Birimbao

|


Birimbao

            Me acosté en la cama, apagué la luz y extendí el brazo derecho. En una esquina del cuarto tengo un birimbao (*) en posición vertical. Pellizqué el hilo metálico del instrumento que retumbó en la oscuridad de la noche: ¡¡¡PLONGGGG!!!

            Ese sonido me abrió las puertas del siguiente sueño:

            “Recorro el bosque por un sendero serpenteante con un silencio sobrecogedor. Después de un tiempo caminando descalzo y desnudo entre árboles frondosos, el paisaje cambia de forma abrupta. Ahora los árboles tienen muchas ramas sin hojas que se agitan temblorosas hacia el cielo y al final de cada una de las  ramas,  un ojo vigilante que gira en todas direcciones.

            Camino entre esos árboles y noto una lluvia de gotas pequeñas y tibias. Son lágrimas que caen de los ojos de las ramas. Mientras más me adentro en ese bosque de árboles con ojos, más caliente se vuelven las lágrimas hasta el punto de que me queman  la piel. Corro para salir de allí pero no veo ninguna salida.  Un ave rapaz de gran tamaño sale en mi ayuda y me protege volando despacio con sus alas extendidas a unos centímetros de mi cabeza. El sendero acaba en un río. Entro en el agua para calmar el ardor y el ave se sumerge en el agua en picado a gran velocidad y desaparece.

            El río es de agua salada y está fría. Alcanzo nadando la otra orilla. El terreno en este lado es desértico, aunque en el horizonte se pueden distinguir montañas de hielo transparente en forma de pirámides. El viento sacude la arena y forma pequeñas dunas a su antojo. Me propongo llegar hasta las montañas de hielo pero por más que camino, la distancia no se acorta. Con el abrasante calor se suceden los espejismos: lagunas con palmeras llenas de jugosos dátiles; caravanas con camellos cargados de mercancías exóticas, pequeños poblados con casas de adobe medio camufladas en el paisaje anaranjado… pero siempre acaban desvaneciéndose en el calor que surge de la arena. Antes de que oscurezca encuentro una pequeña cueva entre unas rocas y me dispongo a pasar la noche allí. Empieza a hacer frío. Me acurruco”

           
            Medio dormido aún, pronuncio maquinalmente la palabra “SSPOTORNO” y,  por arte de magia, vuelvo al mundo real.



          (*) Birimbao: (Wikipedia) El birimbao (en portugués berimbau) es un instrumento de cuerda parecido al arco musical, hecho de una vara de madera flexible y un alambre, a los que se agrega una cashishi y una calabaza, que hace las veces de caja de resonancia.
El birimbao es de origen angolano. Allí lo utilizan khoisan, ovambos, humbis, nyanekas y quimbundos.
Este instrumento fue llevado por los esclavos angolanos a Brasil, donde se utiliza para acompañar una lucha acrobática llamada capoeira.






21 comentarios:

Javier de Gregorio dijo...

Vaya, tengo un birimbao colgado en mi buhardilla. Lo pondré esta noche cercano a la cama para ver si logro tener un sueño parecido. Últimamente no sueño en nada interesante...
Saludos,
JdG

Johnny dijo...

Lo tendré en cuenta: SSPOTORNO!!!

Desconocía totalmente el Birimbao, ilustrándome con tus grandiosos relatos. Abrazossssss.

antonilópez dijo...

El relato es estupendo, como siempre. Tu imaginación, babelain, no tiene límites. Intentaré memorizar la palabreja "Sspotorno", seguro que me saca de alguna de esas pesadillas tan incómodas que sueño de vez en cuando.Respecto al Birimbao, va a ser que no. Lo más exótico que tengo es un tambor marroquí de cerámica, probaré de todas formas con él. jejeje.
Estoy con los Cheyenes, me gusta la del "Borrachito" pero de momento no he sacado más conclusiones.

Gracias de nuevo por el regalo. Un saludazo.

Ficus dijo...

Agitao viaje por el mundo onírico, dear bab.
Que bueno sería tener un ssportonio propio en determinadas circunstancias jejeje...

Rústico donde los haya, el Birimbao. Lo he visto en alguna ocasión, dos o tres notas a lo sumo, que se cambian con una piedra. Uno de esos instrumentos ancestrales en los que la vibración era mas importante que la melodía.

