Babelain. Mis Fantasmas. Equilibrio

|
Ilustración.- Mavi

Comenzamos el Gran Reserva III con un single algo “fantasmagórico” y un pelín “equilibrado”:

1.- Mis Fantasmas


Mis Fantasmas
(Letra y música.- Babelain)

En esa esquina del bosque/donde se suicida el viento
La que los pájaros esquivan/donde fracasa la luna

Me encuentro con mis fantasmas/les disparo a quemarropa
Las balas les atraviesan/sin hacerles ni un rasguño

Se ríen como posesos
Con sus bocas desdentadas
Bailan la danza sin hueso
Son los reyes de la nada

Hago un fuego y meto dentro a mis fantasmas
Que pasan de repente de la risa al llanto

Con esa música de fondo/dejo el bosque y vuelvo a casa
Voy rellenando el vacío/con poemas sin palabras

En esa esquina del bosque/donde se suicida el viento
Me encuentro con mis fantasmas/les disparo sin piedad

Se ríen como posesos
Con sus bocas desdentadas
Bailan la danza sin hueso
Son los reyes de la nada

Hago un fuego y meto dentro a mis fantasmas
Que pasan de repente de la risa al llanto

---


2.- Equilibrio



Equilibrio
(Letra y música.- Babelain)

Dialoga el acantilado
Con la espuma de las olas
En la orilla la bailarina baila sola

Los números buscan el cero
Para volver a la nada
La luna sugiere algo y calla el sol

El amor hace sus cuentas
Sin importarle los riesgos
La noche entra en juego
Y se abre como una flor
La luna sugiere algo y calla el sol

El ciclista va escribiendo
Su poema de dos ruedas
El árbol se despereza en la vereda

El niño gira su aro
Camino del infinito
La niña olvida el tiempo y lanza un grito

El amor hace sus cuentas
Sin importarle los riesgos
La noche entra en juego
Y se abre como una flor
La luna sugiere algo y calla el sol

Consulta el cielo su agenda
Ya suenan algunos truenos
Renuevan los escorpiones su veneno

Sobreviven los que nadan
Sin pensar en las corrientes
El silencio del suicida es inocente

El amor...

Link Single y portada:


http://www12.zippyshare.com/v/XFmUpHyE/file.html




El Maharaha.

|

Ilustración de Mavi

(Esto viene de un sueño; retocado un pelín, pero bueno. Aunque ya saben, "la vida es sueño, y los sueños, sueños son", que decía el de la Barca. Así que  no se me mosquée nadie. No sé que cené aquella noche,)

El Maharaha de Kapurthala

Al Maharaha de Kapurthala le entraron ganas de hacer Caca durante un paseo por los jardines de palacio.

Ni corto ni perezoso se desvistió y se puso a la Tarea. Por allí pasaba tan pizpireta la sin par Naomi Campbell, invitada de honor por unos días del jefe del principado. 

El Maharaha se dirigió a Naomi en estos términos: Naomí, cariño, acércate y desnúdate enterita. 
Naomí accedió a los deseos del Maharaha. ¿Quién se atrevería a desairarlo? 

Una vez que Naomí se acercó, el Maharahá la cogió por el cuello y le hundió la carita en su Caca calentita y humeante. Naomí quedó con el Culo en Pompa y la cara enterrada en Mierda de la más Selecta. 

Qué curiosidad, por allí también pasaba Leticia practicando el nudismo entre las flores del jardín. Había muchos invitados ilustres en ese momento en el palacio del Maharahá. Al ver a Naomí con el Culo en Pompa, no pudo resistirse y acopló milimétricamente su Real Culo en el Culo de la Campbell. Por un rato intercambiaron aromáticos Gases Intestinales. 

Al quedar satisfecha con el intercambio, Leticia se retiró a sus aposentos. Allí, su marido, notó un olor atípico, desconocido para sus delicadas fosas nasales. Preguntó un poco mosca: Leti ¿qué es ese olor nauseabundo? 
Leti, que no sabía mentir porque se le notaba enseguida, le confesó a su áureo esposo la maniobra de intercambio gaseoso con la escultural Naomí.

El mosqueo del esposo fue monumental y castigó a Leti, durante media hora, de rodillas contra la pared con los brazos extendidos, sosteniendo en sus palmas abiertas todas las novelas publicadas por Arturo Pérez Reverte editadas en tapa dura. 

