Tan poca cosa

|

Tan poca cosa

Quizá solo sea eso

Una visión fugaz

El resplandor de un relámpago

El sonido de una gota

que cae sobre un lago helado

El remolino que surge

entre trenes que se cruzan

Quizá solo sea eso

La sombra del humo

que el viento dispersa

El paso de la risa al llanto

El momento en el que el tiempo

decide ir más deprisa

y el corazón se desboca

Quizá solo sea eso

Un suspiro invertido

Una gacela que brinca

y desaparece en el bosque

La hoja que cae del árbol

rozando la piel desnuda

de un niño junto a la fuente

Quizá solo sea eso

Y siendo tan poca cosa

Porqué nos trastorna tanto


6 comentarios:

babelain dijo...

Es un poema "interactivo": la poca "cosa", es cosa vuestra. Cada uno que aplique la que le parezca.
Saludossssssssssss

Paco dijo...

Interactivando...
Yo la interpreto como lo efímero de algunas cosas y la importancia de los detalles nimios. Lo fugaces que pueden ser algunos sencillos momentos, instantes que pueden cambiar una vida.
Equilibrio, necesitamos más equilibrio...
Abrazo gigante.

chatnoir dijo...

A veces es solo un Chas! y todo cambia... ;)

Besos!

Ficus dijo...

Cada pequeña cosa, está llena de grandeza y también nosotros somos muy poca cosa.

Abrazoteeessss.

susu petalos dijo...

OOOOOh, recoge la esencia de la vida,del instante.Me ha encantado.

babelain dijo...

Paco, Chatnoir, Ficus, Susu, gracias por "interactivar", no tengo mucho que añadir al poema, vosotros si.
Saludosssssssssss

Publicar un comentario