El Primer Beso (I) Relatos cortos por entregas

|

(Os presento una serie de cuatro relatos cortísimos por entregas, escritos de forma muy sencilla, como si un padre quisiera contar a sus hijos junto a la chimenea, historias de su infancia y primera juventud. No os creáis todo lo que aquí se cuenta, ¿o sí?, vosotros sabréis. Por si las moscas he cambiado los nombres de los protagonistas.)

(I)

El primer beso

Mi amigo Antonio me invitó al chalet de sus padres en las afueras a ver películas de Charlot. Algunas noches sacaban una pantalla gigante al jardín y este se convertía en un cine de verano, con sus padres, abuelos, hermanos y hermanas y algún amigo. En aquella ocasión, su hermana Lola se sentó a mi lado; tendríamos unos once o doce años. En un momento de descuido, Lola me cogió la mano, acercó su boca a mi oreja y me dijo ¿quieres ser mi novio? Me quedé de piedra. Creo que no contesté nada, al menos no lo recuerdo, solo sé que aquello quedó sellado, con Charles Chaplin como testigo. ¡Lola y yo éramos novios!

Me quedé a dormir en casa de mi amigo Antonio. A la mañana siguiente dimos un concierto en el jardín para sus familiares y amigos. Antonio era el “batería”, usaba unas latas grandes de Cola Cao como tambores y yo tocaba un “clarinete” de cartón negro brillante con las llaves plateadas (hojalata) y la boquilla de pasta. El repertorio consistía en “Cuando calienta el sol aquí en la playa, siento tu cuerpo vibrar cerca de mi…” o aquella versión de Les Surf de “Be my Baby”: “Sin preguntar quién eras, me enamoré y seas tú quién seas, siempre te querré… por eso tú, tú serás mi baby…” y otras por el estilo.

Triunfamos en toda regla y luego nos fuimos a jugar a policías y ladrones. En un lugar apartado, Lola me sorprendió otra vez; yo estaba de pié con la espalda contra un muro y ella me acorraló con sus dos brazos apoyados en la pared para no dejarme escapar. Acercó rápidamente sus labios a los míos y me besó sin darme tiempo a reaccionar. Aquello era como en las películas, se veían estrellitas, el calor subía por el estómago hacia la garganta, mi cara ardía. La inocencia pura y casi imposible de la infancia nos envolvió.

El juego siguió. El tiempo pasó y a Lola la llevaron a un colegio interno en la península. Lola se las traía para ser una niña en aquellos tiempos. Estuvimos unos meses carteándonos y la cosa se fue olvidando…

14 comentarios:

babelain dijo...

Cuatro relatos cortísimos. Cuento de nuevo con la colaboración de Mavi para las ilustraciones.

babelain dijo...

Los iré poniendo cada dos días mas o menos.

Napi dijo...

Mu lindo el evocador relato, Bab. La Lola esta debía ser de las de "armas tomar" ¿verdad? No he podido evitar el recordar a su homónima de la copla:
"A los que sufren el mal de amores
sin ser ni bruja ni curandera,
los pone buenos de sus dolores
Lola Lolita la Piconera"

Y de la ilustración, la verdad es que no sé muy bien qué decir sin que mis palabras suenen manidas; la excelente proporcionalidad, la ingeiosa elección de los colores, la profundidad psicológica de las figuras, las técnicas usadas . . . ¡Joer Mavi, no dejes nunca de hacer preciosidades como esta!
Muchísimas gracias a ambos, seguiré con ilusión esta línea de relatos.

vikingo dijo...

Yo creo que las niñas siempre han sido mas lanzadas que los niños. No solo Lola. Me has hecho recordar mi primer beso con mi primera novieta del cole, que duro bastante mas que la tuya. Fue ella quien se animo a ese primer beso, fue en un rellano de las escaleras del cole y tambien vi esas estrellitas y hasta senti un mareo placentero, nunca lo olvidare. Quede K.O.
Bonito relato Bab (ya haciendo tus pinitos con la musica) y magnifica la ilustracion de Mavi, con estrellitas incluidas. Refleja fielmente lo dicho, las niñas son mas espabiladas, de toda la vida, jeje.
Gracias a los dos.

babelain dijo...

