Babelain. Uno asesina a quien puede. Rescatadas II.

|

 Foto Portada del E.P.: Babelain 

Segunda coplilla para incluir en el CD Rescatadas II.

“Uno asesina a quien puede”.

Mi amigo Ficus comentaba cuando salió en CD:

El aire de la época dorada en la costa oeste, se percibe en "Uno Asesina A Quien Puede". Con un pasaje central de guitarra que es toda una alegoría en tributo a The Byrds y ese sonido tan característico de las doce cuerdas (Sin duda, una de mis favoritas).


Uno asesina a quien puede

(Letra y música. - Babelain) 

Entre rendijas/se cuela un segundo/de Paraíso/que no se pierda

Invento historias/susurro canciones/capturo un momento/que me recuerda

Que estamos aquí/inventando patrañas

Tendiéndole trampas a la vida

Porque a la muerte no la engañas

En esta historia/de estatuas de carne/con almas de vidrio/corre una brisa

Que deja helados/a los adivinos/y a ciertos sujetos/también los desquicia

Y estamos aquí/inventando patrañas

Tendiéndole trampas a la vida

Porque a la muerte no la engañas

En esta historia/donde se cobijan/monstruos de circo/y sirenas de río

Ya no hay más tregua/ni dudas que valgan/con tanto espía/ya no me fío

Y estamos aquí/no se me despisten

Uno asesina a quien puede

Hay víctimas que se resisten

 


Dosis moderadas

|

 


Dosis moderadas

 

Se desnudó y se ahogó

arrojándose a un lago

debido a las circunstancias

 

Circunstancias bien complejas

con sus dosis moderadas

de primaveras y otoños

de abanicos y nostalgias

de culpas y compromisos

de sombras y alevosía

de silencios entre gritos

de lunas llenas y nuevas

de jardines y escaleras…

 

Abrazada por las algas

bailando el último vals

en aguas de terciopelo

de sus labios ya morados

brotó una simple burbuja

con un último suspiro

que buscaba el cielo abierto

aunque ya fuera muy tarde

 

Ilustración: Mavi

 


Babelain. Olvidar. Rescatadas II.

|

 


Aquí os dejo «Olvidar». Primera coplilla seleccionada para el CD «Rescatadas II». Pertenece al CD de Babelain «El Espejo Ahogado» de 2012. 


Olvidar

(Letra y música. - Babelain)

 

Tendría que poner orden

en la memoria engañosa

de ese deambular sin rumbo

desde el nido hasta la tumba

 

Contar las cicatrices

los suspiros en otoño

las caricias de la lluvia

los adioses en los muelles

 

Reconstruir las ruinas

con sus oscuras pasiones

Reconciliarnos un poco

con sus luces y sus sombras

 

Jugábamos a las tinieblas

se sellaban los secretos (con sangre)

el silencio era sagrado

cuando la luz se ocultaba

 

-el silencio era sagrado

cuando la luz se ocultaba-

 

Luego fuimos creciendo

vadeando los pantanos

y olvidando nuestros pactos

los secretos y el silencio

 

Por miles de vericuetos

separamos nuestras vidas

deslumbrados por las luces

confundidos por sus sombras

 

Ahora somos más serios

ya no nos moldea el viento

las raíces son robustas

hay ramas que se han quebrado

 

Pero antes del olvido

habría que hacer inventario (sin falta)

y luego olvidarlo todo

creer que lo hemos soñado

 

-y luego olvidarlo todo

creer que lo hemos soñado-

 


Babelain CD. ¿Y ahora qué?

|

 

Portada del CD

Hoy, Día de los Inocentes, os presentamos el último tema que faltaba por aparecer en el blog del CD nº 22 de Babelain  "¿Y ahora qué?": "Viaje onírico del Pato Donald" (orgasmo incluido). Un sueño un poco caótico, como el audio y las fotos.

                             Mejor en pantalla completa



Y ahora vamos con el CD:

Ha sido un año complicado para todos. El CD es un batiburrillo de casi todo lo que hemos grabado este año. Hay de todo un poco.

