De viaje por la costa

|

Viaje por la Costa Azul

Éramos unos pobres parias de viaje, pero el viaje era por la ¡Costa Azul! El coche era un Citroen “dos caballos” pero era ¡descapotable! Mavi se sentaba a mi lado y yo conducía; en la parte de atrás, Paco y José Ramón no paraban de soltar frases sin ton ni son. La música que habíamos elegido de banda sonora era un popurrí grabado en casete para la ocasión con canciones de varios estilos (jazz, blues, rai, reggae, soul…)

Paco.- la Cábala dice: “Cede al deseo, pero refinándolo”

José Ramón.- (cantando) A Pamplona hemos de irrrrr, con una media con una mediaaaa, a Pamplo…

Paco.- El Código de Manú dice: “No hay humillación más grande que existir”

José Ramón.- A pamplona hemos de irrrrrrrrrrrrrr…

Mavi.- No corras tanto

Yo.- Pero si voy despacio

Paco.- La Tabla Esmeraldina dice: “Verdadero, sin falsedad, cierto y muy verdadero:
lo que está de abajo es como lo que está arriba y lo que está arriba es como lo que está abajo,
para realizar el milagro de la Cosa Única”.

José Ramón.- A mi me gusta estar abajo; arriba, la hembra… ¿y a vosotros?, digo para realizar el milagro ese del que habla Paco. ¿No hablamos de coitos?

Mavi,.- ¿pero tú no ibas a Pamplona?

José Ramón: ..hemos de irrrr, con una media y un calcetinnnnnnnn

Paco.- Calla, ¿este no es John Mayall ? (Suena “Don't Pick A Flower”)

Yo.- Si, a veces se pone tierno.

Mavi.- A mí me gusta

Paco.- (Dalinianamente) Hay- que- hacer- las -cosssssasss -con -rigorrrr, ab-so-lutaaaaa-mente

Yo.- Con rigor mortis. Ri-gor- moooo-rrrrr-tisssssss

José Ramón.- Vamos a parar un rato a tomar un vino de sacristía

Paco.- Eres la hostia

Mavi.- ¿Por qué corres tanto si vamos cuesta abajo? nos vamos a despeñar

Yo.- Pero si yo no acelero

Mavi.- entonces por qué vamos tan deprisa

Yo.- ¡porque se han roto los frenos!

Paco y José Ramón.- Ah, bueno, si es por eso…

Mavi se tapa los ojos y grita: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh

Yo.- Era broma, mujer.

Mavi me da puñetazos en el brazo y casi pierdo el control del coche. Paramos en un bar, pedimos una botella de Château d'Yquem, como si fuéramos Humphrey Bogart en “No somos ángeles”. Después de pagar la abultadísima cuenta nos quedamos sin una peseta. Habrá que utilizar alguna estrategia para “subvencionar” el viaje de vuelta (sin pasar por Pamplona, claro está).

9 comentarios:

babelain dijo...

Esta vez, la ilustración si es de Mavi. La he pillado entre dos encargos.
Saludosssssssssssss

Paco dijo...

Esa situación me es familiar. Yo, que no bebo alcohol, siempre voy de chófer. Y los amigos, a su bola.
Ese tocayo mio estaba trascendente, Jose Ramón al cachondeo, Mavi, responsable (las mujeres...) y tú, al control del vehículo (qué recuerdos aquellos dos caballos descapotables...). ¡Qué peligro!
Si uno de los objetivos del viaje era desconectar, seguro que lo conseguisteis.
Pero esas bromas no se gastan, hombre. Mira que decirle lo de los frenos...
La ilustración, como siempre, ...
Abrazo.

Napi dijo...

Memorables odiseas ¿verdad Bab? A veces hasta salían las cosas bien y todo (lo digo por lo de los frenos) y entre los desfases se parían genialidades como ese salto entre Hermes Trismegisto y La Amazona (jejeje, que mala uva la de J.Ramón - o la tuya - pero no debe de haber cosa más esotérica que el sexo ¿o será sexotérica?)
Gracias por el buen rato, y enhorabuena a la ilustradora

Johnny dijo...

Solo hubiera faltado durante algún ratillo haber tarareado la de "adelante el hombre del 600" pero con el Citroen dos caballos. Mola el dibujo de Mavi. Saludossssss.

antonilópez dijo...

Me recuerda mucho a un viaje que hicimos cuatro amigos tambien por la Costa Azul en el año ochenta y poco a bordo de un Seat 127. Poco dinero, por no decir casi ninguno, pero mucha ilusión, juventud y buena música en el casette. No lo cambiaría por ningun crucero por el Caribe.
Buen relato Babe, un saludo.

Ficus dijo...

Jejeje...
El místico Paco, el cachondo José Ramón, la prudente Mavi y el chófer bab de viaje por las Galias, contando con un elixir que les hacía invencibles, el vinarro.
Por cierto, lo de Como es arriba así es abajo y viceversa ¿ no es una de las siete leyes de Hermes Trimegisto ?.
Grandioso relato, todos nos podemos sentir identificados, por haber hecho algo similar alguna vez.

Abrazoteeeeeessss.

josechu modforever dijo...

Recuerdos y sensaciones parecidas. Dos Caballos, Diane 6, 124.....

josechu modforever dijo...

Bonito dibujo de Mavi, por supuesto. Me encanta la cara de susto que se ha puesto, je.

babelain dijo...

Paco, todo parecido con la realidad es pura... o casi; los viajes "reales" no los cuento por si las moscas jejeje, son más "complicados" que estos medio inventados.

Napi, muy bueno lo de "sexotérica" (y la mala uva es mía, ya que me he inventado casi todo)

Johnny, se nos pasó esa melodía.

Antoni, ya veo que todo el mundo ha hecho "su viaje" de alguna forma. Mi coche era "descapotable" y el tuyo no.

Pues si, Ficus, La Tabla Esmeraldina se le atribuye a Hermes. Y eso que comento es el primer "precepto" o como se llame de dicha tabla. No soy ningún experto pero últimamente he leído algo de Hermes, de La Cábala, de Alejandría y de su Biblioteca.

Josechu, he tenido Citroen 2CV, Diane 6 y Seat 600 y algunos más (Rolls no recuerdo ninguno)

Gracias a todos de parte de Mavi y mías. Saludosssssssssssssss

Publicar un comentario