Absorbidos

|

...y ya ebrios llegamos hasta el mar, casi ciegos y sordos, pero con gallardía opaca, esbeltez insólita,  y algún gesto sobrante...
(Ilustración.-  Mavi)


Siete de septiembre

Absorbidos

                Absorbidos por el agujero negro de los sueños entre músicas secretas, envueltos en la enfermedad esencial para seguir con vida, ignorando razón y destino, salvo dolor en el paisaje, con fondo de rabia serena y algo cansados, todo hay que decirlo...

                No hay angustia, envenenado el caimán y violados los cráteres vírgenes, asidos a la vibración triste y extraña de la belleza algo cómica de las sirenas, huyendo de la demencia a través de la amargura del éxtasis de los astros, bajo esa presión ...

                Tras el simulacro de deseo viene el ardor vago, sereno, de la bruma; y ya ebrios llegamos hasta el mar, casi ciegos y sordos, pero con gallardía opaca, esbeltez insólita,  y algún gesto sobrante...

                Observando esas nubes vagabundas, trágicas e ilusas al mismo tiempo, con un estupor frio pero sin delirio añadido, oyendo el himno de los cíclopes, inmersos en la orgía de navíos a la deriva, sin pedir clemencia y viajando hacia...

                Nos quedan pocos grises y poco tiempo para la ternura, funcionan los filtros, pero la tormenta no se anda con sutilezas, ni se regodea en murmullos, toca la fibra y saltan los dados tentando al azar, y hasta los trovadores huyen, sin odio ni...

                Olvidado ese arrullar fúnebre del que hablábamos, nos salen al paso viejas heridas causadas por aquellas miradas color verdoso que estaban ocultas tras macabras palabras; nadie ha insinuado nada, aunque la gente está inquieta y opta por un silencio que ...

                Mucho alboroto, pero no hay testigos, nadie puede decir que lo vió todo ¿qué todo? no había nadie en aquel cuchitril oscuro, así que mejor mirar para otro lado, olvidar el agravio, romper el hielo de los sueños y avanzar entre...

               

               


6 comentarios:

Javier de Gregorio dijo...

Los ... al final de cada párrafo (?) ¿recortan la visión del lector, o acaso la amplían al no concluirlos?...
Saludos,
JdG

Rick dijo...

Aquí parece haber más psicodelia que surrealismo, en el sentido de que hay más sensaciones o sentimientos que visiones puras. Pero es un equilibrio muy bien llevado entre una cosa y otra.

El asunto de los puntos suspensivos, por la lógica tradicional, podría tener sentido en los cuatro últimos párrafos y ser una "licencia" en los tres primeros. Es la misma licencia al revés que utilizaba a veces Cortázar y algunos más cuando en esos mismos cuatro párrafos podría haber puesto punto y aparte.

Libertad de escritura, que ya es de las pocas libertades que nos quedan...

babelain dijo...

Javier, eso lo tendrán que contestar los posibles lectores. Yo soy un "mandao". Espero que la amplíen.

Saludossssssss

babelain dijo...

Rick, me interesa ese punto de vista: "Psicodelia surrealista". Suena bien.

Y ya ves que yo de lógica tradicional tengo poca. Lo de licencia si que se me da bien.

Saludossssssssss

Juanjo 'Johnny JJ' dijo...

Estamos absorbidos por tantas cosas que nos engullen a pesar de los esfuerzos. Abrazos, Bab.

babelain dijo...

Johnny, y tú más, que no paras. Date un respiro.

Saludossssssssss

Publicar un comentario