I want you

|

I WANT YOU

Estaba algo cansado. Llevaba unas tres horas de viaje en mi vieja Harley cundo en los alrededores de Duluth, Minnesota, vi a un lado de la carretera a unos cuantos mochileros sentados en el suelo a la puerta de una especie de viejo almacén que parecía abandonado. Paré la moto y entré en aquel lugar. Atardecía y por los grandes ventanales laterales entraba un sol tibio que iluminaba débilmente una estancia cargada de humo. Había mucha gente de aspecto desgarbado, autoestopistas, vagabundos, beatnicks… que se sentaban en el suelo, apoyados en las paredes y escuchaban en silencio respetuoso a un músico que tocaba la guitarra al fondo del almacén, sentado en el suelo, como ellos, con su guitarra y su armónica. ¡Era Bob Dylan! si, al principio me pareció una broma o una alucinación, pero no, era ¡EL!

Estaba tocando en ese momento un tema de su disco “Another side…” concretamente “All i really want to do”, terminó la canción, carraspeó un poco y alguien le pasó un cigarrillo. Siguió con otra canción, “Black Crow Blues” y luego con… me di cuenta que estaba tocando toda su discografía correlativamente. Busqué un sitio lo más cercano a él y me senté en el suelo. Pude ver enfrente de mí a Ginsberg que garabateaba en un cuaderno de forma febril. Sin darme cuenta me había sentado al lado de un tipo que en ese momento roncaba y que al fijarme bien en su cara y su pelo alborotado y sin peinar desde hacía varios años, pude constatar con gran sorpresa de que se trataba de Gregory Corso. De vez en cuando, alguien pasaba con bandejas de sándwiches y jarras de té que repartía entre los presentes. Ahora le tocaba el turno a “Girl from the north Country”, Johnny Cash que surgió de las sombras con su camisa y pantalón negros, la cantó un dúo con Bob. Luego desapareció en la oscuridad. Un vagabundo me ofreció una cerveza y yo le di un cigarrillo, me preguntó muy bajito si yo era inglés, le dije que no, que era español, pero que lo mismo podría haber sido congoleño, creo que no me entendió, pero se rió un buen rato.

Bob paró de cantar y se echó a dormir una siesta. Momento que aprovechó Tom Waits para levantarse, dar unos pasos de baile marca de la casa, lanzar el sombrero al aire, intentar cogerlo, pero se le cae al suelo, hace una pirueta muy digna, lo recoge del suelo, se lo pone y sale por la puerta de los servicios. Aprovecho para estirar las pierna y descubro en una esquina a un tipo bebiendo a morro de una botella de tinto barato, era Jack Kerouac; lo saludo con la mano, me parecía que lo conocía de toda la vida, el soltó un pequeño gruñido y siguió acariciando a un gato que estaba enrollado a sus pies. Bob despertó de su siesta y continuó con las canciones por orden cronológico. Solo con su acústica y su guitarra pero había canciones en las que se podía “oír”, no sé si eran imaginaciones mías, el teclado, la eléctrica, el violín etc…

Atacó “I want you” y casi se me saltan las lágrimas, entré en trance, aquello era algo mágico, irreal, la gente estaba como hipnotizada; parecía que en cualquier momento alguien chasquearía los dedos y todos despertaríamos de aquel sueño maravilloso; pero Bob seguía y seguía incansable, tema tras tema, con pequeñas pausas para tomar un poco de té o un bocado.

Así, canción tras canción, transcurrió un tiempo que no sabría medir. Después de tocar el último tema de su último disco, guardó su guitarra en la funda y la armónica en el bolsillo, se levantó, fue hacia la puerta y salió a la luz del día. Nosotros nos quedamos en aquella semi oscuridad un rato más, en ese estado hipnótico; nadie quería romper el hechizo…


19 comentarios:

babelain dijo...

Soñar es gratis. Lo digo por el relato. Hace unos años vi un concierto de B. Dylan en la plaza de toros de Málaga. El momento álgido de la noche para mi fue su interpretación de "I want you"; la tengo grabada en algún sitio de mi cabeza como algo irrepetible y mágico. ¿Se nota, no?.
Saludosssssssssssssss

TSI-NA-PAH dijo...

Maravilla de sueño, muy similares a los mios! Eso de un viaje a lomos de unavieja Harley por los alrededores de Duluth! Suena celestial amigo!
un abrazo
Tsi/Jesse

Napi dijo...

Lindo el sueño, Bab, casi parece que puedo escucharte con tu acento de boquerón:
"vuelvo a la Reina de Espadas
Y a hablar con mi doncella
Ella sabe que no tengo miedo de mirarla
(. . .) porque el tiempo estaba de su lado
Y porque yo. . .
And I Want You"

Y excelente la ilustración, en la que me he parado un rato a disfrutar de la textura de la penumbra marrón.

Gracias por estos momentos tan agradables, pareja.

vikingo dijo...

Joer Bab, que maravilla de sueño, de esos de los que no te gustaria despertar nunca, aunque mejor si para contarlo despues. Como la ilustracion de Mavi, con todo lujo de detalles. Al verla al principio me ha recordado a aquella foto en tu buhardilla en Malasaña donde tocabas la guitarra. Y hablando de tocar: "I Want You" es una de las canciones que mas me gustan de Dylan, ya la oigo en una version made in Babelain...