Se lo envié a Rick (https://eltugurioderick.blogspot.com/)  para que diera su opinión. 

Aquí la tenéis:

Babelain. "¿Y ahora qué?" 

" Es la primera vez que utilizo sintetizadores y loops, sin tener mucha idea de cómo funciona eso".

Bab acaba de rematar su Cd número 22, que con ese título parece significar justo lo contrario de lo que es en realidad. Podríamos suponer que lo que nos está diciendo es: "sí, he recurrido a instrumentos, artilugios y trucos nuevos, pero no tengo muy claro si consigo dominarlos ni qué camino seguir", o algo por el estilo. Claro que también podría ser un título que haga referencia -o no- a cualquier otra cosa; pero por si acaso, por si la primera interpretación es la correcta, hay que recordar cómo ha llegado hasta aquí. Y recordárselo a él también, por lo que veo. 

Una de sus características principales es su dominio de un buen puñado de instrumentos: no sé exactamente cuántos serán, pero sí sé que son de cuerda, de teclados, de viento y hasta de percusión; vamos, que no le tiene miedo a nada. Yo no soy músico, pero algunos que sí lo son dicen que cada instrumento tiene su propio "espíritu", al que un principiante debe ir amoldándose para entenderlo y dominarlo. Si es así, no me cabe duda de que Bab es un perfecto "entendedor", a juzgar por las armonías que saca de ellos. Y en consecuencia, lo mismo acabará consiguiendo, tarde o temprano, con los sintetizadores, si no lo está haciendo ya. 

La mejor demostración es esta nueva colección de piezas. Algunas de ellas fueron pensadas para acompañar vídeos o escritura, y la duda es si pueden tener recorrido por sí mismas. Yo creo que sí, porque la música de tipo ambiental, si está bien hecha, es perfectamente equiparable, y además Bab sabe darle siempre un toque atmosférico que la llena de vida. Por otra parte, salvo por dos o tres piezas cantadas, esta es una recopilación casi exclusivamente instrumental (aunque en algunas haya recitados de Mavi, que lejos de sonar aquí como protagonistas parecen casi un instrumento más en el conjunto). Y a medida que se van escuchando se olvida su utilización original: son piezas de la misma categoría. 

Por último, y desde luego no menos importante: no sé si es por la utilización de sintetizadores y loops, como él dice, pero el conjunto suena tremendamente moderno. Hay algunos momentos "clásicos", por así decirlo, especialmente en las piezas cantadas, que recuerdan al Bab de siempre, pero la gran mayoría revela una evolución, un sonido y unos arreglos de lo más actual. Es probable que los sintetizadores le hayan obligado o inspirado para ir ciñéndose a un nuevo tipo de composición -lo cual por otra parte indica que ya les ha pillado el "espíritu" que decía antes-, y creo que para bien. Descubrir nuevas perspectivas siempre es saludable. 

¿Y ahora qué? Pues a mí me parece que la cosa es bastante evidente: ahora sigue por ahí. No se trata de abandonar los demás instrumentos, sino de ir incorporando con naturalidad estos nuevos aparatos. Y como es lógico, esa naturalidad será mayor a medida que vaya pasando el tiempo. O sea, que el volumen 23 puede ser de órdago. A la espera quedamos. 


Link CD

https://mega.nz/file/Ft9AAIjR#1MUqYizydBQkkUcUqK7NJeFABbHuundVxv3l_CDxeyI

 

 

Babelain. La sospecha de existir.

|


La sospecha de existir.

Última (o penúltima, ya veremos) entrada en el blog de este fatídico año 2020.

Os deseamos lo mejor.

Fotos, música y poema.

