La Mansión en venta IV y última

|

La Mansión en venta IV (Última)

                La cuarta habitación era una especie de túnel y al fondo había algo extraño. Fui acercándome al final,  rodeado de unos sonidos gangosos, pantanosos, gaseosos etc…
                Cuando llegué por fin, descubrí que estaba dentro de una vagina, pisé sin querer lo que debía ser el clítoris y se oyó un gran gemido que allí dentro se repitió en unos cuantos ecos. La inmensa vulva, vista desde dentro, resultaba muy extraña. Aquellos labios verticales empezaron a articular frases:


Una escalera de caracol con escalones de espejos
nos lleva a nuestro interior, ya sea subiendo o bajando
no tiene en cuenta el pasado ni es consciente del futuro.


La alas de los árboles cobijan extraños frutos
los más maduros estallan como fuegos artificiales
no se dejan atrapar a no ser que estén aún verdes.


El viento nos trae recuerdos que teníamos olvidados
Otras veces son los sueños los que descubren el manto
de un futuro inmaculado que algún día profanaremos


                El eco de estas frases retumbaban en la “cueva” y el efecto visual de los labios al juntarse y separarse para pronunciar cada palabra  resultaba muy cómico, pero no sé por qué extraña razón  no podía reír. Empecé a sudar la gota gorda. Grité, pero no era muy buena idea, mi grito se multiplicaba rebotando en las paredes cavernosas y empezaba a perder mi legendaria calma. De pronto me vi envuelto  por un líquido templado que me arrastraba hacia el final del túnel hasta que la gran vulva me expulsó al exterior violentamente.

                Me encontré en la calle, frente a la puerta de la gran Mansión, en un estado bastante catatónico pero conseguí disimularlo enseguida; de todas formas la calle estaba vacía. Comenzaba a anochecer, las farolas se iluminaron de pronto. Pasó un coche solitario y veloz que me sacó del estado en que me encontraba. Caminando hacia mi casa, pensaba en lo que pondría en el informe sobre la investigación que me habían encargado por el embrujamiento de la Mansión, pero ¿cómo explicar aquella sucesión de hechos inauditos en un informe serio? Mi reputación se iría al garete ipso facto. Supongo que después de una buena noche de sueño se me ocurriría algo coherente. Siempre ha sido así, ahora no iba a ser menos.

Fin

9 comentarios:

babelain dijo...

Supongo que no es lo que esperabais, pero bueno: ahí queda eso.
Saludossssssssssssssss

Ficus dijo...

Pues si, inesperado giro. Pero de no ser así no sería un bab-relato.

Quien prefiera la típica casa maldita cinematográfica americana con sus tonterías tipo:

-Jooohhhnnnn... Jooooohhhhhnnnn....
-¿Quien anda ahí? ¡¡¡¡Como broma ya está bien!!!!

Pues que vaya al cine, en vez de pasar por aquí.

Yo me quedo con mi Bukowski, mis rancheras pendejosas, y por supuesto también con mi vagina jejeje...

Un abrazote.

babelain dijo...

Gracias, Ficus, quédate también con "tu" vagina jejeje

La verdad es que como guión de una peli americana de ahora no cuela, no?

Saludossssssssssssssssss

Paco dijo...

Tú y tus sueños...
La verdad es que el final es totalmente Bab.
No me imagino que se le pudiera ocurrir nada coherente, su reputación se irá al garete.
Creo que tendrías que haber puesto la fantástica ilustración de Mavi al final. De todas maneras me lo he pasado genial con este relato por entregas.
Abrazos gigantes.

Paco dijo...

Ya veo que en el aspecto musical también sigues sembrao. Tu Ep "Los hermosos vencidos" es una pasada. Desde esa intro de batería, mucha calidad.
El sonido, inmejorable. Letras y músicas muy buenas. Me encanta. Le voy a dar otras escuchas.
Enhorabuena.

Napi dijo...

Jejeje. Muy bueno, menudo tripi!!!!!!
Gracias por el relato, compai, he pasado un buen rato.
Un abrazoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

babelain dijo...

Paco, no todo viene de los sueños. Ya se le ocurrirá algo al intrépido detective, y si no, al tiempo.

Y sobre la música, ya tengo algunos "esqueletos" de canciones nuevas pero en vacaciones andamos de aquí para allá. Tu maqueta del nuevo tema me encantó, supongo que ya está en el "laboratorio" no?

Saludosssssssssssss

babelain dijo...

Gracias, Napi, estoy con el trío jazzístico, son la hostia. Ya te contaré.

Saludosssssssss

antonilópez dijo...

Una gran vaginaaa!!, jejeje, que cosas se te ocurren babe.Me lo he pasado pipa con ese final inesperado (como era de esperar).

Saludotes.

Publicar un comentario