Mantra

|

Mantra

El mar estaba en calma. Mi mente (extrañamente) también. Salí a navegar con la piragua. El sonido rítmico de la pala contra el agua, mezclado con algún graznido de gaviota, se convirtió en una especie de mantra que me relajó aún más de lo que estaba y no notaba el cansancio. Me sentía a gusto en completa soledad, en medio del mar. Al cabo de un rato vi algo a lo lejos que al principio me pareció un barco de vela antiguo. Me fui acercando y poco a poco salí de dudas: ¡era un árbol en medio del mar!; un extraño y gran árbol de una especie completamente desconocida para mí. El agua era transparente; había gran profundidad pero hasta donde alcanzaba la claridad, se veía que sus enormes raíces iban a parar a algún punto del fondo marino. Di unas vueltas alrededor de su tronco y observé sus hojas; no encontré ningún parecido con algún otro árbol que hubiera visto en mi vida. Continué mi camino absorto en mi extraordinario hallazgo cuando divisé una pequeña isla y me acerqué a su orilla. Estaba en medio de la nada, como el árbol; solo agua alrededor, no se veía la costa. Cuando llegué a la playa, atraqué la piragua en la arena y me bajé para echar un vistazo, esa isla no venía en ningún mapa. Sin apenas darme cuenta apareció sigiloso un “personaje” que podría medio describir como una especie de híbrido entre hombre, pez, pájaro y felino. Su piel era lo más parecida a la del delfín, con piernas y brazos casi humanos pero en los pies pude distinguir una especie de membrana, como las que tienen los palmípedos. Me pareció que en su espalda tenía plegadas unas alas que en ningún momento extendió. Su rostro tenía cierto parecido al de un ave rapaz nocturna. Me dirigió unos sonidos como de maullidos de gato cariñoso. Por extraño que pueda parecer, entendía lo que decía:

-Forastero, estás en un lugar privilegiado, si vienes con buenas intenciones serás bienvenido; en caso contrario, coge tu barquito y vuelve a tu casa.-

Quise articular alguna palabra, decir que no tenía ni idea de donde estaba y que en ningún momento tenía intención de hacer ningún mal a nadie pero parece que leyó mi pensamiento y continuó:

-Veo que esto es una sorpresa para ti y que no albergas ninguna mala intención, pero te recomiendo que vuelvas a tu casa; todavía no estás preparado para vivir aquí-

Aparecieron otros personajes, con distintas variaciones en su aspecto: híbridos y hermosos, relucientes, desnudos, orgullosos y felices. Rodearon al que me recibió, se despidieron de mi con extraños gestos y se perdieron en el bosque que llegaba hasta la arena de la playa.

No salía de mi estupor, me sentí un ser inferior, nunca me había sentido así, pero no tenía sentido de culpa, solo era admiración y sorpresa de que pudiera existir un mundo así.

En el camino de vuelta no encontré el ritmo de mantra de la ida. Me sentía un poco perdido, como si volver a casa no fuera lo que iba buscando. Tampoco encontré el gran árbol en medio del mar. Ya en casa me metí en la ducha y observé mi cuerpo desnudo; no estaba tan mal después de todo. Me preparé un té earl grey con cardamomo y jengibre y busqué un documental en la tele que me llevara al país más exótico que existiera. Pero no lo encontré.

15 comentarios:

babelain dijo...

He pillado una foto de una piragua y la he editado a mi estilo (de aquella manera). Aún no está disponible mi ilustradora preferida.

Napi dijo...

Jejeje, lástima, Bab, porque de acá saldrá un tremendísmo personaje Mavianno ¡seguro!
Y otro flipante relato que regalas a nuestros ojos. Al final, el prota parece que opta por la teoría CanalViajar ¡no me extraña que le dijeran que no estaba preparado! Jejejejeje.
Gracias una ez más, Maeh'tro!!!!

