Telesforo y Esperanza 1ª Parte IV y V

|
(Niño del circo)
(ver post anterior)

IV

En el portal de su casa, Telesforo encontró a un zagalillo sentado en un escalón con la cara entre las manos. Parecía triste y por eso se atrevió a preguntarle:

  • ¿Estás perdido?
  • No
  • ¿Tienes hambre?
  • Mmmm, si
  • ¿Quieres subir y repartimos unas salchichas?
  • Bueno
Subieron al cuartucho y Telesforo pasó por la sartén las salchichas, dividió la barra de pan en dos, metió una salchicha en cada trozo, partió el tomate en trocitos, le hecho sal y un poco de aceite y se sentaron en la diminuta mesa a comer.
  • Bueno, cuéntame, ¿te has escapado de casa?
  • No tengo casa
  • ¿Y tus padres?
  • Mi padre es un poeta medio famosillo y mi madre ama de casa. Pero se separaron. Mi padre solo vivía para la poesía y mi madre se cansó y se buscó un maromo que la quisiera. Yo no quise quedarme con ninguno de los dos y me largué. No me hacían ni puto caso. Ni se han preocupado de buscarme.
  • Entonces ¿Dónde vives?
  • Trabajaba en un circo, pero ayer me escapé y el circo se fue a otro pueblo
  • ¿Cuántos años tienes?
  • Trece
  • ¿Y qué hacías con trece años en un circo?
  • Pues de todo un poco, pero parece ser que tengo facilidad para inventar melodías y mientras lavo a los animales, les doy de comer o ayudo a los payasos a vestirse, canturreo sin parar cancioncillas inventadas. Hace unos días, me llevé una sorpresa morrocotuda, un cantante famoso estaba cantando una de mis cancioncillas por la radio, con su orquesta y todo eso. Me quedé de piedra. No comprendía nada. La Mujer Barbuda, que es amiga mía, me dijo que había descubierto a uno de los músicos que tocan en el circo copiando en una partitura las canciones que yo inventaba. Luego se las pasaba al director del circo y este las vendía a una casa de discos. Se estaban forrando a mi costa y a mi solo me daban de comer y un sitio para dormir. No aguanté más y me escapé. Que se jodan.
  • Qué cabrones los del circo. ¿Y qué piensas hacer ahora?
  • No se. Quisiera ser inventor. Inventar algo que a nadie se le haya ocurrido antes.
  • Claro, de eso se trata, si es un invento, a nadie se le habrá ocurrido antes (bromeó Telesforo)
  • Ya, pero tiene que ser algo que sirva para desenmascarar a los cabrones que engañan a gente inocente. Un aparatito que los detecte, como a un billete falso.
  • Estaría muy bien eso, chaval. Adelante.

Terminaron de comer y Telesforo se echó una siestecita. Cuando despertó, el zagalillo se había marchado. En un trozo de papel higiénico dejo una escueta nota con letra temblorosa: “Gracias por el bocata, estaba de muerte”

A Telesforo le dio bastante pena la desaparición del chaval. Le hubiera gustado ayudarlo y encontrarle un trabajo pero luego pensó que probablemente su destino estaba marcado y a él no le tocaba intervenir. Al menos habían compartido un almuerzo. Siguió un rato echado en la cama mirando por la ventanita cómo corrían las nubes hacia el este. Le quedaba un cigarrillo pero no tenía cerillas. Se puso el cigarrillo en la boca y se quedó con cara de bobalicón recordando el momento tan mágico que había pasado con Esperanza esa mañana.

