al bajarse de la cama, salerito
Se cayó en la escupidera .

Lo curioso del asunto es que al soltar a voz en grito toda esa sarta de incorrecciones (por decirlo de alguna manera), recuerdos de su niñez, Andrew notó, flotando en la pileta, un chispazo en la columna vertebral que le subió hacia el bulbo raquídeo y lo asoció inmediatamente a lo que en el zen llaman “satori”. Fue una décima de segundo, pero el “destello” sucedió. Aquello que había leído en los libros de Suzuky o Allan Wats lo pudo experimentar en una situación impensable.

Salió de la pileta y fue hacia la sauna. Allí se encontró con Lucy y se sentó muy quieto a su lado, en silencio, hasta que vinieron a avisar muy amablemente que nuestro tiempo reservado había terminado.

(Dedicado a PePeÑo, amigo entrañable de mi amigo Napi)
---
FOTO

Portada para el mercado Austrohúngaro del single de un solo tema:
"Para que buscar lejos si lo exótico está aquí"


Safari en el Rastrillo

|
















Safari Alpujarreño

















Safari por los mares del sur (de la península)












La Web de Mavi

|

LA WEB DE MAVI


Muchos de vosotros solo conocéis  algunas de las ilustraciones con las que Mavi ha colaborado en este blog en relatos y portadas para discos de Babelain, pero por fin está disponible la nueva web de Mavi donde podéis contemplar la mayoría de los trabajos que ha realizado durante toda su vida: Muñecos/Esculturas, Ilustraciones, Cómics, Dibujos etc...

Si os atrevéis a visitarla, seguro que no os dejará indiferente.


Os pongo algunos ejemplos de lo que os podéis encontrar allí.


Muñecas/Esculturas:








ILUSTRACIONES/DIBUJOS









LA WEB:

botimba.wix.com/mavimundi


Bab-El-Ain Single. La Risa. Un defecto hermosísimo.

|

Os presento el último single que sale de la factoría “Duende Records”, con dos “coplillas” de cosecha propia:


CARA A: La Risa:
Dedicada a la risa de Mavi (con la ayuda de Bruno hemos grabado su risa sin que se de cuenta)
Grabado en 10 pistas: Batería, Bajo, guita ritmo, guita arpegio, Guita solo, risa de Mavi, Voz principal, Voz Mavi, 2ª voz, Órgano.




LA RISA
(Letra y música.- Babelain)

Te ríes de las muecas
que algunos niños inventan

Te ríes de las olas
del viento y de las tormentas

Te ríes sin sentido
pero con gran convicción
Te ríes de tu sombra
con pasión

Te ríes de mis bromas tontas
te ríes con mucha fe

Te ríes hasta durmiendo
sin saber porqué

Te ríes sin sentido
pero con gran convicción
Te ríes de tu sombra
con pasión

Y tú ¿de qué te ríes?
dímelo por favor

De los puntos sobre las íes
que a ti te dan pavor

Te ríes en un columpio blanco
a la sombra de un pino

Te ríes de los equilibristas
con una copa de vino

Te ríes sin sentido
pero con gran convicción
Te ríes de tu sombra
con pasión

Te ríes de las filarmónicas
y los poemas en prosa

Y sin embargo lloras
por cualquier cosa
por cualquier cosa
por cualquier cosa


CARA B: Un defecto hermosísimo:

La letra es la adaptación de un poema reciente.

He utilizado 10 pistas: Batería. Bajo. Guitarra ritmo. Guitarra arpegio. Percusión. Voz principal. 2ª voz. Guita solo. Acordeón. Y Salmoé

El Salmoé es un instrumento de viento precursor del clarinete. Suena en la introducción y al final, antes del estribillo.


Un defecto hermosísimo





Un defecto hermosísimo
(Letra y música.- Babelain)

Todos esos fríos conceptos
no me sirven para nada.

Ni las amables tertulias,
rellenas de tanta cháchara.