Freaky Boy Hood dijo...

despues de visitar a cañipso en tu tierra, me paso lo mismo... me di cuenta de que yo no estaba tan mal, aunque ella era preciosa... y tambien me prepare un earl grey, sin cardamomo y jengibre pero con toneladas de azucar...

el mantra del remo me gusta...es hermoso

un abrazo amigo bab

Paco dijo...

Seguro que existe ese lugar con esos habitantes. ¿Fumaste algo raro antes? Seguro que se asustaron al ver tus ojos tan rojos, porque si no te habrían invitado a que volvieras. En nuestras mentes hay lugares inexpugnables. En la tuya más que en la de la mayoría. ¿O es el mantra lo que te llevó allí?

babelain dijo...

Me hubiera gustado que pintara el árbol en el agua y el piragüista dando vueltas alrededor; pero aún no está disponible la ilustradora. Por cierto, me tengo que poner a hacer chapuzas ahora mismo. Gracias Napi.

Freaky, verdad que no estamos tan mal; hay otrtos que están peor jejeje. Gracias

Paco, de fumar, nada. Yo soy un "chaval" muy formal jejeje. Es que un mantra en condiciones hace milagros. Gracias.

Saludosssss a todos (incluso a Paco)

Paco dijo...

¡Ah, me creía!

Paco dijo...

Llevo un rato riéndome. Eso de (incluso a Paco) es lo mejor que he leído en los últimos meses. Buenísimo, Bab.

Paco dijo...

Por cierto (otra vez el coñazo), si te fijas en las respuestas a los comentarios en mi última entrada, también a mí se me olvidó saludar a Tsi... (lo remedié con un comentario aparte). Menos mal que con estos ratos... (sigo riéndome).

babelain dijo...

Menos mal, que nos queda..Portugal, eh Paco?. Me voy a la ducha, que esto del bricolage no es lo mio; a mi me van las chapuzas en la mesa de mezclas, pero esto de colgar en las paredes calefactores esos de aceite y otras hierbas, como que no. Pero hay que hacerlo de vez en cuando.
Saludosssssssssssssss

Anónimo dijo...

Antes de leer tu relato,miraba un blog con multitud de enlaces interesantes para los apasionados de la imagen como yo http://miraycalla.blogspot.com/ y andaba disfrutando de estas bellisimas ilustraciones que de algun modo encajan con tu relato o con sus profundidades antiguas http://www.odisea2008.com/2010/11/los-ninos-del-agua.html ...ya que la ilustradora anda entregada a otras pasiones Besos,amigos.

babelain dijo...

Gracias por los enlaces, Anónimo/a apasionado/a de la imágen (¿Eliezer?). Pronto recuperaré a mi ilustradora; eso espero.
Saludossssssssssss

Anónimo dijo...

http://dubuhdudesigns.typepad.com/du_buh_du_designs/2010/01/one-world-one-heart-giveaway-2010.html

Un enlace para la ilustradora.

Eliezer dijo...

Sí,el anónimo es Eliezer. Es que las dos veces que comenté me hice un lio con lo del perfil(así de torpe soy). Así que opte por ser anónimo. Tenìa su encanto eso de no tener identidad, pero eres intuitivo y además no existía ninguna intención de ocultarme.

babelain dijo...

Mi intuición "femenina" no me falla. Le he pasado a Mavi los enlaces. Le gustó el de "los niños del agua". Gracias. ¿Habrá que esperar a otro recital de Paco para vernos?. Ahora estamos de vacaciones. Alguna vez podría poner alguna foto tuya en el blog. Ya hablaremos. Un beso.

Eliezer dijo...

Ya me imagine que las muñecas le parecerian demasiado "engalanadas", automatas sin alma. Tengo ganas de ver lo que esta haciendo ahora. Me gusta su planeta. En la proxima os enseño alguna foto mia,sera un placer hacer un cante de ida y vuelta. Esta semana trabajo,la proxima la tengo mas tranquila. Hablamos. Un beso.

Publicar un comentario