Tres partes

|

Tres partes
  • Todo lo tenía que dividir en tres partes, a poder ser, iguales.
  • El día lo había organizado en tres bloques de 8 horas cada uno. De 7:00 a 15:00: trabajo. De 15:00 a 23:00: comida, siesta, paseo y ocio (lectura, cine, etc...). De 23 a 7:00: cama.
  • Ahora estaba casado con su tercera y última mujer. De las dos anteriores se divorció después de haber tenido tres hijos con cada una. Con la mujer actual también cumplió con la cuota de hijos correspondiente. Había terminado ese ciclo ya. No habría más mujeres ni más hijos, pasara lo que pasara.
  • El sexo no escapaba de esta obsesión tripartita. Lo hacía tres veces al mes con su mujer. Cada sesión la dividía en tres partes de un minuto aproximadamente (no usaba cronómetro... todavía). La primera, los preliminares, la dividía en tres partes de unos veinte segundos cada una, dedicadas a acariciar metódicamente: primero la teta izquierda, segundo la derecha y finalmente el coño propiamente dicho. La segunda parte, la penetración, duraba otros sesenta segundos y aunque eyaculara antes, él se quedaba “ensamblado” hasta que no pasaran esos sesenta segundos reglamentarios. Finalmente, la conclusión, consistía en fumarse un cigarrito en la cama y apagarlo justo al minuto de haberlo encendido, al mismo tiempo que se despedía de su mujer con un escueto: “Buenas noches, cariño, mañana será otro día, supongo”.
  • Había dejado escrito en su testamento que, cuando muriera, sus cenizas se dividieran en tres partes. No le hicieron ni puto caso. Sus tres mujeres, reunidas para la ocasión, le dieron tres patadas cada una a la urna de las cenizas y la abandonaron en un descampado inhóspito a las afueras de la ciudad y se fueron a tomar tres... o cuatro copas, nadie se paró a contarlas.

11 comentarios:

babelain dijo...

He "fundido" tres fotos para ilustrar el relato: una de una urna funeraria, otra de un cuadro de la pintora americana Connie Freid y otra de un hombre en la cama que no está fumando, está ... tomando mate. Y además, ese hombre es.. el Che.
Ahí queda eso.

Saludossssssssss

Milena dijo...

A ver Bab... en este relato hay tres posibles conflictos... 1- Cada parte de la sesión sexual podría ser de tres minutos -disfrutaría el triple... 2- Podría variar y acariciar algún día el culo en vez de la teta izquierda -por ejemplo... 3- Y si no es capaz de fumarse tres cigarrillos, dejar de fumar o dar sólo tres caladas…
La foto te ha quedado muy-muy-muy curiosa.

Saludos, no… Salutres

Rick dijo...

Este sujeto estaba aquejado de una enfermedad mental severa. ¿Profesor de Matemáticas, tal vez?

Es curiosa esa mezcla de imágenes, sí. Y que aparezca el Che ahí tiene su coña, aunque no sé si ha sido casualidad o intención. En todo caso, el conjunto de imagen y texto resulta desconcertante. No sé si pedir cita en el psiquiatra, no sea que también a mí me estén chirriando los ejes y no me haya enterado...

antonilópez dijo...

El tipo del relato y yo, nos parecemos en algo y es que yo también divido el día en tres partes: Trabajo, ocio y descanso. Ademas coinciden los horarios casi a la perfección. Por lo demás por supuesto que no tengo nada que ver, Vaya un tio raro, no me extraña que terminase a patadas.

El fotomontage te ha quedado muy chulo.

Un saludote.

Johnny J.J. dijo...

Jajajaja, esta historieta es tremenda. 3 veces al mes, como buen español que supera los 40 y tantos. Pero eso de que cada sesión la dividía en tres partes de un minuto aproximadamente es la bomba. Qué grande. Abrazosssss.

jose kortozirkuito dijo...

¡Joder Bab!
Hacía tiempo que lo sospechaba, pero creo que hoy se han disipado todas mis dudas,
detrás de esta apariencia de madurito interesante, intelectual y bohemio se esconde una feminista de lo mas radical y recalcitrante, pues todos los personajes masculinos que salen en tus relatos no pueden ser mas patéticos, aunque en el fondo tal vez tengas razón.
El relato de los que mas me han gustado y la afoto buenisma.
Salutres misis Bab, y a ver ai algún día quedamos para...
Jose.
Hola,¡aquí la marisebi¡¡
Oye Bab lo tuyo con el genero masculino empiza a ser muuuuu grave,no sé que pensar,pero desde luego que el tipejo este es tontodelculo,(así todo junto)y no se merece mejor entierro,es muy visual esas tias dandole tres patadas a la latita de las cenizas,esto dá para un corto¡sería genial¡me apunto a ser figurante para las pataditas,bueno no me tildeis a mí de feminista recalcitrante,que yo me relaciono muy bien con mis hombres,pero si me encuentro con uno así...no es para menos
Genial locura de relato,buen montaje de fotos,gracias por los besos a BUSANITO
besos de tres en tres para todos...¡huy lo que he dicho¡¡¡
SEBI

babelain dijo...

Milena, tú hablas como si este "sujeto" fuera capaz de variar un ápice sus costumbres, pero no, va a piñón fijo. Antes de cambiar algo sería capaz de tirarse por un barranco.

Gracias.

Saludosssssssssssss

babelain dijo...

Si Rick, tienes toda la razón. Podría ser profesor de matemáticas o de religión jeje. Lo del Che fue casualidad. Puse en el google "hombre fumando en la cama" y salió esa foto en pequeñito, no me di cuenta que era el Che; creía que estaba fumando, pero está tomando mate. Luego las mezclé y salió lo que salió.

Yo ya paso de sicólogos, psiquiatras, psicoanálisis y otras hierbas. Voy por libre.

Gracias.

Saludossssssssssssss

babelain dijo...

Antoni, menos mal que el parecido se reduce a eso. Me habías asustado jejeje.

Gracias.

Saludossssssssss

babelain dijo...

Gracias Johnny, hay gente muy rara por ahí. Y vamos a por otros siete años (y más) de Espacio Woodyjaggeriano.

Saludosssssssss

babelain dijo...

Oye Jose, yo me limito a relatar historietas que me salen como me salen. Mañana pueden salir machistas en ves de feministas. Los protagonistas son de distinta calaña, ¿qué culpa tengo yo? jeje. ¿Para qué quedamos Mr. Jose?

Sebi, ya ves, hay mucho tontolculo suelto, eso es lo que hay. Si montamos un corto te aviso para que le des tres o cuatro patadas a la urna. No te creas, hemos hecho algún corto que otro por ahí.


Gracias a los dos.

Saludossssssssssssss

Publicar un comentario