Impulsos pasajeros.

|

Once de julio

Impulsos pasajeros

                El Insigne Científico de Moda y el Primer Capataz Mundial llegaron de improviso a la sala. Venían acompañados del Verdugo Certero. El Científico señaló a un hombre que estaba junto a nosotros. Respiramos hondo. El Capataz ordenó al Verdugo que atara al señalado. Luego salieron con él de la sala caminando enérgicamente.

                Tras la arbitraria intervención, silencio absoluto. Los que aún quedamos nos consideramos gente con suerte. ¿Hasta cuándo?


                Sin ninguna explicación lógica, mi compañera y yo, conseguimos escurrirnos a otra sala en un piso inferior. Una sala aséptica, con mobiliario combinando cristal y metal. Allí encontramos, sentados ante sendas mesas de trabajo, a nuestros amigos Blanca y Luis. Nos reciben sorprendidos y nos dicen que en esa sala estamos fuera de peligro. Además, añaden, al Gran Científico se le pasa pronto ese afán de diseccionar e investigar con humanos. Son impulsos pasajeros.


_______

Safari Fotográfico





















6 comentarios:

Javier de Gregorio dijo...

Confío en que ninguno de los elegidos hayan sido los fotografiados. No os fiéis del Gran Científico, a pesar de esas momentáneas pájaras, volverá a las andadas.
Saludos,
JdG

Rick dijo...

Espero que Blanca y Luis sean de confianza, y no agentes al servicio del Científico. Es una historia muy de sueño, con esos dos planos verticales tan diferenciados: el peligro arriba y la tranquilidad abajo.

Lasfotos, tan interesantes como siempre. Me ha hecho gracia el señor de la rasta-repollo en la cabeza, pero aún más esa encantadora oferta de figuritas kitsch. Ya no se ven tanto como antes.

babelain dijo...

Javier, no me fio ni un pelo del Gran Científico. Los del safari no tienen ni idea del asunto. Ni siquiera se han enterado de su captura fotográfica.

Saludosssssssss

babelain dijo...

Rick, Blanca y Luis son de máxima confianza. Y a pesar de todo no me fío del Gran Científico.

El tipo de las rastas repollo era todo un personaje. Hay variedad en el rastrillo los domingos. Y algunos puestos son muy curiosos, como ese de las figuritas kitsch.

Saludossssssssss

jose kortozirkuito dijo...

JOOOODER,CON LOS IMPULSOS PASAJEROS,LE PODÍA DAR POR JUGAR A LA OCA,Y VOSOTROS QUE DEMONIOS HACIAIS ALLÍ ¿NO ESTARIAIS MEJOR EN LA PLAYA COMIENDO PESCAITO EN UN CHIRINGITO?SI ES QUEEEE,LUEGO QUE SI UN LOCO TE HA DISECCIONADO,...EN FIN TE PASO AL PEPE A VER COMO LO VE
DE EL SAFARI,SSSSTUPENDO COMO SIEMPRE,LA ABUELA TIENE GANCHO,EL DE LA COLIFLOR EN LA CABEZA MUY BUENO,PERO EL GUAPIN DE LA CAMISA A RAYAS GRISES Y NEGRAS,¡¡ES DE UN BONITO¡¡

LAMARISEBI,BUENAS NOCHES

!Como se pone la peña por unas disecciones de nada!, si además es de lo mas placentero, creo que todos lo tendríais que probar.
Lo de las afotos, veo que empiezas tu nueva etapa luminosa, con esos cielos atan azules, que no parecen tuyas.
Vaya personal hay en ese mercadillo, tengo que ir un día para ver si toda esta gente pulula por ahí, aunque con mis pintas no se si me dejarán entrar, pero...¿No va nadie con camisa de cuadros, pantalón de tergal y bien peinado?
Zaludozzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz
El último pedazo de Jose

babelain dijo...

Sebi, los sueños, sueños son.
A la abuela del pañuelo ya la he sacado alguna vez más. Tiene gancho. Y le hablaré de tí al de la camisa a rayas, a ver si cuela.

Jose, cuando hay mucho sol no necesito apenas editar las fotos, como en este caso. El problema viene cuando no hay sol, añadido al encuadre desde la rodilla, a ojo de buen cubero y la "víctima" y yo estando en movimiento. ¿Cómo se come eso? Pues retocando un pelín aquí, otro allí con algunos efectos. De ahí esos cielos extraños. Y para colmo, mi editor de fotos es de esos gratis y muy sencillitos. No doy pa más.
Si vienes, te doy un pase especial para que te dejen entrar. Tú eres muy elegante para este antro de perdición que es el mercadillo de los domingos.

Saludosssssssssssss

Publicar un comentario