Paco dijo...

Vaya, Bab, I want you da para muchos sueños. Además, en el sitio y con la gente adecuada (qué pena que no estuviéramos nosotros por allí, con Ginsberg, Kerouacs,...). Estaría bonita una interpretación de Babelain haciendo ese temilla mágico...
Esa ilustración de Mavi es maravillosa.
Un abrazo.

Freaky Boy Hood dijo...

Bonito sueño... Yo me monto cada jam poetico musical en los dominios de Orfeo que ni te cuento.

Un abrazo.

lu dijo...

Me apunto a tu sueño con los ojos cerrados, Babelain. Y a escuchar esa versión de "I want you", eeeso!
Besos!

babelain dijo...

Gracias Tsi/Jesse; la próxima vez te aviso y vamos juntos

Napi, mi acento es "caballa" de la parte de Cambridge. No soy "boquerón", que conste.

Viking, buena memoria, es verdad que se parece a esa foto que comentas, al verla de nuevo me la ha recordado.

Paco, y ya contesto también a Viking, una versión de I want you la va a hacer quien yo me se jejeje; como diría Napi, demasiada "letra" y cantarla con mi acento sería un atrevimiento de los gordos. Oye, Paco, me acordé de ti cuando Dylan empezó a cantar If not for you, creía que apareciría George Harrison para cantarla a dúo con él, pero creo que estaba en la India en ese momento.

Freaky, pues cuéntate alguno, no?

Lu, ya sabes, donde sueña uno, sueñan dos o tres...Si te gustan las versiones, en el post anterior me atreví con el Turn Turn Turn de The Byrds (valor que le echa uno al asunto).

Gracias y saludosssssssssssssssss a tod@s

Freaky Boy Hood dijo...

Un dia de estos que este inspirado... Jajaja

ficuscactus dijo...

Bonito sueño babe.
Dylan amenizando la velada y parte de la generación beat contemplando la escena.
Seguro que Burroughs también andaba por allí, pero tu estabas tan ensimismado con las melodías que no acertaste a verlo je, je, je…
Felicita a Mavi por la ilustración.
Se me ha “pegao” la cancioncilla, Iwant you tan-tiro-ta, Iwant you tan-tiro-ta, Iwant you tan-tiro-ta, I want tou…


Abrazotessssssss.

babelain dijo...

Burroughs no solía ir a estos "eventos", seguramente estaría en Tánger rebuscando por el suelo cuartillas escritas del "Naked lunch" para continuar con la historia.
Saludos, Ficus.

mar-abunta dijo...

I want you es una de mis favoritas de Dylan.
Gracias por el regalito en mi blog Bab...me ha encantado. :)

Encarna Gómez dijo...

Perdona mi intromisión, pero me ha parecido tan maravilloso tu relato y mientras lo leía, estaba tan inmersa en él que si alguien me hubiera preguntado, en esos momentos habría seguido dando detalles del lugar, jaja, eso sí, sin tu gracia y tu armonía escribiendo. Gracias, por hacer público estos lindos escritos.

babelain dijo...

Y mía también, Mar. De nada, la foto me inspiró; me gustó mucho y me lancé a divagar.

Encarna, me parece que te he leído en algún blog, ¿puede ser el de Napi, El Dedo...? Siempre gusta ver a alguien nuevo que entra y comenta y si encima le gusta lo que lee, miel sobre hojuelas.
Gracias a ti por la visita y el comentario.

Txals dijo...

Bonito sueño, por un momento también creí estar sentado en ese viejo almacén escuchando a Dylan rodeado de tal realeza.
Saludos

babelain dijo...

Gracias, Txals; está bien eso de compartir sueños. Por cierto, no tengo una Harley, pero tengo una Vespa. No es lo mismo pero tiene su "punto" no?. Tampoco he visto a Dylan en Minessota, pero lo vi en Málaga.
Saludossssssssssss

Paco dijo...

¡Qué bueno, Bab!, yo estuve yendo a trabajar en Vespa (de mi cuñado) un par de años.
Ya me bajé (soy más pesao que el megaupload ese) el single y pude escuchar tu versión del Turn al cubo. Muy bonita, has conservado la esencia (melodía, armonías y guitarras cristalinas, aunque creo que no tienes ninguna Rickenbacker). Muy Byrds, tienes un registro parecido al de McGuinn.
Un abrazo.

vikingo dijo...

Por todo lo leido en este post, y aunque el tema tenga mucha letra...no se hable mas... desde aqui insto a Babelain a hacer una version de "I Want You". Todos lo queremos, entonces ¿a que esperas? Si sabemos que te saldra niquela. Es muy sencilla; dominas la armonica, el teclado, sabras dominar con muy poco esfuerzo esa letra. Vamos Bab, tu puedes.

babelain dijo...

Paco, no tengo una Rickembacker de 12 cuerdas, utilicé un efecto Pitch+Rever con mi Fender de toda la vida. Gracias. Que bien eso de tener un registro parecido a R. McGuinn, ¡que cosas me dices, Paco! pero mi amigo Viking ya se te había adelantado y me dijo lo mismo jejeje.

Viking, Viking, no me tientes que estoy liado con otra (canción) que nada tiene que ver. Es una canción "atípica" de un gran grupo. No se si podré con ella. Ya veremos.
Saludossssssssss

Publicar un comentario