Fin.
-------
Safari en la Costa Catalana


































Babelain. Gran Reserva II

|

Aquí tenemos el Gran Reserva II. Las canciones se pueden oír en las entradas anteriores. Podéis descargar el disco entero con sus portadas en el link que figura al final del post.

De nuevo presenta Rick, del blog http://eltugurioderick.blogspot.com.es/ 

Es un verdadero lujo para mí poder contar con su colaboración en esta tarea. Os dejo con él:

Babelain: Gran Reserva II


Babelain, como ya saben todos los que frecuentan este blog, es entre otras cosas un músico que ha reunido un considerable número de canciones compuestas a lo largo de varios años. La mayoría de ellas nos las ha ido ofreciendo gratis, por la cara, a todos los que pasamos por aquí, con un sonido y una categoría artística de verdadero profesional, aunque no haya querido serlo. Y como también saben los asiduos, hace poco decidió crear una selección con aquellas de las que más orgulloso está; esa selección, con el tono de coña que viene al caso, se titula “Gran Reserva” y quedará compuesta por tres volúmenes. El primero se publicó no hace mucho; por si se le ha escapado a algún transeúnte ocasional, puede encontrarlo aquí:


Hoy nos presenta el segundo volumen de la “saga”, que como es lógico se titula “Gran Reserva II” y que, como todas sus grabaciones, viene envuelto en una de esas portadas tan profesionales como la música que anuncian: el diseño gráfico es otra de las maestrías de Bab (ayudado a veces por Mavi), aunque -como en lo demás- él dice que no es para tanto. Al igual que en la primera parte, la “estructura formal”, por decirlo así, se organiza en cara A y B, como la de un disco de vinilo; a continuación se desgrana la procedencia de cada una de las canciones, es decir, en qué grabación anterior estaba incluida. El nivel es igual de alto que en la primera parte: si ya en origen la mayoría de sus canciones son realmente atractivas -diga él lo que quiera-, con más razón aún si lo que tenemos delante es una selección hecha por el propio Bab, que es muy autoexigente y no acaba de creerse lo que le decimos sus fans. Pero seguro que tanto los recién llegados que no conozcan estas canciones como los que ya las han disfrutado antes, estarán de acuerdo conmigo.

Seis y media de la madrugada” Bab comienza la selección con una pieza que es casi una declaración de principios; su gusto por las melodías de tono brasileiro, entre samba y bossa, queda perfectamente simbolizado aquí. Es un rasgo muy notable de su carácter, ya que esa onda, más o menos diluida, se percibe con frecuencia en sus canciones. Por eso resulta engañosa la teórica simpleza que aparenta: para conseguir ese sonido hay que tener escuela y entender muy bien los ritmos y el juego entre percusiones y cuerdas. Y aquí, hasta la letra va a juego.

Quiero ir a New York” Aquí, efectivamente, nos vamos a Estados Unidos; aunque no necesariamente a NY, ya que ese tono general de “laid back” que dicen los yanquis podría recordarnos a músicos tan distintos como los muy urbanos pero folkies Lovin’ Spoonful o el omnipresente J.J. Cale. Creo que esta canción es una mezcla de esos dos estilos y otros cuantos, y que el dominio de las cuerdas es una vez más la gran baza de Bab. La letra es tan derrotista como irónica, y su dejadez le va muy bien a este sonido. El final, atómico, claro.

La caja de Pandora” Impresiona un poco esa especie de recitado en el que se nombra a gran parte de la jet-set mitológica; y parece como si esa trascendencia afectase a la canción, que sin embargo suena muy humilde, muy “humana”, recordando a las agrupaciones acústicas tradicionales como los españoles Cánovas y compañía o incluso Simon & Garfunkel. El fondo melódico, con esa voz doblada, casi nos recuerda a un cántico religioso… o volvemos a lo de antes: ¿será por lo tremebundo de los nombres que se citan? Muy original, en cualquier caso.