Por un momento creía que había sido un sueño, pero de eso nada, en el bolsillo del pantalón tenía un papelito con el número de teléfono de la chica. Llamaron a la puerta. No esperaba a nadie. Nunca esperaba a nadie - ¿Quién será? - (se preguntó)


(Tomás y Telesforo)

Abrió la puerta y ¡sorpresa! Aparece Tomás, un viejo amigo del instituto que hacía ya unos años que no veía:

  • ¡Hostias, Tomás! ¿de donde sales, cabrón? ¡Qué sorpresa!
  • Joder Tele, estás igual de feo que antes o más (risas)
  • Pues tú estás medio decrépito y empiezas a quedarte calvo (más risas)
  • Pues ya ves, estoy de paso y me acordé de tu dirección. Menos mal que no te has mudado.
  • Pues sigo aquí, anclado y sin muchas perspectivas de cambio.
  • ¿Sigues escribiendo aquellas poesías cochambrosas sin pies ni cabeza?
  • No hago otra cosa en mis ratos libres, pero nadie quiere publicar mis poemas. Dicen que son rarísimos.
  • Y tienen razón, pero lo raro tiene su público también. Son unos mamones estos editores. Yo dejé de escribir y ahora estoy de fábula. Me he buscado un trabajo de barman en un pub de moda.
  • ¿Y de mujeres, qué?
  • Bueno, he salido con algunas desde entonces, pero estoy mejor solo. De vez en cuando, sin compromiso, salgo con alguna amiga del bar en plan “sexo de mantenimiento” jejejeje. Más que nada para no oxidarme.
  • Pues yo hacía tiempo que no me comía una rosca, pero ayer…
  • Pero ayer ¿qué?
  • Pues eso, que conocí a una chica especial. Solo fue una mañana, dando un paseo y conversando, pero me quedé…colgadísimo. Algo mágico. Tengo su teléfono.
  • Pero…suelta la gallina de una vez, joder, no me dejes a dos velas.
  • Pues nada, que nos vimos en un bar, ella me habló y salimos a pasear y a charlar por su barrio y me transporté al paraíso. Nunca antes me había pasado algo así.
  • ¿Eso es todo? De poesía solo no se vive, Tele. Hay que ir hasta el fondo de la cuestión, y no es una metáfora.
  • Ya, pero esto es especial. Ya habrá tiempo para todo, eso espero al menos
  • Tú sabrás, siempre has sido rarito. Venga, te invito a una cerveza, tengo algo de presupuesto.

Salen a la calle charlando de sus cosas como en los viejos tiempos del instituto, cuando se reunían y el mundo desaparecía. Solo existían sus historias inverosímiles, sus planes imposibles, sus colocones de fin de semana, sus poesías estrafalarias, sus chistes malísimos, sus…

En el bar, delante de unas cervezas y una ración de patatas bravas, parecía que nada había cambiado entre ellos pero, en los silencios, cuando se miran por unos segundos a los ojos escrutándose, si que se nota una especie de pequeño abismo que antes no existía. Ellos lo disimulan, pero ambos lo saben.

Se despiden con un abrazo en la misma puerta del bar y prometen verse más a menudo, aún sabiendo que nadie es dueño de su destino; pero ¿quién sabe?

Fin de la 1ª Parte. Continuará... y las cosas ya no serán tan "normales"


14 comentarios:

babelain dijo...

Telesforo no solo vive de "Esperanza". Ocurren otras cosas en su vida.
Próximamente...2ª Parte.

Saludosssssssssssss

Ficus dijo...

Me ha caído bien el zagalillo (rapacín, decimos en mi tierra), y también Tomás, con su técnica antioxidatoria y sus críticas (desde la vieja amistad) al bueno de Telesforo y a los editores mamones jejeje....

A la espera de esa segunda parte, dear bab, máxime con el anticipo de la paranormalidad (entiéndase el palabro, jejeje) anunciada.

Un abrazote.

Rick dijo...

Muy bien retratados los dos nuevos personajes, tanto en "pintura" como en "letra". Imagino que al menos el zagalillo tendrá algún papel en esta historia, porque el personaje es muy apetecible. Casi tiene un aire medio mágico.

Tomás ya viene siendo un personaje muy terreno, muy sintomático de lo que suele hacer la vida con las ilusiones de los humanos. En todo caso, seguro que aún le queda algo de buen fondo.

