Querido Alberto III (último)

|

7:30 de la mañana. Desde la cama del hotel, Raquel, aún medio dormida y tras pasar una mala noche con pesadillas “dramáticas”  marca el número del móvil de Alberto. Alberto que también había pasado una noche de perros después del e-mail de ayer y que estaba afeitándose en ese momento, se limpia la espuma de la mejilla izquierda y coge el móvil:

-¿Raquel?
-mmm Alberto?... no se ni quién soy en estos momentos…
-Raquel, céntrate un momento, te lo ruego…
-Alberto, dentro de un rato voy a desayunar con Rubén, el director de teatro que te comenté ayer… y la verdad, lo que me propone es una aventura tan difícil de aceptar como de rechazar en estos momentos de mi vida…
-Raquel ¿tú sabes lo que estás diciendo?... creo que has perdido la razón momentáneamente. El estreno de la obra te ha desquiciado por completo…
-Alberto, eso ya me lo he dicho yo durante toda la noche, no hace falta que me lo repitas tú ahora…
-¿Pues que quieres que te diga? Nada…adelante…tíralo todo por la borda…
Suicida realmente a toda la familia…
-¡Alberto!…(sollozos)…
-No es momento para llorar, es momento para que salgas del estado de hipnosis ese en el que te has refugiado con la historia esa del estreno…
-Es cierto, estoy hipnotizada, mejor dicho, hechizada pero no se si quiero salir del hechizo…ya no se que es lo importante
-Raquel, el teatro es puro teatro, la vida es lo que importa…
-no sé qué parte pertenece a la vida y que parte al teatro…la línea que los separa es tan fina…

(En esos momentos, Raquel se toma un tranquilizante; los nervios y el cansancio de no haber dormido la estaban llevando a un estado lamentable.)

-Raquel, tú decides: El teatro (la tragicomedia diría yo) o la vida real…(pausa)
            -mmmmm…luego te llamo, Alberto, no puedo poner las cosas en claro, es inútil seguir discutiendo…hasta luego (cuelga y se tumba en la cama)

            (El tranquilizante que se ha tomado le hace efecto. Raquel, debido al cansancio acumulado, se queda profundamente dormida  y no puede acudir a la cita con Rubén. Cuando despierta, se da cuenta de que ya no hay remedio, Rubén habrá entendido que si no acude a la cita será porque ha decido no irse de gira con él. Se lava la cara para intentar despejarse, piensa que el destino ha decidido por ella, llama a Alberto de nuevo):

            -Alberto…
            -¿Sigue la tragicomedia o has recapacitado ya?
            -Alberto…cojo el tren al mediodía, llegaré de noche…creo que la vida ha ganado…
            - ¿Qué te ha hecho decidir?
            -Bueno…no se…se deshizo el encantamiento de repente…
            -Pues haz las maletas y no te compliques más, te espero en la estación
            -Hasta la noche…

6 comentarios:

babelain dijo...

Bueeeeeeno, pues eso es todo.

Saludosssssssssssssss

Ficus dijo...

Como siempre bab desmontandome los argumentos jejeje...
Andaba yo pensando "seguro que decide irse, pero en el último momento al llegar a la zona de embarque se arrepiente porque...", o "decide quedarse, pero al parar un taxi este le dice que esta fuera de servicio y que, a no ser que vaya a la zona del aeropuerto (que es donde vive el taxista)con lo cual se plantea..."
Pero a veces lo mejor de un relato son los giros inesperados, y mira tu por donde...

Un abrazote.

TSI-NA-PAH dijo...

Me ha gustado mucho lo de pesadillas “dramáticas”! Lo inesperado siempre es lo que mantiene en vilo la vida!
un abrazo
Ps: por cierto bonita serie de ilustraciones!!! Dos de ellas son con snaguina? o es lapiz rojo?
un abrazo again!

Napi dijo...

Y, al final, la vida tira por el camino de en medio y sorprende hasta al apuntador ¡con la ganitas que tenía Raquel de salir de gira! ¡Otra vez será!
Muy bueno, Bab, y muy lindos los dibus, Mavi.

Johnny dijo...

Así puede ser el azar del destino, mira, por ejemplo yo no esperaba este final. Me ha gustado mucho, de verdad, amigo Bab. Abrazosssssss.

babelain dijo...

Ficus, es que me gusta desmontar tus argumentos jejeje no, es broma, que ya tenía el final antes de que comentaras. Cualquier giro es inesperado siempre que no coincida con tus previsiones.

Tsi, a mi también me gusta lo inesperado, sobre todo si lo que surge es agradable, claro.
Si los dibujos de Mavi son con sanguina.

Napi, el apuntador apunta... pero falla jejeje y la historia tira por donde quiere.

Johnny, tampoco yo esperaba ese final, pero...
Me alegra que te guste.

Gracias a todos de parte de Mavi y mía.

Saludossssssssssssssssssssssssss

Próximamente publicaré un nuevo single que ya está en el horno.

Publicar un comentario