So what” Tal vez porque su letra es un homenaje a un buen puñado de monstruos sagrados del rock, el pop e incluso a Miles Davis, aquí Bab se nos pone “de pajarita” y crea una especie de blues rock con ese sonido casi al estilo Nashville que tan bien se le da. Ya sé que soy un pesado, que lo repito con frecuencia, pero insisto: en muchas piezas suyas demuestra haber interiorizado perfectamente el feeling de J.J. Cale, y eso no es ninguna coña. Ese estilo tan suyo, tan “aéreo”, digamos, lo domina perfectamente.


Ya no hay remedio” Y solo con la entrada de esta canción ya tenemos una escala para recordar, de esas que se quedan en la cabeza de inmediato. Las cuerdas, una vez más, magníficas; pero lo más interesante es ese tono funky que van marcando el bajo y la batería casi como sin querer, y que hace juego con las líneas vocales prácticamente recitadas que dan el contrapunto de un estribillo inesperado. A mí me parece una de las piezas más originales de esta colección, una pieza realmente curiosa.

Otoño” El título no engaña: de vez en cuando Bab nos “inquieta” con canciones de este tipo, que además de la letra decadente, casi al estilo del romanticismo europeo, lleva un ritmo a juego, oscuro pero señorial, con esos teclados matizando un conjunto que podría recordar a las bandas de rock progresivo melódico de principios de los años 70. Las canciones como esta muestran sabores distintos a cada escucha, y por supuesto queda muy indicada para cerrar la cara A con toda su elegancia.

Esos ojos” otro acierto para abrir la cara B: una contraposición entre el ritmo de pieza clásica, ese clarinete con lejanos vapores de dixie, de Nueva Orleans, y una sección de cuerdas que da un contrapunto muy marcado, muy actual, porque no es corriente escuchar una guitarra con ese tipo de sonido en una composición como esta. Tal vez cuando se habla de “fusión” nos olvidamos de que no necesariamente ha de buscarse en los ritmos o en los estilos, sino también en la función que cumple cada instrumento, y esta pieza es una buena prueba.
En un suspiro” La letra, de estilo surrealista, va perfectamente envuelta en una estructura musical ensoñadora, como no podía ser menos. Y por esa misma razón es muy difícil definirla; al principio puede parecer que hay influjos psicodélicos, especialmente en los arreglos, pero lo que tenemos es un trabajo muy afinado, con una melancolía casi orquestal en algunos momentos, que nos transporta y nos hace olvidar la supuesta necesidad de definir estilos: da igual lo que sea esto, porque suena muy bien. Tal vez por eso, por ser de género libre.

Testamento” Esa entrada con guitarras cantarinas apoyadas en una base rítmica cuya escala recuerda a “Misión Imposible”, ya arrebata. Pero solo es el principio: llega luego la voz doblada, hay una guitarra que se encrespa con un sonido ronco; luego los coros casi a capella, hasta que la guitarra recupera su jerarquía y comenzamos otra vez. Ah, y esa armónica dirigiendo el final de la canción, que con toda lógica pasa de cuatro minutos porque hay mucho que escuchar ahí. La letra es otra coña clásica de Bab, pero la música es de lo mejor que le he escuchado.

El blues del peluquín” Sí, es un blues; pero al estilo Bab, con un juego de sonidos en las guitarras que se complementan. Esa variedad en las cuerdas es uno de sus rasgos distintivos, y hay que reconocer que domina un buen lote de recursos. El blues, cualquier blues, es simple: las mismas escalas, la misma cadencia; solo el envoltorio instrumental y los arreglos hacen a unos blues distintos a otros, y este suena muy fresco. ¿La letra? También al estilo Bab, otra de sus coñas humorísticas, claramente enfrentada a las clásicas tragedias bluseras.

Ella” Tenemos aquí una entonación muy española, al estilo Coppini, que Bab usa a veces, para contarnos las “penurias existenciales” que sufre por culpa de una novia bastante particular. Hay dos tipos de guitarras: las rítmicas puras, haciendo las bases, y las que suenan con esos pedales tan característicos. Me gusta ese juego de voces en las últimas estrofas, esta vez muy personal, envuelto de nuevo en un sonido de guitarras cuyos ecos me recuerdan a Randy California, a Steve Hillage… a los enamorados del sonido leslie, aunque no sea leslie. No sé si me explico…

