El Ministerio

|



El Ministerio

            Al entrar en la inmensa y sórdida sala, lo primero que se percibe es un gran desasosiego. Las paredes, techo, suelo, muebles y vestimenta del personal son de un blanco riguroso. No da la sensación de un hospital, es algo parecido a un laboratorio donde los que reciben son humanos con gestos de robots y con un idioma similar al de las máquinas que responden en los teléfonos. El que entra allí, enseguida adopta un estado casi de sumisión, de estar siendo perdonado todo el tiempo.

            Es el “Ministerio de Ideas y Proposiciones Novedosas”. Allí, todo el que quiera y se atreva, puede presentar sus propuestas e ideas novedosas ante alguna de las quinientas mesas preparadas para dicho cometido, con su funcionario perfectamente adiestrado para dicho cometido. Solo se oye un murmullo generalizado que proviene de los visitantes y una especie de sonsonete metalizado por parte de las respuestas de los funcionarios.

            Primero hay que identificarse ante el funcionario pertinente, luego, sin mediar explicación alguna por parte de este, se presenta la propuesta por escrito, cerrada en un sobre hermético, con los datos del visitante. Una vez entregado el sobre, el visitante debe esperar en otra sala contigua, igual de grande y con el blanco como único color visible en toda la sala.

            En esa sala, los aspirantes tienen que esperar a que suene su nombre por megafonía. Pueden ocurrir dos cosas: Después de nombrar a la persona, la voz metálica añada “proposición sin interés, gracias, inténtelo de nuevo”. O bien, que el mensaje sea: “Señor o Señora Tal y Cual, preséntese en la puerta tal dentro de quince minutos exactos.”
            En el segundo caso hay presentarse en la puerta indicada, donde una vez recibido por la funcionaria encargada (siempre son mujeres bellísimas, de gesto gélido, aunque aparentemente amables) el aspirante debe explicar la idea o la proposición que puede ser útil para la “Comunidad”. Si la proposición cuaja, tendrá descuentos importantes en los servicios que ofrece la Comunidad (transportes, educación, alimentación etc…) En ese momento, casi todos los aspirantes entran en un estado de nerviosismo, creyendo que su  propuesta no es lo suficientemente buena. Las funcionarias están sobre aviso y les ofrecen una píldora relajante con un vaso de agua. Después de unos minutos, el aspirante se encuentra en perfecta disposición para explicar su idea.

            En la gran pantalla de la sala de espera van pasando las últimas ideas que han sido aceptadas, para ir distrayendo a los aspirantes en su espera. Estas son algunas de las aceptadas hoy día 25 de abril de 2035 y que entrarán en breve en periodo de prueba:

           
·         NLGH propone que todo hijo e hija, cuando cumpla los quince años entre en el “Simulador” y tenga una experiencia “real” como padre o madre de un/una adolescente. Y al mismo tiempo, Todo padre o madre, antes de que sus hijos e hijas sean adolescentes, entren en el “Simulador” y experimente de nuevo su adolescencia y recuerden como era “aquello”.
Esto intercambio se puede extender a otros casos como hombre/mujer, mujer/hombre; rico/pobre, pobre/rico (en las primeras pasadas por la pantalla aparecía en esta propuesta el intercambio “político/pueblo llano; pueblo llano/político, pero luego desapareció de la propuesta por arte de magia)

·         MPRU propone que en la teletransportación  se admita 5 kilos de equipaje, los dos kilos se han quedado obsoletos ya que los dispositivos de trabajo de nueva generación imprescindibles para el correcto deambular por los distintos estados de la “Comunidad” sobrepasan los 4 kilos. Presenta también  una sencilla fórmula para cambiar el peso admitido en las cabinas de teletransportación sin gran desembolso económico por parte del Ministerio pertinente
·         JLPQ presenta un chip para implantar en la zona adecuada del cerebro que repare los traumas del pasado. Consiste en inocular un chip que cree recuerdos y situaciones ficticias de gran felicidad pero que son aceptadas poco a poco como “reales”, sustituyendo los malos momentos del pasado que han provocado distintos traumas en los pacientes. El propio JLPQ lo ha probado en sus hijos a los que vejó en la infancia y ahora no sienten el menor rencor hacia su preceptor, muy al contrario, han llegado a adorarle con locura.
·         HOGY presenta un invento con el que espera solucionar el creciente problema de los “sin techo” consistente en reciclar los…

En ese momento se apagan las pantallas, las luces de las salas parpadean, los funcionarios y funcionarias se ponen de pie en silencio junto a sus mesas  y por la megafonía se indica que en diez minutos el Ministerio cerrará sus puertas hasta el día siguiente. Cada día se presentan en el Ministerio una media de cincuenta mil propuestas, ideas e inventos  pero no son muchos los que pasan el “corte”. El aspirante que lo consigue pasa a formar parte de una élite a la que cualquier “mortal” desearía pertenecer.

8 comentarios:

babelain dijo...

Nuevas ideas, inventos, sugerencias...?
Saludossssssssss

Napi dijo...

¡¡¡Adios, Un Mundo Feliz!!! A lo que si habría que apuntarse en la distopía que habitamos, sería a los ejercicios de empatía que presenta NLGH.
Curioso relato antes de dormirme, Bab, y preciosa ilustración, Mavi, muchas gracias.

Napi dijo...

Y digo "Adios" por no decir: "Joer"

Ficus dijo...

Que extraño que el intercambio “político/pueblo llano; pueblo llano/político desapareciese de la pantalla como por arte de magia jejeje...

Yo propondría, como en el dormilón de Woody Allen, la creación del orgasmatrón y la bola magnética de agarrar cogorzas.

Si las funcionarias son como las pinta Mavi, realmente si parecen bellas.

Un abrazote.

babelain dijo...

Que pillín eres, Napi, te apuntas al Simulador jejeje

Saludosssssssss

babelain dijo...

Ficus, es raro que desaparezca lo de Político/... verdad?

Buenas propuestas las de agarrar cogorzas y lo del orgasmatrón, veremos si pasan el corte.

El dibujo no representa a las funcionarias, se supone que es una mujer en el Simulador volviendo a su época de adolescente.

Saludosssssssssssssssssss

Chupi dijo...

Un enchufe de Obama o Merkel se necesita.
Jaaajajaja.
Saludos.

babelain dijo...

A Merkel si que la metía yo dentro de un enchufe, mas que nada...por joder, como ella a nosotros. Chupi. Gracias por pasar.
Saludossssssssssssss

Publicar un comentario