Un par de fotos, un poema y un mini relato.

|
(Vieja mansión abandonada a la entrada de Lanjarón, en Las Alpujarras Granadinas)

Hemos vuelto

Hemos vuelto de lejos
los techos parecen más bajos
y la leche avinagrada.

No recordamos las sombras
ni los eclipses azules
los cristales están rotos.

Ni encontramos la franqueza
de los artistas más viejos
que soñaban con ser niños.

El buzón está repleto
de mensajes plañideros
que nos provocan la risa.

El miedo no es imputable
a esta soledad quebrada
ejerce de parapeto.

El pretexto de la amnesia
nos sirve para seguir
¡nunca nos hemos ido!

¡Qué bálsamo para vivir
seguir por esa corriente
resbalando río abajo!

Los astros se precipitan
dentro de nuestra buhardilla
por la estrecha claraboya.

No encontramos nada allí
en aquél rincón lejano
esto es más confortable.

-----

Arenas movedizas


Abro la puerta de casa. Paul Simon me dedica una sonrisa enigmática desde el fondo de la barra. Nunca ha habido una barra de bar en mi casa, pero ahí estaba. Me acerco a él con desconfianza. Paul coge mi Fender acústica y empieza a cantar mi canción “Equilibrio” hacia la mitad:

El niño gira su aro
Camino del infinito
La niña olvida el tiempo y lanza un grito

El amor hace sus cuentas
Sin importarle los riesgos...”

Juraría que hay una segunda voz, la de Garfunkel, pero no lo veo por ningún sitio Me da por pensar que Paul Simon practica el canto difónico, pero la voz de Garfunkel no sonaría así.

Paul deja la guitarra a un lado y me propone ir a tomar un café al bar de enfrente. Yo vivo en el campo, no hay ninguna calle que cruzar, solo un carril de tierra; y menos, un bar enfrente. Salimos, cruzamos la calle, que aparece por arte de magia y entramos en el bar, que nunca ha estado allí antes.

Paul pide un café y yo un té helado; con el café me da por hablar y lo mismo le cuento mi vida.. Aparece Basquiat hablando un idioma que me suena al araméo palmireano Se sienta con nosotros. No se conocen. Hago las presentaciones de rigor. Basquiat pide un “ruso blanco”, o algo parecido, en arameo. Me entero cuando se lo sirve el camarero.

Empezamos a entendernos en un idioma pactado a tres bandas. Basquiat piensa suicidarse de aquí a un rato, pero parece contento. Paul quiere bajar a África otra vez y me propone ir con él. Yo no se cómo decirle que no, que tengo que ir a un recital de Ferrer Lerín la semana que viene y no puedo perdérmelo. No quiero ser descortés. Suenan truenos muy potentes. Por la ventana se dejan ver miles de rayos. Salimos a disfrutar de la lluvia. La cabellera de Basquiat se electrifica y parece un erizo. La calle ha desaparecido. Vuelve a ser el carril de tierra de siempre y ahora se convierte poco a poco en arenas movedizas que empieza a tragarnos lentamente. Un rayo alcanza a Paul Simon y queda carbonizado. Basquiat ríe. No necesita suicidarse, se lo va a tragar la tierra. Yo me agarro a las patas de un gran cuervo que volaba bajo y salgo de allí. Después de un rato en blanco por el aire, aparezco de nuevo sentado en un banco de la plaza de Oaxaca, junto a Don Juan Matus.

12 comentarios:

Rick dijo...

Poesía de ida y vuelta, podría ser esta, muy plástica. Me ha encantado eso de la franqueza perdida en los artistas más viejos que soñaban con ser niños. Por alguna extraña razón me he acordado de Picasso.

Lo que más me llama la atención de gran parte de tu prosa es que comienzas por el surrealismo y por ese camino te pones a construir unas frases sobre otras sin necesidad de que estén realicionadas, como capas de una cebolla o algo así. Es muy curioso. Muy bueno eso de "Basquiat piensa suicidarse de aquí a un rato, pero parece contento".

Simpre me gustaron y aún hoy me siguen gustando los escitos de este tipo, sin una lógica aparente, "esteticistas", digamos.

Javier de Gregorio dijo...

Tuve una vez un sueño parecido, solo que los picaportes de las puertas se prolongaban hacia fuera como brazos llenos de músculos chiclosos.
Gran texto, el tuyo.
Saludos,
JdG

babelain dijo...