Genial relato e ilustración baba & Mavi.

babelain dijo...

Pues cuidado, Javier, el sonido del Birimbao en la oscuridad y el silencio de la noche te puede transportara cualquier sueño.
Saludossssssssss

babelain dijo...

Johnny, busca en google algún vídeo y verás como se toca y suena el birimbao. Me gusta ese sonido tan antiguo.

Saludosssssssss

babelain dijo...

Antoni, no se si te funcionará a ti esa palabreja jejeje.

A Los Cheyenes los oía cuando tenía 14 años. Eran los Kinks españoles. Compré un E.P. que me gustó mucho (Devuélveme el corazón, Y olvídame...)De esos dos temas hice una versión con el tiempo.

Saludosssssssssssssssssss

babelain dijo...

Claro Ficus, aquí no hay melodía. Es muy curioso el instrumento. Me lo regaló mi hijo mayor. Y es cierto que me gusta darle un pellizco al alambre en la oscuridad, antes de dormirme (cuando me acuerdo jejeje) Lo tengo cerca de la cama, en una esquina del cuarto, al lado de un didgeridoo. Al alcance de la mano.

Saludosssssssssssssssssss (Gracias de parte de Mavi)

Milena - en danza dijo...

Tu relato de hoy me inspira para la parte de visualización de una sesión de Yoga Nidra (http://en.wikipedia.org/wiki/Yoga-nidra) o sea que muchas gracias, me viene al pelo... que a veces a una se le agota la imaginación...
El dibujo de Mavi, fantástico como siempre (tu relato también fantástico, como siempre).
Feliz noche... y día, a los dos

Milena - en danza dijo...

Hola Bab, vuelvo aquí a releerte... es increíble pero como te dije anoche, el sueño que relatas y la manera de volver... son muy parecidos a una sesión de yoga-nidra (si uno mira en la web, el yoga-nidra no está muy bien explicado y muchos llaman así a una relajación...)... pero si os interesa y hay ocasión, ya os explicaría el detalle...
Por otro lado quería decirte que me ha encantado el birimbao, y que también me gusta mucho ver capoeira.

Feliz fin de semana!

babelain dijo...

Milena, no explican muy bien lo del yoga-nidra en la web, es cierto. Así que vendría muy bien una clase magistral. Y si me explicas el parecido del sueño con la sesión, miel sobre hojuelas.Gracias en nombre de los dos.

Saludosssssssssssssss

Milena - en danza dijo...

Vale, me he metido yo solita en este berenjenal...
Nidra significa "sueño" en sánscrito. Y yoga-nidra, que es una práctica tántrica, vendría a significar "sueño consciente" o sueño psíquico, la persona llega al estado de sueño pero estando consciente y hay una técnica para ello. Sirve para entrenar la mente y más...
Voy a intentar resumir, porque es una técnica complicada, pero voy a intentar que se me entienda.
Para recibir una sesión de yoga nidra, la persona o personas se tumban boca arriba en una postura cómoda (no se tienen que mover para nada) y la llevas a estar en completa relajación con respiraciones etc. Luego esa persona tiene que formular mentalmente su "sankalpa" o resolución, que es como una semilla que se planta en la mente y suele ser una palabra con un significado especial para ella. Luego, hay una rotación de la conciencia en la que vas recorriendo partes del cuerpo muy rápidamente con la conciencia. Por ejemplo: dedo pulgar de la mano derecha, segundo dedo, etc, planta del pie... párpado izquierdo... etc.. durante rato... Siempre le sigues recordando a la persona que no tiene que dormirse... llega un momento que no siente el cuerpo... luego le haces contar mentalmente las respiraciones en sentido por ejemplo de cincuenta hacia cero... luego le haces experimentar sensaciones opuestas: frío y luego calor. pesadez del cuerpo y luego ligereza... y aquí viene la visualización (en lo que me inspira tu relato), le vas guiando a la persona por una serie de sitios. Pongo un ejemplo resumido de la última visualización que he hecho en una sesión: Estás en un parque y es muy temprano por la mañana, escuchas los pájaros... hay un jardín con flores de tal y tal color... cerca hay un lago, te acercas y ves unos peces, te acercas y miras cómo se mueven... te vas hacia una zona de árboles... los hay sin hojas y con hojas... hay un claro y en el claro, un pozo con mariposas que revolotean alrededor... te asomas y ves que es muy profundo y hay total oscuridad... hay una escalerilla en espiral enroscada en las paredes... comienzas a descender... en los muros hay piedras, mármoles amarillos y blancos... miras hacia arriba y ves un círculo de luz en la parte superior del pozo. Proveniente de huecos en las paredes, se oye el sonido de animales pequeños... chillidos y susurros y vas encontrando el camino al tacto... unos grandes ojos verdes te miran sin parpadear... hay aleteo y ulular de un búho... pasa una nube de insectos luminosos y completamente transparentes, estás rodeado de ellos pero ninguno te toca... hay una luz tenue abajo...llegas abajo y corres a través de un túnel... y sales a una playa dorada... océano infinito... sobre el agua hay una flor de loto... etc, etc.... jejeee, no voy a contar el final... (que es muy bonito)... Guías a la persona para que siga mirando un rato el espacio que hay delante de sus ojos cerrados, que lo observe sin implicarse, mire si hay simple oscuridad o lo que sea... y luego le haces pronunciar mentalmente otra vez su resolución o sankalpa y poco a poco ir tomando consciencia de su cuerpo, que se desperece y estire y yaaaaaaa...
En fin, no se si puede entender algo, y porqué me inspira tu relato, ya me dices...

