La Cigüeña

|

LA CIGÜEÑA

Vivía en una cabaña en la falda de la montaña. Hablaba con los pájaros y las flores al atardecer. En la orilla del río componía minúsculos poemas que enviaba corriente abajo dentro de cáscaras de nueces con la esperanza de que alguien, algún día, leyera aquellas miniaturas y fuera a buscarla y salvarla de su soledad.

Una tarde, casi noche, se me ocurrió dar un paseo por la playa, cerca de la desembocadura del río. Vi una cáscara de nuez flotando, que luchaba contra las suaves olas en la orilla de la playa. La cogí. Dentro había un poema escrito con una letra muy delicada:

Cada atardecer

Dos de mis lágrimas

Viajan río abajo

Pero el agua sigue dulce

Yo conocía a una cigüeña que vivía cerca de mi casa. Escribí un poema de respuesta, se lo puse en el pico y le dije que volara río arriba y se lo entregara a una joven que cada atardecer vierte dos lágrimas en sus aguas. El poema decía más o menos:

Tus lágrimas saladas

Han endulzado el mar

Los peces están tristes

Y yo no soy el elegido

Después de dos días apareció la cigüeña en mi balcón con otro poema de la joven solitaria en la boca:

No lloraré más

Viajaré río abajo

Flotando bajo la luna

Cuando el otoño llegue

Una noche de otoño, con luna llena, bajé a la playa y me pareció ver a una sirena que jugaba alegremente con los peces entre las olas. La cigüeña se posó a mi lado mirando al mar. En ese momento sentí una profunda tristeza y al mismo tiempo una extraña alegría.

9 comentarios:

babelain dijo...

Dos fotos fundidas en una, tomadas hace un par de días, en las vacaciones por el sur.

Saludosssssssssss

chatnoir dijo...

Bonito cuento. Bonita foto.
Felices Vacaciones!
:)

Paco dijo...

Sigue siendo un placer leer tus historias, Bab. Pásatelo bien en tus vacaciones. Yo llevo ya casi cuatro meses (sigo de baja) y estoy deseando terminarlas. En fin, solo paso para saludaros y daros un abrazo gigante.

TSI-NA-PAH dijo...

Las cigueñas es lo que tiene.Un aire de melancolia y de felicidad!
Felices vacaciones!
Un abrazo

babelain dijo...

Gracias chatnoir, ya ves que hemos coincidido con las lágrimas.

Paco, cuanto tiempo sin leerte. Será que estás un poco mejor, no?; eso espero. ¿Le has dado un poco al bajo en la baja?
Yo estoy deseando que se alarguen mis vacaciones (me queda una semanita aún).

Tsi, nunca había visto tantas cigüeñas juntas en tan poco tiempo. Eso me inspiró el cuento.

Saludosssssssssssssssssssssss

Johnny dijo...

Qué bonito, mi querido amigo. Ha sido como un bálsamo relajante en un lunes duro. Me ha recordado no sé en qué a algo que leí de Gibran Khalil. Saludossssss.

babelain dijo...

Gracias, Johnny. Claro después de tan largas vacaciones, el lunes ha tenido que ser duro. Pero que te quiten lo bailao. Ahora estoy yo de vacaciones, pero solo me queda ya esta semana.
Saludossssssssssssss

Napi dijo...

Qué linda historia: sirena naúfraga río arriba, cigüeña mensajera y el déjá vu de un romance que nunca fue. Aunque con retraso, enhorabuena por tu incansablemente productiva creatividad, Bab.
Un abrazote!!!!!

babelain dijo...

Hombre, Napi, esto no era lo mismo sin tus certeros comentarios puntuales. Como bien dices, nunca es tarde...
Me alegro de tu aparición. Gracias.
Saludossssssssssss

Publicar un comentario