Pues no se, Rick, no se si voy o vengo. Cuando me pongo a escribir poemas es que estoy un poco "más pallá que pacá". No es un estado de trance, no soy Santa Teresa jeje, pero algo que ver con eso si que hay. Mavi se entera mejor que yo de lo que dice el poema, o al menos eso cree ella.

Y el la prosa, en este caso, la cosa viene de un sueño, aunque si no viniera, tampoco habría planificado mucho la historia que cuento. Las cosas salen así, en una especie de escritura semiautomática, que luego ordeno un poco, aunque no mucho, sin pasarse. Sin lógica aparente, como bien dices. Es que la lógica y yo... bueno, no andamos muy unidos.

Gracias. Eres un experto comentarista; con un par de frases sacas el jugo al asunto.

Gracias.

Saludossssssssss

babelain dijo...

Hombre, Javier, cuanto tiempo sin leerte. Una agradable sorpresa. Habría que leer ese sueño de picaportes musculosos y chiclosos. Tiene buena pinta.

Gracias por la visita.

Saludosssssssssssss

antonilópez dijo...

Hola Babelain:
Termino de levantarme de la cama, hoy he apurado el sueño y ahora me encuentro inmerso en otro sueño, aunque ya despierto.
Que buen relato,de lo mejorcito. He pasado un rato estupendo mientras leía y me han entrado ganas de escuchar a Paul simon de nuevo. He puesto el youtube y he buscado "Under African Skies",para imaginarme a Paul en Africa. Luego he rebobinado la cinta del tiempo y me he plantado veinte años atrás para escuchar por ejemplo "April come she Will" y he terminado dando un repaso a toda su discografía. El viaje a valido la pena por que he terminado encontrando un par de temas barrocos.

Saludotes.

Antoni.

antonilópez dijo...

Hola Babelain:
Termino de levantarme de la cama, hoy he apurado el sueño y ahora me encuentro inmerso en otro sueño, aunque ya despierto.
Que buen relato,de lo mejorcito. He pasado un rato estupendo mientras leía y me han entrado ganas de escuchar a Paul simon de nuevo. He puesto el youtube y he buscado "Under African Skies",para imaginarme a Paul en Africa. Luego he rebobinado la cinta del tiempo y me he plantado veinte años atrás para escuchar por ejemplo "April come she Will" y he terminado dando un repaso a toda su discografía. El viaje a valido la pena por que he terminado encontrando un par de temas barrocos.

Saludotes.

Antoni.

babelain dijo...

Me alegro, Antoni, si te he hecho repasar temas como "April come she Will", que es una maravilla de composición e interpretación. Ya oiremos en tu blog esos dos temas barrocos que has encontrado.

Saludosssssssss

jose kortozirkuito dijo...

¡Que no llego!
Vaya vida mas ajetreada, casi se me pasa este post, al anterior ya me lo he picado.
Las fotos muy buenas, sobre todo la de la casa, queda muy irreal, la otra parece la portada de un disco.
Los relatos guapos, vaya obsesión por los bares fantasma.
Sebi mising again, (pretandose un par de huevos fritos) tenemos que rendirnos a la evidencia Bab, estamos perdiendo sexapil.
Saludos
Jose

Milena dijo...

Interesante poema, Bab, es como subirse a una montaña rusa, trae y retrae sensaciones diversas... Bueno, espera que me bajo y sigo leyendo...

Jajajajaaaa... pues el relato es también algo parecido, me veo en un parque de atracciones ;D En, no sé... esa de los espejos cóncavos y convexos, eh?

Y el par de fotos, genial, me encanta tu estilo tan único

Gracias

Besos mil

Milena dijo...

Bueno, me he quedado con ganas de sentarme en ese banco en Oaxaca...

babelain dijo...

Jubílate ya, Jose, que te va a dar algo con tanto ajetreo. Pues habrá que hacer algo con lo del "sexapil", algún lifting de pestañas o de escroto, qué se yo jeje.

Saludossssssssss

babelain dijo...

Milena, me salen así los poemas; no les pongo riendas y pasa lo que pasa.

Imagínate mi sorpresa si te encuentro en ese banco de Oaxaca junto con Don Juan Matus. El sueño habría sido redondo. Siempre que no aparezca Don Genaro; seguro que nos tomaría el pelo y a mi no me gusta mucho que me tomen el pelo; aunque a estas alturas...

Gracias. Y me alegro que vuelvas a aparecer, eso es señal de que va bien la cosa.

Saludosssssssssss




Publicar un comentario