El Alfabeto II

|

El Alfabeto 2

                Algunas letras al juntarse entre ellas, en ciertas circunstancias, la pueden liar parda. El otro día, en el funeral de una M, que se había puesto muy malita, era muy mayor y por eso se murió, una J de Jaén, se juntó con una A de Albacete, les dio por multiplicarse y : JA JA JA JA JA JA JA JA…

                Claro, aquello no era de recibo, por eso, una R muy recta les regañó en un rincón, pero la J y la A no podían evitarlo y: JA JA JA JA JA JA JA JA…

                Total que tuvieron que irse con la música a otra parte. Un funeral no es un sitio para partirse de la risa y menos cuando la muerta es una M de marca mayor.

                Si yo os contara… bueno pues os voy a contar: El otro día, en un funeral de una pobre I que había muerto de improviso por un infarto, se me acercó otra J y me dijo al oído (atento al parche): ¿Te canto una Jota por lo bajini? Y es que como se puede comprobar en las bibliotecas, en la prensa diaria, en la misma calle, en los cafés e incluso en  los funerales, la letra J (la muy jodida) es jovial, juvenil, jocosa, jubilosa…en fin que le va la juerga y la jarana.




4 comentarios:

babelain dijo...

La ilustración es de un pintor llamado Ramiro Tapia, de su serie Alfabeto Tapioca.
Saludosssssssssssssss

Napi dijo...

¡¡¡Hay que ver con la muy jodía Jota!!!!

Ficus dijo...

Pues igual habría que replantearse el ritual de l0s funerales y volver a la antigua usanza de los pueblos, cuando tal evento era celebrado con copiosas comilonas en honor al que acababa de partir.

Y la recta R, que tampoco se haga la digna, ya que todos sabemos que al juntarse con la P, suelen armar jolgorio.

Un abrazote.

babelain dijo...

Napi y Ficus, la jota da mucho jugo. Lo de los funerales, a veces tienen guasa, otras, no tanto. Y eso de montar una comilona no estaría mal en algunos casos.

Saludosssssssssssss

Publicar un comentario