El intruso del espejo

|

El intruso del espejo

Ese que parece vivir en los espejos. ¿Qué pretende? Si al menos tuviera alguna iniciativa, pero no, siempre esperando a que yo mueva ficha. Si río, ríe, si hablo, hace como que habla, si estoy triste se entristece etc…

Pero a estas edades no pienso seguirle el jueguecito. Me persigue por tierra, mar y aire en espejos de trenes, barcos y aviones y ya se ha hecho insoportable. Ese del espejo ya no soy yo reflejado, eso era antes; ahora, con la edad, he decidido ignorar esa falsa imagen de mi que tan tozudamente quieren devolverme todos los espejos del mundo, con una insistencia rayana en la locura.

¿A qué juega el intruso?, ¿qué pretende? Cuando empecé a cansarme del asunto, hace algunos años, intenté hacerle algunas preguntas, pero él, muy astutamente, solo imitaba lo que yo hacía, disimulaba sus intenciones; luego pasé a gritarle e insultarle cada vez que se asomaba al espejo, pero él, ¡que si quieres arroz, Catalina!

Ahora, simplemente lo ignoro; él trata de hacerse notar e incluso a veces lo consigue cuando me pilla despistado, pero enseguida tomo las riendas y lo ignoro por completo. Como en la oscuridad no hay reflejo, le he robado la luz a los espejos. El intruso sigue ahí, agazapado, pero a mí me importa un bledo, casi lo oigo sufrir, deseando aparecer ahí enfrente, con sus manías de imita monos y con sus ansias de recordarme el paso del tiempo en mi cara, pero ya no juego a eso, al menos, no con ese monigote. Desde entonces vivo con otro ritmo, podríamos llamarlo ritmo vital y esto ya es otra cosa.

9 comentarios:

babelain dijo...

La foto es de esta mañana; el intruso seguía ahí, como puede verse, pero yo no le hacía ni caso.

Napi dijo...

Ahora entiendo tu "laboriosidad creativa" killo, ¡es tu ritmo vital! Muy bueno, Bab.
"Hay un tipo dentro del espejo, que me mira con cara de conejo" como decían Ilegales, jejeje.
ToKiski se hace la misma pregunta ¿el del espejo o yo, quién es el que sale de la habitación?

Paco dijo...

Muy bien que has hecho robándole la luz a los espejos. Que se joda ese tío. Ignóralo y dale la espalda, verás cómo se va, por lo menos, de momento.
A nuestras edades, son demasiados años aguantándolo.
Ayer, yo mismo, le guiñé un ojo y me guíñó otro el tío capullo... Ahora cuando me afeite, me voy a cortar, pá que sufra.
Buenííííísimo, Bab.
Un abrazo.

Freaky Boy Hood dijo...

Suele ser mentiroso ese intruso. Uno de los grandes impostores que podamos encontrar. Y ademas, hace daño si le seguimos el rollo. Hace años que no lo reconozco y soy mas joven que tu. Juas, juas...

Un abrazo.

babelain dijo...

Napi, mi ritmo vital hay que aprovecharlo mientras pueda; leí un poema del escritor mejicano Jáime Sabines que decía " ..Esto es urgente
porque la eternidad se nos acaba...". Así que ya sabes, no dejes para mañana.

Paco, tú y yo sabemos que a cierta edad vienen bien algunos truquillos, no? jejeje, y si hay que robarle la luz a los espejos, pues se roba y punto.

Freaky, tú aún puedes aguantar bastante tiempo soportando al intruso ese; vendrán tiempos distintos y entonces sabrás apañártelas como todo quisqui. Con el ingenio que tienes no te será difícil darle el esquinazo.

Gracias y saludosssssssssssss a todos.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Ese intruso siempre me mira desafiante y con aire de amargura! bueno aveces tambien con algo de sandez!
un abrazo

babelain dijo...

Depende del día, no Jesse?. Pues nada, que cada uno aplique su fórmula.

Saludossssssssss

vikingo dijo...

Yo no me miro mucho en los espejos, se que hay alguien ahi, pero si no lo miro, se que no me mira, y asi ambos nos ignoramos. Pero cuando forzosamente tengo que mirarme, lo miro a los ojos e instantaneamente pienso -No, no soy yo.

babelain dijo...

Es que tú eres filósofo, Viking; así no vale jejeje.
Creo que tu postura es la más inteligente. Ese del espejo no eres tú; fijo que no.

Saludosssssssssssssssss

Publicar un comentario