No estoy seguro

|
No estoy seguro
No estoy seguro
de querer decir algo
por eso
como Jano
miro al mismo tiempo
al este y al oeste
al pasado y al futuro
al comienzo y al final
como disimulando y
dejo
pasar
el tiempo.


En ese pozo profundo
y cómodo
en esa puerta de entrada
y salida
veré si encuentro
la escurridiza
sencillez
y las palabras exactas
antes de que
anochezca.




Jano (en
latín Janus) es, en la mitología romana, un dios que tenía dos caras mirando hacia ambos lados de su perfil, padre de Fontus. Jano era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por eso le fue consagrado el primer mes del año (que en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a Enero).

1 comentarios:

Lisa Murphy dijo...

Menos mal que no estás seguro de decir algo.
Y menos mal que casi no sabes como decirlo
Muy bonito.


P.D. - No quise ser mal chico, pero es que en este navegador estoy logueado como lisa.
Pero no es pitorreo.

Publicar un comentario