Bruno en la playa sin Pauline

|



7 comentarios:

mar-abunta dijo...

Anda...tú tambien eras amigo de Eric Rohmer.

;)

babelain dijo...

Pues si, Mar y lo sigo siendo incluso después de haberse muerto el pobre hace poco. Esa película la recuerdo muchas veces, no se exactamente porqué, pero me vienen imágenes sueltas de vez en cuando.

mar-abunta dijo...

Pues...creo que lo mio con él es algo sentimental, realmente no soy muy devota de este tipo de cine. Le conoci cuando "sufría" la separación de mis padres. Me encerraba durante horas a ver cine en mi cuarto. Un dia vi Mi noche con Maud, y me enganché. Cierto es que con la poca acción que tienen sus peliculas, aun a veces me pregunto cómo conseguía mantenerme sin pestañear durante más de 10 minutos de plano estático...
Siempre recuerdo el sabor de sus historias como algo dulce y muy pacífico.
La magia de Rohmer.

babelain dijo...

Yo era de esos que se veía todos los ciclos en los cines se Arte y Ensayo en el Madrid de los 70. Cine japonés (Do des ka den), cine checo (Trenes rigurosamente vigilados) etc...Los disfruté y algo queda, claro. Y sin pestañear también, jejeje (bueno, con algunas no pude, no todo el monte es orégano)

mar-abunta dijo...

Qué grande es el cine! ;)

vikingo dijo...

Y que grande conversacion. Da gusto leeros. Saludos Mar. Por cierto la foto de Bruno esta muy bien conseguida, aunque si no me lo dices Bab, no sabria si es Bruno.

babelain dijo...

El que está grande es Bruno, Viking, si lo ves ahora te sorprenderías. Saludosssssssssssss

Publicar un comentario