babelain dijo...

Pues está muy bien explicado, Milena. Se ve que eres buena profesora. Mi hijo mayor, cuando sus alumnos del instituto están nerviosos por alguna razón, les aplica técnicas de relajación que tienen algún parecido con lo que comentas. Y funciona.
Gracias por la clase.

Saludossssssssssssssssss

Lisa Murphy dijo...

Huy, pues no se si empezar por el Bab-relato o por el de Milena ¡sesión completa, aun con omisión del "final... (que es muy bonito)"! Desde luego, dear Milena, profe muy profe y de las de clarito, muy clarito ¡enhorabuena!
Y no menos por tu visión nocturna, Mavi. Y lo del micro-relato, Bab, un vívido sueño que gira desde lo que podría acabar en pesadilla hasta el renacer a la tierra, a través del agua, disolvente y purificadora universal. Me ha encantado, Bab/Mavi; una delicia el volver a leeros, muchas gracias.

Milena - en danza dijo...

Me alegro que se haya entendido y me alegro que se hagan ejercicios de relajación en los institutos.

Y aquí va el final, dedicado a Napi: ...sobre el agua hay un loto blanco mecido suavemente por las olas... sobre la flor hay acostado un bebé... observa detenidamente a ese bebé... ese bebé eres tú... siéntete como ese bebé meciéndote suavemente sobre el agua... y escucha atentamente... escucha... escucha el sonido primordial sobre el océano infinito...

Hari Om Tat Sat

babelain dijo...

Gracias Lisa, en nombre de los dos.Para nosotros también es un placer volver a leerte. Se te echaba de menos.

Saludossssssssssssssss

babelain dijo...

Milena, coincido con Lisa. Muy clarito todo y final muy apetecible. Sentirse como un bebé; ya no me acuerdo como era eso jejeje

Saludosssssssssssssss

Napi dijo...

Precioso el final, Milena, no me extraña que le encontraras paralelismos al micro-relato de Bab, ese renacer es primordial, estoy seguro. ¡¡¡Se me ha erizado el bello leyendo los dos relatos en paralelo!!!

Gracias, Bab, Mavi, Milena

Milena - en danza dijo...

Jeje... mi Yoga Nidra estaría mejor con dibujo de Mavi :D

SEBI dijo...

¿HABEIS PUBLICADO EN LIBRO?SI,QUIERO SABER ,NO ¡YA ESTAIS TARDANDO¡ESTO TIENE MUCHO NIVEL

babelain dijo...

Sebi, hemos publicado algunas cosillas en la Editorial Árbol de Poe de nuestro amigo Paco Cumpián en Málaga; tanto Mavi (en ilustraciones de algunos relatos) como yo (algunos poemas)
Creo que están descatalogados. Si encuentro alguno por ahí, lo mismo os lo envío.

Saludossssssssssss

Publicar un comentario