Infierno de polvo y grillos” Una magnífica despedida que podría recordar a las bandas yanquis de rock ácido, pero más por el “aura” que por el sonido en sí. Hay un vago tono de devastación, muy de aquel estilo, a medio camino entre Texas y California, que mantenía la Quicksilver y que remata esa armónica “vaquera”. El punteo es magnífico, a juego con la voz, que lleva un ligero tratamiento “oscuro”; creo que este tipo de melodías imprime carácter, y vuelvo al principio: con una despedida así no es de extrañar que ya estemos esperando la vuelta…


Portadas.- Babelain

Link disco y portadas:


Babelain. Infierno de Polvo y Grillos. Ell

|

Ilustración.- Mavi

Último “eclectosingle” (Copyleft de la palabreja by Jose Kortocirkuito) para completar lo que será el CD Gran Reserva II. (Próximamente en este blog con una presentación de lujo a cargo de nuestro querido amigo Rick del blog http://eltugurioderick.blogspot.com.es/ Quien no lo conozca no sabe lo que se pierde).

Pues eso, un single muy ecléctico, con dos temas, cada uno de su padre y de su madre.


1.- Infierno de Polvo y Grillos


Infierno de Polvo y Grillos
(Letra y música.- Babelain)

Como un frágil peregrino
dudando entre las flores
oigo el sonido insano
de las campanas negras.

Háblame de relámpagos
y cómete tu manzana
Vuelve a besarme despacio
en la inocencia del alba.

Toco el hueso del árbol.
Me protejo del Sol Muerto.
Mientras espanto las moscas
descalzo entre los guijarros.

Háblame de relámpagos
y cómete tu manzana
Vuelve a besarme despacio

en la inocencia del alba.

2.- Ella



Ella
(Letra y música.- Babelain)

Estoy sentado/ en un banco del parque
esperando que aparezca/ con su vestido blanco
y llega tarde/ con la cara traspuesta
me dice que perdone/ se le ha estropeado el coche

Le digo: vamos a bailar/ o a tomar una copa
pero ella dice/ que prefiere ir a un MacDonald's.

Damos un paseo/ para quemar la grasa
y de pronto me dice:/ vámonos a Tenerife
le digo que no puedo/ que me he quedado sin blanca
que ya no me fían/ los angelitos de la banca

Ella se mosquéa/ porque no le hago ni caso
me dice que no la quiero/ y se me suelta del brazo

Le hago carantoñas/ pero se me hace la tonta
yo me pongo a bailar/ y se pone toda roja
nos vamos a la playa/ pero bajo las estrellas
ella saca un cesto/ repleto de magdalenas

Con la barriga llena/ ya no estoy para bromas

esperaré a otro día/ para amar a mi nena.
----

Link single y portada:


http://www43.zippyshare.com/v/xc9oUVWb/file.html

Babelain. El Blues del Peluquín. En un Suspiro.

|

Ilustración.- Mavi.

Penúltimo single para el Gran Reserva II.

1.- El Blues del Peluquín



El Blues del Peluquín
(Letra y música.- Babelain)

Paseando por Chicago
muy cerca de Santander
voy buscando a mi chica
que se me fugó ayer

Con un tipo de Wisconsin
que está cerca de Pekin
Este tipo estaba cachas
aunque lleva peluquín

Pero no encuentro a mi chica
yo no se donde andará
Como pille al de Wisconsin
una “jartá palo le voy a da”
Como pille a ese cachas
le voy a cantar este blues.

En Chicago hace viento
se le voló el peluquín
y mi ex chica sin pensarlo
se “jartaba” de reír

El tío cachas humillado
se entregaba a la bebida
Paseaba por Chicago
aburrido de la vida.

Ya no busco a mi chica
ni en Chicago ni en Pekín.
Estoy dándome un paseo
por el río Guadalquivir
más contento que unas pascuas
voy cantando este blues.

