El mundo no es lo que era

|

El mundo no es lo que era

Rebusco en mi infancia
para recordar quien soy
como un vagabundo rebusca
en los cubos de  basura

El mundo no es lo que era
ya hay robots que nos mienten
ya hay hombres que los inventan
y no sabemos porqué

También han inventado
al robot que se reconoce
cuando se asoma a un espejo.
Debe ser muy presumido

Nuestros héroes en la infancia
eran mucho más humildes.
Ahora se ven ridículos
con sus capas y antifaces

Procuramos no olvidarnos
de nuestros primeros besos
de los bailes y paseos
y de la banda sonora

Después tiramos el peine
para domar el flequillo
que guardábamos ufanos
en el bolsillo de atrás

Luego fuimos matando
a los héroes uno a uno
para sentirnos más libres
más ligeros de equipaje

Rompimos con la cultura
que nos habían impuesto
como si fuera un zapato
dos números más pequeño

Metimos el dedo en la llaga
de las dudas y misterios.
Algunos salieron ilesos
incluso hasta reforzados

Otros perdieron el rumbo
y muchos no lo encontraron.
A los que desaparecieron
procuramos recordarlos

El camino ha sido largo
para llegar hasta aquí.
Hemos luchado sin tregua
defendiendo la inocencia

Pero ahora nos despiertan
del mundo de nuestros sueños
y nos imponen decretos
que nos hunden en el fango


Rebusco en mi infancia
para recordar quien soy
como un vagabundo rebusca
en los cubos de  basura


10 comentarios:

ned henry dijo...

el mundo cambia muy rápido Bab... y cuanto más cambia más rápido vuelve a cambiar. Antiguamente las cosas duraban más, el tiempo era más elástico, todo era más parecido a un estanque de aguas serenas, se disfrutaba más de las cosas y había menos urgencia, menos prisas y menos agonías.

tal vez sea hora de involucionar un poco que, aunque no nos dejen, porque no nos van a dejar, si podemos algunos, que como tú o como yo nos demos cuenta, intentar refrenarnos un poco en este carrusel endiablado.

darle importancia a las cosas que realmente nos satisfacen, que nos llenan y que nos enriquecen. Tal vez a ti no hay que avisarte, pero porejemplo yo ando trastocado estos últimos años, ahora, por ejemplo, no leo ni un diez por ciento de lo que lo hacía en tiempos y me fuerzo y si, en efecto, encuentro paz y disfruto cuando lo hago, pero ahora ya "hay que hacer un pequeño esfuerzo", por dejar twiter o internet para coger un libro.

ayer empecé un libro de Juanmi Contreras titulado La Muñeca Rusa, me está encantando, te lo recomiendo porque es un autor autoeditado (te sonará de algo jejeje). En la lista de blogs amigos del decibelio tienes el enlace a su blog. Me debato entre leer su blog o volver a la novela. Me gusta mucho como escribe.

el blog se llama el Caimán Sincopado, creo, Caimán seguro, no hay pérdida. Abrazo para ti, beso para tu Mavi y si, saludosssssss!!!

TSI-NA-PAH dijo...

Que bajon!!!Con lo que me gusta todos mis viejos trastos!Ademas no tienen nada que envidiar a todos estos robots creados para idiotizar el pueblo, que dentro de poco no sabra ni limpiarse el culo(perdon por la frase).Yo lo mas moderno que tengo es el Blog y el Pc!Ni facebook, ni twitter , ni spotify, etc...Pero parece que soy un cavernicola cuando la gente se queda extrañada que pueda vivir sin ello!
viva mis Madelmans y mi Walkman Sanyo con sus cintas Basf!
A+

josechu modforever dijo...

Chicle Bazooka de tres pisos.
Si que cambiamos, si. Sobre todo por las canas.
Sigo siendo el mismo atontao que antaño.

Napi dijo...

¡Qué buena reflexión, Bab! ¡Jejeje, siempre afinando!
Sí que es cierto que, una cosa que me jode de entre lo que sí que ha cambiado, es esa forma de cargarse el romanticismo de mi infancia, Bab! Ahora hasta resulta pedante (y no obsceno) el pensar en la inquietante mirada de la hija de mi tío, luz de entre incestuosos sueños infantiles ¡quién me iba a decir que llegaría a tener más peligro que un saco de bombas, con lo linda que era la prima!
Aunque, bien mirado . . . ¡lo que ha evolucionado todo para no cambiar nada! Porque, sí, el rollo técnico sí que nos ha envuelto en un "maia" diferente y en cierto modo impensable pero, como dice Josechu, seguimos siendo los mismos pringaìllos de siempre y nos engañan con las mismas zanahorias, que les salen cada vez más baratas (hace cuarenta años, la autoregulación del mercado exigía despido a coste cero, hoy lo han conseguido y aun así el mercado no se organiza, salvo a cargo del empleado (¿no es la misma noria?).
En fin, que merece la pena no olvidar quiénes somos, Bab, tienes razón; a veces, de tanto fijarnos en el dedo, perdemos de vista el panorama y ni en los contenedores nos encontramos.
Un abrazote, Bab.

P.D. - ¡Qué recuerdos! Mi cuñado tenía ese modelo de Philips, ése . . . o quizá otro con la tapa en dos piezas, pero fue "mi" primer tocata

babelain dijo...

Ned, has hecho todo un ensayo del tema. Te veo en forma, me alegro. Ese libro de "La Muñeca Rusa" creo haberlo visto anunciado en el blog de Lu (Lulu on the bridge) No conozco el blog Caimán Sincopado, entraré por el tuyo y le echaré un vistazo.
Muchas gracias por la visita y el comentario.
Saludossssssssssss

babelain dijo...

Tsi, también yo soy cavernícola como tú y no tengo ni facebook, ni twitter (que antiguos somos jejeje)

Saludosssssssss

babelain dijo...

Josechu, lo que cuesta seguir siendo el mismo atontao que antes eh? Y eso después de todos los palos recibidos desde tantos ángulos a lo largo de tantos años.

Saludosssssssssssssssssssss

babelain dijo...

Napi, hay primas lindas y otras primas, no tanto. Sobre todo la prima que está de moda. Es fácil olvidarnos de quienes somos con lo que nos está cayendo encima, pero hay que intentarlo como sea.
Saludossssssssss

Anónimo dijo...

me ha encantado

babelain dijo...

Gracias, anónimo; me encanta que te encante.
Saludosssssssssss

Publicar un comentario