Los atajos, si me sirven
los utilizo a menudo

Será por cuestión de tiempo
no se si justificable.

¡Parece todo tan breve!
Al menos lo que es jugoso.

Sacar todo el jugo al tiempo
¿no se trataba de eso?

--
Atajos en el amor
Atajos en la poesía
Atajos en el dolor
Que se nos acaba el día/ Que se nos acaba el día

Aunque a veces son un fraude
otra veces, un fracaso.

Que se dejen de sorpresas
no está el horno para bollos.

También está la sonrisa
imprevista y que desarma.

O un rostro casi perfecto
con un defecto hermosísimo.

Qué me dices de esos ojos
en la noche del desierto.

O esa palabra perdida
que se clava en la diana.

Link Single con portada:

Mujer pone un huevo

|

MUJER PONE UN HUEVO

Resumen de la insólita noticia aparecida el mes pasado en el Chippewa Herald de Wisconsin:

La culminación del experimento llamado “Operación Huevo” llevado a cabo por ilustres científicos de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, con sede en Madison, tuvo lugar ayer en el Children Hospital of Wisconsin. Los científicos asistentes en el parto de la Srª Smith, primera mamífera/ovípara, pudieron comprobar con sus propios ojos que el mencionado experimento se les había ido de las manos. Todo parecía ir a las mil maravillas, pero las cosas empezaron a torcerse cuando el huevo se resistía a salir debido a su gran tamaño y poca flexibilidad. Al final tuvieron que practicar la cesárea a la Srª Smith. Una vez fuera, esperaron a que el huevo se enfriara porque habían previsto que a temperatura ambiente, la cáscara se resquebrajaría. Y así fue, en el momento esperado, el huevo se resquebrajó y el bebé/pollo apareció desnudo, como es natural. No fue tan natural que el bebé se pusiera de pié inmediatamente, y como si le importara “un huevo” todo, estiró sus brazos, bostezó, se rascó los sobacos y, sin prestar atención a los presentes, se volvió a sentar entre los restos de cáscaras, mirando al suelo. Los científicos estaban algo perplejos, pero lo que les dejó atónitos fue que el bebé/pollo demostró sus dotes de comunicación por telepatía con todos los presentes y les “regaló los oídos” con un antiguo refrán español:

“Muchos ajos en un mortero
no los maja un majadero”

Un desconcierto total y absoluto reinaba en la sala de partos. Pero ahí no quedó la cosa según parece. Después de bostezar un par de veces más, el bebé volvió a comunicarse con los presentes por la misma vía telepática, recitando un haiku de Basho, el famoso poeta Zen:

“Año tras año
en la jeta del mono
la misma máscara”

Después de tamaña demostración del bebé/pollo, todos los científicos estaban de acuerdo en que el experimento se les había ido completamente de las manos. Dejaron al bebé en los brazos de su madre y se retiraron a su laboratorio a deliberar y repasar una por una las fórmulas empleadas en la “Operación Huevo”.

Cuando tengamos más noticias sobre el asunto en cuestión, estaremos encantados de ofrecérselas. Buenas noches desde Wisconsin.

V.A. UK canta a Dylan

|

UK Canta a Dylan

Por primera vez en Toto-Vaca publicamos música que no es de cosecha propia, pero la ocasión lo merece. Al final del post aparecen los “créditos” de esta colaboración bloguera a cinco bandas.

