El Pez. Mini-relato

|

EL PEZ

Vivíamos en una casita en pleno desierto de Sonora, México. No había ninguna otra casa en varios kilómetros a la redonda. En cierta ocasión llamaron a la puerta. En el porche me encuentro con una familia humilde, padre, madre y varios hijos. Uno de los hijos era un discapacitado mental, con una necesidad imperiosa, según los padres, de ver un pez. Tiene una gran depresión, es cuestión de vida o muerte. Entro en la casa, en la pecera hay un pez muy viejo, está casi moribundo; lo cojo, lo acaricio, lo acicalo, le recorto un poco la cola con unas tijeras; ahora parece más vivaz.

El muchacho, al ver al pez, reacciona; su rostro experimenta un cambio radical, ahora está radiante, feliz. De pronto aparece el hijo de un amigo nuestro, mete la mano en la pecera, coge al pez y de un mordisco lo parte en dos con un sonido crujiente. Una mitad cae en la pecera, “ploff” y la otra se le queda entre los dientes, enseñándolo orgulloso y sonriente. El joven enfermo no puede entender lo que ha pasado, su cara no puede expresar algo que su cerebro aún no ha asimilado y puede que nunca lo asimile. Nadie se atreve a hablar. El silencio del desierto engulle cualquier pensamiento.

7 comentarios:

babelain dijo...

Como es habitual, el maravilloso gráfico es de Mavi.

Napi dijo...

Imagino que, desde allá, la familia partió en busca de Don Juan y, entre humito y mescalito, el chaval terminaría por comprender al ictiófago.
Porque vaya flash de vivencia ¡si Jesucristo levantara la cabeza!
La magia la pone el dibu, ¡una nueva maravilla! Gracias Mavi, gracias Bab; vuestra imaginación es desbordante.

babelain dijo...

En realidad "existe" entre nuestros amigos un personaje parecido al que llamas el "ictiófago" (le gusta la pesca y el pescado; no se si crudo). Todo un personaje. Aunque este relato no está basado en él.

vikingo dijo...

Pues no me habia dado cuenta de este relato, Bab. Se me habia pasado. El dibujo de Mavi es precioso. Y el relato segun lo leia tambien, sin embargo siempre te empeñas en poner ese drama, esa sorpresa al final que por lo menos a mi me deja epatado. Pero ahi esta la magia. Gracias artistas.

babelain dijo...

No es que me empeñe, Viking, es que la vida está "llena de contrastes", como decía mi amigo "el marciano". La vida "epata" (como tú dices) más que mis relatos. Además, me salen así jejeje. Gracias por tus comentarios, Viking.

r0ck dijo...

Estas cosas pasan todos los días, que le vamos a hacer, en fin pilarín.
Precioso el dibujo, muchas felicitaciones a Mavi.

babelain dijo...

Gracias de parte de Mavi; y si, pasan muchas cosas cada día, solo hay que estar atentos para darse cuenta no? jejeje. Gracias Rocky; veo que te estás dando un largo paseo por el blog; espero que te vaya todo mas o menos bien. Saludossssssssss

Publicar un comentario