2.- En un suspiro




EN UN SUSPIRO
(Letra y música.- Babelain)

EL AGUA SE TRANSFORMA DE NUEVO EN PEZ
EL PEZ LLORA LA MUERTE
LA MUERTE DE UN ÁRBOL
UN ÁRBOL SE DESNUDA
SE DESNUDA BAJO EL CIELO
PEZ ÁRBOL CIELO

EL CIELO VIBRA CON EL CASCABEL DEL ÁNGEL
EL ÁNGEL DESPIERTA SUAVEMENTE AL GALLO
EL GALLO BAILA GIRANDO EN SILENCIO
EL GALLO BAILA GIRANDO EN SILENCIO
ÁNGEL GALLO SILENCIO

EL SILENCIO SUSPIRA DE PURO ÉXTASIS
EL ÉXTASIS SE REFLEJA DE LLENO EN EL AGUA

EL AGUA SE TRANSFORMA DE NUEVO EN PEZ
EL AGUA SE TRANSFORMA DE NUEVO EN PEZ
ÉXTASIS AGUA PEZ

Link single y portada:

Babelain. Testamento. Esos Ojos

|

Empezamos la Cara B del “Gran Reserva II” con este cuarto single

Para mi uno de los singles más completos de Babelain.

En "Testamento", para la parte central “a cappella”, quise contar con los hermanos Wilson de los Beach Boys, pero Brian tenía cita con John Landy, el psiquiatra que le salió rana; y Carl y Dennis ya habían muerto. Así que me lo tuve que montar yo solito (se nota, no?).

En "Esos Ojos" me apañé como puede con las dos pistas para el clarinete ya que Louis Sclavis estaba de gira y no tenía fechas libres. Así que tiré por lo sencillo, no había otra.

1.- Testamento


TESTAMENTO

(Letra y Música.- Babelain)
(El mundo es un pañuelo)

Oigo el canto hipnótico
Del pájaro Karaweik
Bebo un té de Tulsi
Bailo con los Masai

Sueño que me emborracho
En un bar de Paraguay
Canto un bolero triste
Del brazo de un Samuray

Cabalgo con los Mongoles
Al lado del Gengis Khan
Recito un mantra budista
Que me regaló un brahamán

Pasando por Oklahoma
Fui a casa de Woody Guthrie
Se puso a tocar el banjo
Y me dejó como un zombie


En un claro del bosque
Oigo como Platón
Dialoga con sus alumnos
Yo toco el acordeón

Y la reina Cleopatra
Se viste como Afrodita
Seduce al gran Marco Antonio
En una primera cita

En la torre de Babel
Me encuentro con William Shakespeare
El tipo me guiña un ojo
Y me dice “ser o no ser”

En el patio de mi casa
Mirando hacia el firmamento
Repaso mi vida entera
Y hago mi testamento

2.- Esos Ojos


ESOS OJOS
(Música y letra.- Babelain)

Esos ojos con esa luz
De niño entre la niebla
En la calle que va subiendo
Hacia la primera estrella
Bajo una danza de globos
Iluminados por la luna
Esos ojos que no saben
Lo que les depara el tiempo

Pero el libro ya está escrito sin remedio
Y aunque creas que tú vas abriendo el surco
Solo sigues esa senda ya marcada
¡qué ilusión creernos dueños del destino!
(Repetición)

Esos ojos que van buscando
De hombre entre los escombros
En la calle que desciende
Hacia el núcleo del átomo
Bajo una lluvia de vidrios rotos
Por la cólera del viento
Esos ojos que suspiran
Por olvidarse del tiempo

Pero el libro ya está escrito sin remedio
Y aunque creas que tú vas abriendo el surco
Solo sigues esa senda ya marcada
¡qué ilusión creernos dueños del destino!

Link con portada:




Babelain. Ya no hay remedio. Otoño

|

Tercer single para el “Gran Reserva II”


1.- Ya no hay remedio



YA NO HAY REMEDIO
Letra y Música.- Babelain

El grito se hace flor
Con su perfume plateado
Rebotando en el cerebro
De esta magnífica noche

Ya no hay nada que remedio esa extraña palidez
ningún rayo de sol vencerá esa resistencia
de ese baño que la luna te ofreció y no te negaste.

Nadie se opone a la luna
La miras y te enmudece
Ese camino en el mar
es dirección prohibida

Si te escondes de ti mismo
Te encontrará algún verdugo
Se reirá de tu imprudencia
Y lamerá tus heridas

Ya no hay nada que remedio esa extraña palidez
ningún rayo de sol vencerá esa resistencia
de ese baño que la luna te ofreció y no te negaste.

Ya no hay remedio, ahora es tarde
hay grietas en tu sonrisa
y la sombra de los líquidos
se derrama sobre la hierba

Ya no hay nada que remedio esa extraña palidez
ningún rayo de sol vencerá esa resistencia
de ese baño que la luna te ofreció y no te negaste.


