En el límite y Safari Fotográfico

|

En el límite

De sopetón, a la hora de la siesta, llega la lluvia. Cae con fuerza, quitando protagonismo al silencio, que se creía muy importante. Subo la persiana de la ventana y desde la cama observo cómo un pájaro empapado cruza el espacio entre olivo y olivo. No me apetece levantarme todavía; así que escribo tumbado, en mi libreta, la que siempre dejo en la mesilla para apuntalar los sueños antes de que se evaporen. Como aquél sueño en el que parece ser que tuve una extraña asociación con un gato de Angora, que se movía con una parsimonia desesperante (no podía despegarme de él, ¡¡¡yo era su sombra!!!), pero que al no tomar nota al despertar, se me olvidaron los detalles para siempre. O aquel otro donde podía oír un Aria de Don Giovanni de Mozart en el fondo del mar, en la absoluta oscuridad. Yo buscaba con la mano, a ciegas, el interruptor de la luz, pero solo tocaba cuerpos viscosos de peces abisales. No recuerdo nada más.


Creo que ahora estoy despierto, y de sopetón también, me viene a la memoria una frase de Bukowski: “Mi ambición está limitada por mi pereza”. Y a pesar de todo, o quizá por eso mismo, termino levantándome.


  ---


Luna llena de noviembre desde el jardín

  ---


Safari fotográfico en un pueblo de la Costa Granadina.

































---
Y estas son de la Costa Malagueña









----

10 comentarios:

jose kortozirkuito dijo...

hasta en la pereza hay musas que inspiran,dejalas colarse por la ventana,que revoloteen en el
espacio, traViesas, juguetonas,...al final siempre dejan algo
MARISEBIESTOYQUEMESALGOPUNTOCOM
NAS NOCHEEEES

Ya sabía de tu afición a las siestas, bien sana por cierto, y lo de la libretica papuntar los sueños, yo también lo he pensado alguna vez, pero no lo he hecho nunca, total, como soñar es gratis, de momento, sueño olvidado, sueño nuevo.
Las afotos, muy buenas, como siempre, debes de visitar unos zoos muy interesantes, todavía recuerdo la jipi de los pies descalzos, que tengo de fondo en mi ordenata.
A seguir soñando.
Zaludozzzzzzzzzzzz
Jose

PD. dice la Sebi que las fotos geniales

Rick dijo...

Sí que es verdad que el silencio se cree muy importante, pero esa importancia se la hemos dado los humanos. Aunque bueno, para lo que hay que oir a veces...

Es buena idea lo de la libreta; yo solía tenerla a mano, pero últimamente me rindo a la pereza: tiene razón Bukowski. En cuanto a las fotografías, ya echaba de menos ese escorzo tan particular que usas y esa coloración. Son fotografías de autor, no cabe duda.

antonilópez dijo...

Hola:
Me sorprende tu habilidad para convertir tus sueños en literatura.
Muy buena idea la de anotar las experiencias de los sueños al despertar, es cierto que luego se olvidan, aunque vuelven a la memoria cuando uno menos se lo espera. Yo recuerdo algunos incluso de mi niñez. Allí han quedado grabados para siempre.

Las fotos muy chulas. Sabes captar la hermosura del alma de las personas.

Saludos.
Antoni.

Johnny JotaJota dijo...

Me encantan estos safaris. Joer, el de la camiseta de hard rock me suena muchísimo. Abrazossss.

babelain dijo...

Es verdad, Sebi, las musas son traviesas y muy h. de p. tambien. Hay que tener paciencia con ellas, pero cuando aparecen...
Muy poético tu comentario.

Jose, la siesta es sagrada (en el sentido más mundano). Y lo de la libreta es una buena idea, a mi me cabrea olvidar los sueños, sobre todo si son jugosos y se les puede sacar algún partido luego.

Me alegra que alguna foto mía sirva para algo jeje.

Gracias a los dos.

Saludossssssss

babelain dijo...

Si, Rick, los humanos y Simon y Garfunkel. El silencio, a veces, me viene de perlas. No me molesta. Incluso lo busco. Pero también es peligroso en algunos momentos.

Bukowski decía muchas cosas, y algunas de ellas muy interesantes. Me gustan sus libros, tan crudos, tan directos.

Y lo de las fotos, pues bueno; un fotógrafo profesional se llevaría las manos a la cabeza, pero ya sabes que yo soy un eterno "amateur" (y a mucha honra jeje). ¿Conoces al fotógrafo vagabundo checo Miroslav Tichý? Una historia muy curiosa.

Gracias.

Saludossssssssssss


babelain dijo...

Antoni, algunas veces, cuando me despierto a media noche y he tenido un sueño interesante , lo anoto en mi libreta, aunque sean las cuatro de la madrugada. Si no lo hago, luego se pierde y me cabrea.

Ya me has comentado alguna vez lo de tus sueños de la niñez. Podrías contarme alguno, no?

Gracias.

Saludosssssssssss

babelain dijo...

Si Johnny, me parece que el de la camiseta de Hard Rock es algún superviviente de los tiempos de la movida o de antes. Posiblemente un guitarrista.Lo conozco, pero no se ponerle nombre. La foto está tomada en un mercadillo der Almuñecar, un pueblo costero de Granada. Si lo descubres me lo dices.

Gracias.

Saludosssssssssssss

Milena dijo...

Nada como saber sacar jugo a los sueños, Bab, tú de eso sabes un buen rato...
Magnífico safari, como siempre! me gusta esa foto del maniquí ahí en medio...

Besos

babelain dijo...

Milena, ceno muy tarde (a mi pesar). y sueño mucho. Por unas cosas o por otras siempre se complica la hora de la cena y luego pasa lo que pasa.

Y el maniquí ni se dió cuenta cuando le hice la foto. Tengo una técnica de disimulo muy avanzada jeje.

Gracias.

Saludossssssssss

Publicar un comentario