No se parecía en nada a una flor

|
(Ilustración.- Mavi)

No se parecía en nada a una flor
ni al otoño
Por no parecerse
no se parecía en absoluto
a una bailarina en el bosque
que bebe rocío en su copa
mientras los faunos suplican sus besos

Por supuesto, tampoco se parecía
a un torbellino sonámbulo
que acaricia a su amante de noche
y arde luego sobre la cama
olvidándolo todo al instante
Ni, claro está, a una diosa celosa
que castiga a Eco, la ninfa
robándole la voz

Por parecerse a algo
puede que se pareciera
a ese astro que silba a escondidas
inéditas melodías celestes
en la ribera del río
y que nadie ha visto

Es posible que tuviera cierta semejanza
con un ave inocente
eclipsada por su propia melancolía
O con un sueño donde la luz
se funde con el silencio
y ya nada es lo que parecía ser


8 comentarios:

javierfuzzy.blogspot.com dijo...

La primera lectura me pareció corta, un EP en vez de LP para entendernos. En la segunda, encuentro más música, más imágenes. La ninfa Eco parece que recoge las voces de las primeras estrofas y las eleva hacia la luz, hacia el cielo. La última línea me descoloca..., ¿acaso se trata de eso?
Saludos,

babelain dijo...

Javier, John Ashbery, "el mejor poeta americano vivo" (que ya no vive, murió en 2017) decía: «La principal preocupación del poeta es dar vida a la obra de arte de tal manera que resulte imposible intentar explicarla». Esto puede que no venga a cuento aquí, pero queda bien ¿no?
De todas formas, me gusta tu interpretación. Si te descoloca la última línea no es porque tenga la intención de descolocar; solo que ha salido así. Ya sabes, misterios sin resolver.
Gracias.

Saludossssssssssss

Rick dijo...

Leer estas estrofas poco después de haber leído "otra cosa" hace unas horas me priva de la facultad de valorarlas con racionalidad, aunque tal vez no estén relacionadas. De todos modos, tanto si lo están como si no, esa combinación de las dos primeras relatando una sucesión negativa seguidas por las otras dos de espíritu "tal vez", todo ello en tiempo pasado, le da al conjunto un irremediable aire nostálgico. A juego con la ilustración, por cierto...

Saludos mil.

babelain dijo...

Qué estarías leyendo antes de entrar aquí, Rick. Bueno, yo no sé si estos poemas pueden valorarse con racionalidad. De eso no entiendo ni papa. Ya sabes que soy bastante "montaraz", o "asilvestrado". Agradezco el intento. Y la ilustración me encanta. Bueno, yo no soy imparcial.
Saludosssssssssss

Juanjo Mestre dijo...

No se parece a muchas cosas pero es una poesía excelente. Abrazosssss.

jose kortozirkuito dijo...

Yo tambien queria empezar por¨no se parece´No se parece a nada que no destile belleza por los cuatro costados,preciooooooso,mmmm riquisimo y el dibujo me ha dejado pegaditA a la pantalla,esa personaja me encanta,es tan ,tan tan,¡no se ¡...no se que se parece pero es hermosa,y punto
MARISEBIMARAVILLADA
OS PASO AL PEPE A VER QUE LE SALE DEL CABEZÓN ,¡¡MUAK¡¡

Hola, pues te ha salido muy bucólico pastoril que se dice y lleno de belleza. Entenderlo, entenderlo, como siempre no, pero ni falta que hace.
Mención especial al dibujico, ¡vaya artistaza!
Zaludozzzzzzzzzzz
Jose

babelain dijo...

Gracias, Juanjo.

Saludossssssssss

babelain dijo...

Pues muchas gracias, Sebi. A mí me parece bien que os gusten el dibujo y el texto. Veremos que dice el Pepe.

Jose, entender, lo que se dice entender, no lo entiendo ni yo, que lo he escrito. Y eso, ni falta que hace. Ahí lo dejo.

Gracias a los dos.

Saludosssssssssss

Publicar un comentario