2.- Otoño




OTOÑO
Letra y Música.- Babelain

AHORA ES DE DÍA/LA NOCHE SE DURMIÓ
DESDE TU ÚLTIMA LÁGRIMA/ LOS ÁRBOLES NO DAN SOMBRA
LOS PÁJAROS CALLAN/LAS HOJAS DEJAN DE TEMBLAR
EL VIENTO AMAINA/EL SOL NO QUIERE CALENTAR
TODO SE NUBLA/PIERDE EL COLOR
NADA SE REFLEJA EN ESTE TIEMPO/EN LOS ESPEJOS DEL SALÓN

VIENE EL OTOÑO/¿QUÉ NOS TRAERÁ?
SUEÑO CON FUEGO/HIELO Y SUDOR
OIGO TORMENTAS/ALGÚN RUMOR
OLAS QUE ROMPEN/EN EL MALECÓN
LOS DEMONIOS /SON DE CARTÓN
EN ESTE DESIERTO DONDE VUELAN/MARIPOSAS DE CRISTAL

HOMBRES QUE SUEÑAN/EN SOLEDAD
CUERVOS QUE GRAZNAN/ESTRELLA FUGÁZ
EN EL VALLE/SILBA EL TREN
LOS NIÑOS JUEGAN/EN EL ANDÉN
LAS PALABRAS/QUIEREN EXPRESAR
ESOS SENTIMIENTOS QUE SE ESFUMAN/COMO LA ESPUMA DEL MAR



Portada alternativa




Link con portadas


http://www55.zippyshare.com/v/sVQtBhjF/file.html




Falsa Alarma

|

Falsa Alarma
Cualquiera diría que estábamos debajo de una catarata, pero no. Llovía de cojones. No veíamos más allá de tres metros. Oí el pitido inicial del árbitro y alguien me pasó el balón, que llegó hasta mí dando saltitos rebotando en los charcos de agua. Comenzamos a avanzar hacia el campo contrario siguiendo nuestra estrategia habitual, es decir, sin ton ni son. Curiosamente, los contrarios parecía que se habían replegado hacia su área, como si nos respetaran. Cosas más raras hemos visto en nuestra larga carrera deportiva. Al fin llegamos a la portería contraria: ¡¡¡¡¡Estaba vacía!!!!

Es más, no solo estaba vacía, si no que no había redes. Le pasé el balón a nuestro goleador habitual (dos goles en veinticinco partidos). Entramos todos en la portería completamente empapados y con la mosca detrás de la oreja. Aquello era muy extraño, a los tres o cuatro metros empezaba una escalera de caracol hacia abajo, que se iba estrechando en forma de embudo, hasta llegar a un pasillo donde solo podíamos ir de dos en dos. Solo se oía el retumbar de nuestras botas al pisar el suelo de cemento. Al cabo de unos minutos llegamos a una sala iluminada con antorchas. Allí estaban nuestros contrarios, bebiendo champán, recién duchados y vestidos de fiesta; todos muy modernos, con sus peinados última moda y sus novias espectaculares.

Nos quedamos con la boca abierta, como si nos hubiéramos dado cuenta de pronto de que éramos imbéciles. Enseguida se acercó el capitán del otro equipo y nos dijo que parece ser que habíamos confundido el pitido de suspensión del encuentro con el del comienzo, y como no se veía ni hostia no nos dimos cuenta del error. Estábamos invitados a una copa después de la ducha y que sentían el equívoco; aunque nosotros creímos oír unas risitas burlonas por los rincones de la sala.

Cerramos nuestras bocas y en ese momento empezó a sonar una alarma; al principio la confundimos con la “Alarma Que Avisa Del Inminente Fin Del Mundo” y nos asustamos un poco, aunque no se porqué, si era el fin del mundo, para qué asustarse, se acabó la fiesta y punto pelota. Y sobre todo, ¿para qué serviría esa alarma, si no hay salvación posible? Ya habíamos confundido antes un pitido de suspensión de encuentro por el de inicio del mismo; así que aguzé el oído y descubrí que en realidad lo que sonaba era la alarma del despertador; me había quedado dormido soñando con gilipolleces. Qué cruz.

---

Safari Fotográfico