Amor extraño

|

Amor extraño
           
            Él necesitaba un amor incondicional, entregado, legendario, sin ningún resquicio por donde pudiera entrar la más mínima sombra de duda. Anhelaba muestras de amor a diario y en cada esquina. Un acople perfecto de dos cuerpos y  dos almas en medio de la tormenta. Solo de esa forma encontraba el éxtasis como lo encuentra el vampiro cuando succiona  sangre joven en la profundidad de la noche.
 De lo contrario, preferiría la absoluta soledad. Como el asceta en su cueva.

Ella no tenía recuerdos. La abandonaban según sucedían, antes de cobijarse en su memoria. Por lo tanto no entendía de remordimientos.   Más allá del inmediato ahora, se extendía una espesa niebla que se iba disipando segundo a segundo con las manecillas del reloj. Al no imaginar ni en sueños que pudiera existir un futuro, tampoco conocía el miedo.
 Su éxtasis era otro: en ese momento preciso y único en el que vivía, estaba absolutamente enamorada. No existía nada más. Ni un recuerdo. Ni una promesa. 

16 comentarios:

Milena - en danza dijo...

Todo encaja, todo casa, es un "relato simbiótico", dónde uno hace cuerpo primero con él, luego con ella, con los dos, con el relato y el dibujo... todo se une y todo se mezcla...
Me gusta el sentimiento de presente que se instala en ellos, en su amor, en su éxtasis, y como lo cuentas.

El dibujo de Mavi, recuerda o parece una escultura, y como suele pasar con sus dibujos, lleva más allá... como si la historia no terminase nunca...

Mil gracias por compartir vuestro relato-dibujo, me encanta todo lo que expresa 'unión'.

Un abrazo!

Ficus dijo...

Lo cierto es que, con el paso del tiempo, las muestras de amor en cada esquina, suelen desaparecer y se convierten en algo mas natural, pero igual de bello, sin tanto artificio.
Aunque, como en este caso, ella no tenía noción de pasado o futuro, pues miel sobre hojuelas para ambos.

Bello relato y precioso grafismo bab & Mavi.

Un abrazote.

Javier de Gregorio dijo...

Resumiendo, él tenía testosterona y ella no.
Saludos,
JdG

Johnny dijo...

Brillante, gran Bab, me atrevería a aventurarme en afirmar que de los más brillantes. Él y Ella tan diferentes, tan individuales… hacia el éxtasis.

babelain dijo...

Gracias a ti, Milena. La historia no termina nunca, parece ser jejeje Es un amor extraño ese que me ha salido en el relato, pero así "venía" y así lo atrapé. El dibujo me encantó nada más verlo.

Saludossssssssssssss

babelain dijo...

Ficus, se te ve experto en el tema jejeje. La experiencia es un grado, dicen. Miel sobre hojuelas.

Saludossssssssssssss

babelain dijo...

Javier, eso es mucho resumir, no? bueno, me lo parece a mi al menos jejeje
Gracias.

Saludossssssssssssssssss

babelain dijo...

Johnny, aventúrate que es gratis. Yo, encantado de que algo de esto te parezca brillante. Gracias.
Saludossssssssssss

Lisa Murphy dijo...

No al pasado, no a la proyección hacia el futuro: solo podía resultar una fusión absolutamente ilimitada. Y el juego de sombras de Mavi es todo un jugoso hallazgo. Gracias por tan lindo corto, chic@s.

P.D. - No sé por qué, al leeros, Bab/Mavi, me ha venido a la memoria lo de "Karuna, Karuna. Aquí y ahora”, repetían la aves palarchinas de La Isla (A.Husley)

babelain dijo...

Gracias Lisa. Muy oportuna la referencia a Huxley.

Saludossssssssssssss

antonilópez dijo...

Esta vez no tengo mucho que comentar. Sencillamente precioso, y el dibujo, ideal, casa perfectamente con el relato.

Un saludote.

babelain dijo...

Gracias Antoni (hoy no duermes en el sofá jejeje)
Saludosssssssssss

jose kortozirkuito dijo...

HOLA SOY SEBI¡QUE BUENO ESTE ESCRITO,POR EL MARCO VAMPIRESCO Y SIN EMBARGO¡TAN SENCILLO¡DICE MUCHO CON POCO,ESPRECIOSO

babelain dijo...

Gracias Sebi. Tu libro lo tengo aquí cerca. Ya te comenté que nos gustó mucho.

Saludosssssssssssss

María dijo...

Me encanta el dibujo, y haber descubierto tu blog, si me permites, me quedo.

babelain dijo...

María, quédate el tiempo que quieras. Gracias por el comentario.
Saludossssssssss

Publicar un comentario