Soledad

|

SOLEDAD

¿Dónde estabas cuando me secuestró mi sombra?

¿Qué hacías cuando quebró la noche?

¿A quién cubrías cuando arreciaba el viento?

¡Siempre he estado contigo

Aunque siempre me ignoraste!

¿Dónde estabas cuando me hería la luna?

¿Qué hacías cuando sonó el Gong?

¿Con quién hablabas cuando me acerqué a la fuente?

¡Siempre he estado contigo

Aunque siempre me ignoraste!

¿Dónde estabas el día que empezó todo?

¿Qué hacías cuando callaron los pájaros?

¿Dónde estabas tú, bendita soledad?

¡Siempre he estado contigo

Aunque siempre me ignoraste!


10 comentarios:

Napi dijo...

¡¡¡Caminado con Soledad, eh Bab!!!! Y ella ni se entera.
Qué forma de dar en el clavo, amigo mío. Y el caso es que uno nace y se muere solo, pero . . . ¡como si no fuera con ella!
Un abrazote, Bab, sigues imparable

babelain dijo...

Pues había dejado esto un poco abandonado; con Viking de visita en casa hemos estado haciendo algo de turismo y alguna sorpresilla que él pondrá en su blog en unos días. Ya lo he dejado en el puerto de Málaga y mañana estará en su casa. Ha sido corta pero intensa.
Gracias por los comentarios, Napi; muy acertados (dando en el clavo).
Saludosssssssssss

Paco dijo...

¿Y no es bueno que te ignore la soledad? A no ser que fuese, en realidad, Soledad... Cuando la soledad está contigo, duele. Cuando te hiere la luna, tienes que buscarla. Buena y dolorosa amiga...

Freaky Boy Hood dijo...

Qu egusto leerte amigo, que placer me provoca tu remanso.. Esta vez remanso de soledad. Me ha costado años pero ahora la cuido y la mimo como antes no sabia. Es impresicindible hacerlo para saber compartiral despues.

Un abrazo grande amigo Bab

TSI-NA-PAH dijo...

Muy buenos tus textos, aunque no siempre comente ,siempre los leo.
Un abrazo

babelain dijo...

Paco, la soledad es imprescindible para mi (a ratos, claro). No es la soledad triste, es "la otra", la que te ayuda a conocerte y luego poder expresarte, no se si me explico.

Freaky, si, es verdad lo que dices, eso de cuidar y mimar a la soledad me viene muy bien.

Tsi, me alegro que leas mis cosillas; yo también entro casi a diario en tus blogs, y a veces comento, no siempre. Presentas unos "post" muy elaborados y jugosos.

Me alegra veros a todos por aquí de vez en cuando. Gracias por vuestra visita.

Saludosssssssssssss

vikingo dijo...

Yo creo que la soledad es de todos y de nadie. Creo que hasta ella misma esta sola. Aunque a veces nos visita y es buena "compañera"; y entonces ya no nos sentimos "solos". Vaya lio que me he armado yo solo con mi soledad.

Bonito poema, Bab. En busca de la soledad que nunca viene cuando se la llama. Y bonita foto de las hojas de parra silvestres de la que me hablaste.

On the road again!

babelain dijo...

Viking de nuevo en casa a pesar de la marejada. Cada uno entiende la soledad de distinta forma. Supongo que para unos será beneficioso y para otros no. Yo la necesito de vez en cuando; es una aliada.

Pronto tendrás lo prometido (si me sale medio decente jejeje).

Saludosssssssssssss

vikingo dijo...

Bab, perdona que te comente esto aqui. Ya encontre esa maravilla de disco que me recomendaste y que oi en el jardin de tu casa (no es lo mismo escucharlo aqui frente al ordenador), el de Nick Garrie. No he encontrado el 40th Anniversary que es doble CD, pero encontre otro que grabo el año pasado "49 Arlington Gardens". No es lo mismo, pero es muy tranquilito y melodico. Buscalo, quizas te guste tambien.

Saludos.

babelain dijo...

Lo haré, si es tan bueno como el otro, valdrá la pena. Gracias, Viking
Saludosssssss

Publicar un comentario