En fin, a ver qué pasa...

jose kortozirkuito dijo...

la sebi.El jose escuchando mi dulce voz desde la hamaca,jeje¡será cacho perrrro?Me ha enternecido el chabal,aquí le decimos ZAGALICO ,casi me muero cuando abre la puerta,digo,¡la espe¡pero no,huuuy,es un romantico encantador,el telesforo,a ver como acaba esto que el telesforo ya forma parte de nuestra familia,os dejo con el jose que ha bajado de la hamaca porque le ha dado un ataque de hambre,si es queeee,todos son iguales,bueno,el telesforo,no,es especial,un rarito,pero muy majo .me está encantando el cuento.
El Jose:
Vi el post ayer, pero no lo leí, leer este blog es cosa de dos (como el guacalé) y he esperado el momento de leerlo con Sebi, pero hoy estaba pensando, sin que sirva de precedente, que como soy, elucubrando con una historia, imaginando cosas raras, descartando de antemano que sea una historia bonita de amor o de amistad, ramalazos de mi etapa mas undergraun.
La historia me mantiene en ascuas, y mas después de estas dos partes, que parecen un impás, para lo que va a venir.
Bueno, paciencia y a ver como se desarrolla.
Nos vemos pronto.

Milena dijo...

- Qué pasada de retratos, buenísimos.

- Muy interesantes los dos personajes que nos presentas. El chaval me ha gustado, puede dar mucho juego... por cierto, no me le has puesto nombre...

A ver como te portas Bab... seguro que nos sorprendes -en cualquier momento con alguna vena surrealista o dadaísta...




babelain dijo...

Ficus, pronto se acabará la normalidad, todo tiene un límite jejeje. Ya me conoces un poco, ¿no? Ya te comentaré en Veganasia cómo nos salieron las Allo Tikki el otro día.

Saludosssssssssss

babelain dijo...

Gracias, Rick, en nombre de los dos. El zagalillo ha hecho su aparición estelar momentánea, igual que Tomás. Son personajes secundarios, para darle un poco de enjundia a la historia. Si te ha gustado los "retratos", miel sobre hojuelas.La magia viene luego. Pero no adelantemos acontecimientos.

Saludosssssssssssssss

babelain dijo...

Gracias Sebi, el perro del Jose se va a poner mu gordo, todo el día en la hamaca y solo baja para comer jejeje. El Telesforo se va a poner más rarito, así que atentos a los próximos capítulos.

Jose, te dediqué un poema "de calidad" en los comentarios del pos anterior. Espero que lo hayas leído. Todos los que tenemos cierta edad hemos pasado por una etapa "undergraun" como tú dices. Y por tropecientas etapas más que nos dejan huella o nos dejan tarumba, depende. Es cierto, estas dos historias son un impas, pero vete preparando para enviarme saludos al frenopático.

Saludossssssssssssss

babelain dijo...

Ya te lo advertí, Milena. Esta serie de ilustraciones me encanta. Podíamos haber puesto las ilustraciones solo y vosotros os imagináis la historia jejeje.

Algo de dadá si que habrá, pero dadaísmo oriundo, que tiene más miga.

Saludossssssssssssss

antonilópez dijo...

Que buenas las acuarelas, hablan por si mismas. Felicitaciones a Mavi. Respecto al relato, me gusta el nuevo personaje, sigo enganchado, y espero impaciente la próxima entrega.

Un saludote.

jose kortozirkuito dijo...

Si que he leido tu poema, es como uno de Gongora en el siglo XXI

babelain dijo...

Antoni, si que son buenas las ilustraciones, a mi también me lo parecen. Y hoy mismo sigo con la 2ª Parte.

Saludossssssssssssss

Johnny JJ dijo...

Siempre hay avispados que hurtan partituras como le pasó al zagalillo compositor. Esto marcha.

babelain dijo...

Johnny, de eso de partituras robadas debes entender tú algo, no?

Ya hay nuevo capítulo publicado.

Gracias.

Saludosssssssssss

Publicar un comentario