Babelain. Rarezas. Música para Tabernas y Tabernáculos.

|

En el año 2009 mi amigo Paco Cumpián me dejó un Harmonium de la India, de esos que con una mano se le da al fuelle y con la otra se tocan las teclas.


Yo tenía unas tablas indias que me había enviado desde la India  mi amigo Pepe el Gitano. hacía ya tiempo.

Y con instrumentos de mi arsenal privado: Pandereta, Címbalos, Vioín (tocado con púa) etc...




... me puse a ver qué salía. Y salió esto. Este instrumental formó parte del CD “La Jungla”, con el que inauguramos el blog y que sirvió de música de “ambiente” para la exposición del escultor y amigo Robert Harding.




https://mega.nz/#!Ql0CUJaR!TXPm0SDBSlAG1_LLWuO9qSVi3uocvuUDP48LHBsl2xU


8 comentarios:

Rick dijo...

Es una pieza redonda; y aunque la música india me acaba cansando un poco, siempre me ha gustado escucharla en pequeñas dosis, como si fuese un dulce muy reconcentrado del que no se debe abusar.

Había escuchado muy pocas veces el armonio en la música india. Ya sabes, aquí tuvo bastante éxito el sitar y las percusiones en general, pero no recuerdo ahora mismo ninguna pieza concreta con ese instrumento.

Lo dicho: una delicatessen. Con más nivel que la mayoría de lo que grabaron los hippies occidentales en los años 60, por cierto.

antonilópez dijo...

Hola babe:
Pues a mi me suena cojonudo, ese Harmonium da mucho juego y el violín con púa se asemeja crea un sonido pseudo sitar muy logrado. Todo muy chulo y muy hippie, como a mi me gusta.

Saludotes.

Antoni

jose kortozirkuito dijo...

Hola Bab.
Pues el tema suena bastante bien y eso que ya sabes que a mi no me va mucho esa onda, aunque aquí se puede aplicar eso de "no solo de garage y psych vive el hombre".
Yo creo que Antoni ya se la habrá apuntado para su "Raga-Collection".
Zaludotezzzzzzzzzzzzzzzzzz
Jose

babelain dijo...

Gracias, Rick. Recuerdo los ciclos de cine en La 2 a finales de los 60, principios de los 70, cuando solo había dos cadenas de TV. Uno de esos ciclos estaba dedicado al cine de la India y a mí me impresionó la música. Y claro, me interesé por la cultura de aquellas tierras y otras como Japón, al leer a D.T. Suzuki, Gary Snyder, Ginsberg, Kerouac y los demás beat. Y la música de Ravi Shankar gracias a George Harrison y todo lo que vino después. Este es un pequeño homenaje, de esos de andar por casa, que tanto me gustan.

Saludossssssssssss

babelain dijo...

Gracias, Antoni. Esperaba que a tí te gustara algo este tema, ya que le dedicas serie "Raga Rock"" en tu blog. A mí el violín punteado me recuerda más a un laud árabe que a un sitar. Ya me gustaría a mí tener un sitar, pero son carísimos y demasiado grandes para meterlos en mi cuarto lleno ya de cachivaches musicales.

Saludosssssssssss

babelain dijo...

Gracias, Jose. A tí te temía un poco, porque ya sé que estas músicas te resbalan un poco. Pero bueno, no te ha salido sarpullido al oírla. Pues eso, como tú disces "no solo de garage y psych vive el hombre" (ni la hombra).

Saludosssssssss

katetoscopio dijo...

Yo lo que no le veo es mucho aire hindú. No al sonido, sino a la melodía. Me voy más bien a la época medieval. Pero la verdad es que está muy bien.

Gracias por tanta música, bab
jm

babelain dijo...

Buenas, Kateto. De hindú tiene los instrumentos, es cierto; y ese aire que le da el harmonium.

Gracias a tí, Kateto. Y que nos sigamos leyendo.

Saludosssssssss

Publicar un comentario