El amanecer nos pilló por sorpresa

|

El amanecer nos pilló por sorpresa   

Trepó por el árbol y entró por la ventana de mi habitación. Se deslizó dentro de la cama y apretó su cuerpo contra el mío. Medio adormilado palpé aquel cuerpo desconocido. Era frío y huesudo. Encendí la luz sobresaltado y ella me miró con ojos de animal asustado. Le pregunté “¿Qué haces aquí?” Me dijo que necesitaba calor. “Mi mujer llegará de un momento a otro y te aseguro que no lo va a entender en absoluto”, le dije. Le di ropa de abrigo, la acompañé a la ventana y se fue por donde había venido. Volví a la cama, el hueco donde se había acurrucado ella estaba recubierto por una fina capa de hielo, como un charquito al amanecer después de una noche de invierno. Presioné la capa de hielo con un dedo y se quebró en mil pedazos. Volví a dormirme y al poco tiempo desperté en una cama enorme donde estaban mi mujer y varios amigos y amigas comunes charlando animadamente. Al fondo de la habitación se veía discutir a dos antiguas amigas nuestras vestidas con ropa del tiempo del “Rock-Ola”. Se acercan a la cama y nos saludan efusivamente. Con ellas vienen unos personajes vestidos con trajes grises y pintas de ser de la policía secreta. Nos piden el carnet, pero no un carnet normal, quieren el carnet de “Vikingo”. No comprendemos nada, nos miramos unos a otros y entonces nos explican que es un requisito indispensable para permanecer en el “recinto”. Primero nos indignamos muy dignos y luego empezamos a reírnos como locos. Aquello se convirtió en un cacareo con eco; las risas rebotaban en las paredes hasta que fueron desvaneciéndose progresivamente. Salimos del “recinto” en comitiva y las farolas de la calle se apagaron de pronto. El amanecer nos pilló por sorpresa. En ese momento fui consciente de que ese amanecer coincidía con el comienzo de las vacaciones.


10 comentarios:

babelain dijo...

Las fotos son de la primera fase de las vacaciones. Próximamente vendrán otras fases (eso espero)

Saludosssssssssss

Napi dijo...

Pues se tendría que haber hecho caso a la duende no invitada, Bab, que la pobre vestía piel escarchada. Y lo de la reunión y la pasma tiene toda la pinta de conspiración, killo. ¡Jejeje, lo que "conspira" el coco cuando ya no aguanta más, Bab!

Un abrazote, Bab. Espero que Vikingo tenga su carnet de Vikingo listo . . . ¿oído Vikingoooooooooo?

babelain dijo...

Ya, Napi, pero a alguien que yo me sé no le hubiera gustado que se quedara la invitada. El coco si que conspiraba, pero ya anda mas relajado después de una semana de garbeo por el sur del sur.
Lo del carnet de "Vikingo" era un guiño a nuestro común amigo; en principio era otro tipo de carnet, pero se me ocurrió ese al final como anzuelo, por ver si aparece de una vez.
Saludosssssssssssss

Napi dijo...

Ya te digo, Bab . . . . ¡¡¡¡Vikingooooooooooooo!!!!!!!!!

Ficus dijo...

Sin duda bab eres un privilegiado, ya que son pocos los que reciben la visita de la diosa Aurora.
Quizá fue ella la causante de ese viaje en el tiempo a la época de los grises y posterior revolución cultural ochentera.

Me sumo contigo y Napi a la llamada a Asgard para que regrese mi gran amigo Vikingo.

Por cierto, bellas las imágenes de esos "encuentros en la primera fase" jejeje...

Un abrazote.

babelain dijo...

Hola, Ficus, ya veo que estás puesto en mitología (griega y vikinga)
No se si tú llegaste a conocer el Rock-Ola.

Vikingo aparecerá cualquier día y lo celebraremos todos.
Gracias por la visita y el comentario.

Saludosssssssssssss

Ficus dijo...

Si que conocí el Rock-Ola bab, y creo que se ha mitificado en exceso, o esa es mi impresión.
Era un garito en una de las zonas mas pudientes y pijas de Madrid (El parque de las Avenidas) y solía estar frecuentado por niños de papa.

Había un personaje, ese si que era pintoresco, al que llamaban Pierre que era el que surtía de anfetaminas a la Torroja y todos aquellos.
Recuerdo que vivía en un coche abandonado al que le había puesto cortinas en las ventanas, y un día me lo encontré absolutamente compungido porque la grúa se había llevado el coche al desguace con todas sus pertenencias (un cassete, las recetas médicas robadas que el rellenaba y era con las que hacía acopio etc..)jejeje...
Como ves todo un show my friend bab.

Un abrazote.

babelain dijo...

Ya veo que tenías recuerdos de Rock Ola. Cuando empezó a funcionar yo ya no vivía en Madrid, me fui de allí en el 74, pero volvía a veces de visita. En una de esas visitas vi una actuación de Nacha Pop. La hermana de L. Ramon G. del Pomar, vivía aquí en el pueblo y me hice amigo de él cunado apareció por aquí. Fue algo así como una especie de animador o publicista de la sala Rock-Ola. En una de sus visitas al pueblo me "robó" una canción con mi permiso para grabarla con "Linea Vienesa", su grupo, pero se disolvieron antes. Ya ves todo el mundo tiene una anécdota, mientras más viejuno, más anécdotas jejeje.
Saludossssssssss

Ramón G. del Pomar dijo...

babelain, Jose, cómo me alegra saber de ti. Mi novio me dejó por una mulata que tenía una patata por corazón. Jajajajaja, qué buena canción. No recuerdo tu apellido, anda, pícame en el Fb.

babelain dijo...

Joder, Ramón, que sorpresón. Tampoco yo sabía nada de ti desde entonces. Te contesto por gmail.
Me ha dado mucha alegría leerte. He llamado a Mavi enseguida. Ya se que eras director de eventos en Rock Ola, vi allí unos cuantos conciertos...

Saludosssssssssss

Publicar un comentario