Mi primer E.P. de Dylan (Positively 4th street, Form a Buick 6...) lo compré en el 67 o 68, recién llegado a Madrid, creyendo que aquello era la capital del mundo, pero resultó que, en cuestión de música, dejaba mucho que desear. Al preguntar en una tienda especializada en discos por Bob Dylan, en la “capital”, me dijeron ¿ese quien es? Sin embargo, buscando en las estanterías encontré algunos E.Ps. (solo compré uno porque no tenía más pasta disponible) Luego, con el tiempo me fui haciendo con todos sus L.P. y más tarde, con sus CD



Retrocediendo en la historia, en el norte de África, en la primera mitad de los 60 teníamos dos fuentes musicales muy interesantes, una era Radio Tánger y otra Radio Gibraltar. Estábamos a la última en novedades musicales. Lo discos de Dylan, que yo sepa, empezaron a publicarse bastante tarde por aquí y sin mucha publicidad. Sin embargo, aparecieron en el año 1965, creo recordar, en los escaparates de las almacenes de electrodomésticos (que es donde se vendían los discos por aquellos tiempos en Ceuta) unos discos muy apetitosos con versiones de Bob Dylan, como los de Manfred Mann y Liverpool Five (que son las versiones que aporto a esta reco que se ha inventado con su gracia habitual el amigo Jose Tommenton) Ahí descubrimos al Dylan que más adelante nos asombró a todos con sus maravillosas canciones, versioneadas después por todo tipo de músicos.


Ha sido un placer colaborar en esta recopilación a cinco bandas por iniciativa del amigo




The Liverpool Five-If you gotta go, go now

The Mighty Quinn. Manfred Mann


https://mega.co.nz/#!OshFzLoA!U7kGWwZDZJLkdZwVeriarVvis3CmBNiQUk8KjSwWHSE

http://www27.zippyshare.com/v/93856588/file.html


No estamos seguros V Colofón

|

No estamos seguros
(V)

(Colofón)

No se que os habrá contado ese, el de la Vespa. Pero yo no me creería todo lo que dice. No es porque yo diga que mienta, sería su palabra contra la mía. No es eso, no. Solo digo que vayáis con cuidado, que últimamente no parecía muy en sus cabales. ¡Y quién lo está en estos tiempos que corren!

Por fin terminé por “definirme” después del “desgajamiento”. Un término acertado, he de reconocer. Ahora me siento más “entero”. ¡Qué paradoja! Actualmente me dedico a ordenar todos mis recuerdos, es decir, mi vida. Reviso fotos, cartas, documentos, películas etc... y pongo en orden cronológico todas las etapas vividas; antes, cuando casi era “uno”; después, en el “triunvirato” y por fin, en el “desgajamiento”, que me llevó a este estado actual tan pleno; no seré yo quién lo niegue.

¿Que para qué? Pues para escribir mis memorias antes de que se dispersen y se difuminen del todo. Hay que rescatar esos momentos y darles forma de, digamos, documental. Pero un documental biográfico lo más parecido a la realidad. El problema está en esos “espacios en blanco”, esos puntos suspensivos... esos momentos vividos intensamente y que nadie recuerda después de un tiempo, esas palabras oídas de pasada y que fueron un bálsamo milagroso, esos paisajes que embelesaron pero aparentemente no quedaron reflejados en fotos, esos instantes absolutamente plenos y que no están documentados: ¡ahí es donde se encuentra el verdadero meollo de la vida! ¿Cómo rescatarlos? Los directores de documentales biográficos, o se los inventan o se los pasan por el forro. Y así quedan esas biografías, planas, sin jugo vital, falsas. Estoy dando tiempo al tiempo, por ver si se posa todo y rescato lo imprescindible. Lo que “da sentido al todo” (si es que lo tiene, claro). Es importante para mí. ¡Qué queréis que os diga!

Ah, y hablando del tercero en discordia, tengo entendido que vive en una urbanización de lujo, en la costa, retirado, tomando el sol y practicando Tai Chi, junto a jubilados daneses, pederastas buscados por la interpol, turistas ocasionales de temporada y mafiosos rusos intocables de alta alcurnia. Él sabrá. Digo yo que lo sabrá, vamos. Por que si no lo sabe él...

Tendréis noticias mías cuando se publiquen mis memorias. Puede que alguno de vosotros salga en ellas, para bien o para mal. Así que a vivir, que son dos días.