Pues si, Napi, Lola era de las que recluían en colegios internos, lejos de sus casas porque no podían con ella.

Viking, los "primeros besos" son bastante parecidos, no? Las niñas atacaban cuando y donde querían. Ahora supongo que también es así. ¡El sexo débil!

Mañana pongo el capítulo II. Mavi ya ha terminado los cuatro dibujos. Subirá un poco de intensidad al final, pero ya digo que son relatos muy sencillos. Gracias de parte de Mavi y mía.
Saludosssssssssssssss

vikingo dijo...

Pdta.: Fijate si duro mi relacion con aquella primera niña, que una vez terminado el colegio, ella se puso a trabajar como dependienta en una tienda de perfumeria y variedades, incluso vendian discos y me regalo el primer vinilo de los Beatles (que luego perdi al prestarlo). Pero nuestra relacion se fue apagando por falta de vernos y finalmente se caso con otro y vi como se iba en el ferry en su luna de miel mientras yo despedia a mi hermano que se iba en el mismo barco para el servicio militar, agarrado de la mano de mi actual mujer... sus ojos me miraban y yo la miraba a ella como expresando lo mucho que ambos habiamos perdido al no estar juntos. Es una chica a la que he vuelto a ver, pero ya no es lo mismo, en su rostro adivine una ajetreada vida. Aun la sigo queriendo. Ejem, creo que algo de esto ha leido Napi en otro blog. Pero no me importa, me libero sacando a relucir estas viviencias. Ella fue la primera que me beso y a la primera que ame, con ese amor de niño, tan distinto al amor de adulto.
Perdon por ser tan visceral o como quiera que se llame.

babelain dijo...

Pues sin apenas darte cuenta has escrito aquí tu relato de tu primer beso, o sea que nada de pedir perdón por ser tan "visceral". Encantado de haberte sonsacado esos recuerdos. Seguiremos, no? jejeje.
Gracias Viking. (El disco de los Beatles seguro que te lo volviste a comprar, a que sí).
Saludossssssssssss

vikingo dijo...

Por supuesto Bab, "Please Please Me" es imprescindible.

Paco dijo...

Creía que te había dejado un comentario pero, por lo visto, no ha sido así. Interesante relato. Se tenía que llamar Lola... y la tuvieron que mandar a un colegio interno. Por cierto, a mí también me encantaba el Be my baby de Les Surf. ¡Qué emoción los primeros cosquilleos...!
Un abrazo.

babelain dijo...

Paco, aquí conocimos ese tema por Les Surf pero cuando descubrimos el original nos tuvimos que quitar el sombrero. Be my Baby de The Ronettes/Spector es una de las mejores canciones que he oído en mi vida (y ya es larga). El amigo Brian Wilson de The Beach Boys, en sus memorias dice que la oía cada día, estaba obsesionado con ella. Veo que oíamos los mismos temas en nuestros tiempos.
Gracias por la visita y el comentario.
Saludosssssssssss

Johnny Dibud dijo...

El primer beso no se olvida y el primer paso como apuntan arriba casi siempre lo daban ellas, es curioso.

A la tarde con más tiempo bucearé por este lugar. Recibe mis saludos, amigo de Los Cheyenes, etc.

babelain dijo...

Grata sorpresa, Johnny. Ampliaremos nuestras redes; también intentaré esta tarde entrar en tú blog y ver que se cuece por allí; te enlazaré en blogs favoritos. Nos hacen falta días de 40 horas para poder verlo todo; lástima de tiempo.
Gracias por tu visita; no hay muchos fans de Los Cheyenes, por desconocimiento, creo.
Saludossssssssssss

Anónimo dijo...

No está mal

babelain dijo...

Anónimo, si mi padre no hubiera muerto ya hace muchos años, creería que el "Anónimo" era él y el comentario "No está mal" era suyo. Él era riojano, de Logroño.

Gracias por la visita.

Saludosssssssssssss

Publicar un comentario