Babelain. Rarezas. Coro 127. Instrumental

|

(Jack Kerouac y Neal Cassady)


Coro 127 es un poema de Jack Kerouac. En el CD Dulce Decadencia publicamos este tema pero en versión cantada. Ahora, convertido en instrumental y añadiendo algo de teclados y armónica, lo incluimos en la sección de rarezas.   



https://mega.nz/#!MtMm1CZK!hsUkn1j6MxRbzaw0FwJQYDiytr8Nf4YK7BCc1bEBrIs

(Ginsberg y Kerouac)

(Donlin, Cassady, Ginsberg, La Vigne y Ferlenguetti)

(Burroughas y Kerouac)

4 comentarios:

antonilópez dijo...

Hola Babelain:
He leído las novelas de Kerouac y algún poema de Ginsberg, y te voy a recomendar un libro que encontré por casualidad en la cesta de las ofertas de la sección de libros de un hipermercado de Carrefour, hace dos veranos, y que me encantó. Se titula Otra vez en la carretera" Te copio y pego el texto que viene como introducción":

"El autor, un periodista italiano, recorre en coche el itinerario que siguió Kerouac en su célebre libro En el camino. Acompaña sus impresiones sobre los lugares por los que pasa con comentarios sobre la música que va escuchando (Bob Dylan, Grateful Dead, Joe Ely…)."
https://www.casadellibro.com/libro-otra-vez-en-la-carretera/9788498721324/1228344

Hazte con él. te va a encantar.
El instrumental, cojonudo. Enhorabuena.

Un saludo.
Antoni.

Rick dijo...

Ay, qué tiempos. La carretera de Kerouac era como una biblia para los de nuestra quinta (y más quintas, supongo). Luego ya Ginsberg y Burroughs iban más por rachas (sobre todo este último a vaces no había dios que lo entendisese), pero en conjunto me recuerdan -aunque sea otro estilo muy distinto- a la fauna de la Factory en la época de Warhol. Tienen tanto valor simbólico como artístico, o tal vez más.

Este instrumental tiene un estructura que parece pensada precisamente para que vaya una voz encima, son un desarrollo bastante homogénero. Como siempre, lo mejor son las cuerdas y los arreglos de conjunto: vale que no quisieses ejercer como músico profesional, pero como productor o técnico de sonido te iría muy bien porque este tipo de estructuras no creo que haya mucha gente hoy en día que sepa hacerlas.

babelain dijo...

Hace unos días compré un libro en "Casa del Libro" ("La vida perra de Juanita Narboni" que ya tenía en mi biblioteca pero algún "amigo" se lo llevaría "prestado"). Si lo llego a saber antes hubiera pedido este también. La próxima vez será, parece interesante.

Gracias por el comentario y el aviso.

Saludosssssssssssss

babelain dijo...

Rick, parece que si, que lo que rodeaba a la Factory tenía un valor simbólico (aunque no tan literario) parecido a la Beat Generation. A mí el que más me "pone" de toda esta gente es Paul Bowles, que, por cierto, también era músico.

Y el instrumental ya comentaba que no era tal. En principio fue canción medio cantada medio recitada del poema de Kerouac; luego reconvertido en una especie de banda sonora de alguna historia con recuerdos borrosos.

Se agradecen tus palabras, pero prefiero seguir en el plano amateur, más que nada por no terminar con una colgadura tipo Phil Spector (salvando las inmensas distancias, claro), que bastante tiene con lo que tiene. Admirable como productor y arreglista, pero como persona ...

Gracias.

Saludosssssssssssss

Publicar un comentario