(Mucho mejor en pantalla completa)


La sospecha de existir

(Babelain)

Abrir los ojos desde lo oscuro

y sentir la sensación de plenitud

en los márgenes del absurdo

Ese defecto cotidiano

que intuye el paisaje ignorado

la médula del argumento

o la sospecha de existir

 

Ser seducido por la fragilidad del presente

por la conspiración astronómica

de la eternidad tierna y ridícula

por leyes incomprensibles

que recorren nuestras venas

buscando un nuevo universo

 

Acampar sobre lo insólito

sin que se arruguen los pétalos

 

Sincronizar las diferencias

sin que se note el metrónomo

 

Columpiarse en la matriz

sin que se desgarre el alma

 


Babelain. Tres Haikus en la Feria.

|

Foto: Babelain

Último «trabajito» salido de la Factoría Duende Records. Es muy cortito (2’11”).

La música: Sobre unos «loops» de percusión he grabado guitarras y teclados. Luego, Mavi ha interpretado tres de mis haikus “endémicos”.

Las fotos: Algunas son de lugares emblemáticos del pueblo (Paseo Balcón de Europa, Boquete de Calahonda, Calle Iglesia), una de la escalera de la antigua casa de los Cumpián. Otras de una exposición en el CAC de Vélez Málaga (editadas de aquella manera). Algunas del interior de nuestra casa. Una (duplicada) de un antiguo dibujo de mi hermano Carlos (el fauno). Y otras prestadas de internet debidamente fundidas, claro (sol, luna, espejismos en el desierto, feria…).

(Mejor en pantalla completa)



Tres ¿Haikus?

Sol lunático
Espejismo cómplice
Nube flácida

Sílfide gruesa
Abrazo demoledor
Espejo hondo 

Pene confuso
Esfera equilátera
Volumen Casto


Algunas fotos y un poema.

|

Pinchar en la foto para ampliarla












La oscuridad cobija gratis


Me callé la boca en realidad

pero no pude evitar gritar en abstracto

 

Me equivoqué de víctima

Yo era el rayo que caía

en medio de la tormenta

intentando fulminar la oscuridad

¿Qué culpa tendría ella?

(La oscuridad cobija gratis)


Pero acabé acertando en el triángulo

que forman el azar, el sueño y el deseo

 

Todo quedó incinerado


Ahora toca esperar

Acariciar la certeza de la duda

y burlarse un poco de la muerte

mientras no esté demasiado cerca

Tampoco soy tan valiente, ¿eh?

 

















 

Babelain. Viajando con Mavi

|

 


Viajando con Mavi. El último instrumental (grabado en los últimos días de noviembre), que sirve de banda sonora para una selección de fotos. O una selección de fotos escogidas para amenizar un instrumental.  Esperamos que os guste.

(Mejor en pantalla completa)



ROCAMBOLE. (1985) Mi novio. Serenata para una dulce dama

|

Ilustración: Mavi

Nuestros amigos Renata y Luis nos han enviado unas fotos de un concierto que dimos en 1985 cuando nos llamábamos Rocambole. Aprovechamos la ocasión para resucitar de nuevo al grupo. Ya publicamos algo por aquí hace algunos años:

ROCAMBOLE: En el año 1985 formamos este grupo, en principio, para actuar en un concierto que se celebraba por aquí en la costa malagueña. En un mes y pico montamos unas 30 canciones, prácticamente todas de cosecha propia junto con alguna versión. Luego se convirtió en una aventura que duró más o menos un año. Hicimos unas cuantas actuaciones con mayor o menor fortuna. En una de ellas coincidimos con Tabletom que nos cedieron su equipo de sonido amablemente.

El grupo lo formaba: Mavi a la Voz; mi hermana Inma, Bajo, Guitarra ocasionalmente y Voz; Rulo, Batería; Paco Pito, Clarinete, Saxo, Bajo y voz; y Un servidor, Guitarras, Armónica, Bajo y Voz.

Cambiábamos de instrumento según las características de cada canción. Os pongo algunas de las canciones que más o menos se grabaron de una forma medio aceptable. Les he hecho algún retoque y no han quedado muy mal del todo. Se grabaron en mi casa del tirón, a pelo y luego se regrabaron algunos instrumentos. Utilizamos un magnetofón de carrete abierto Philips multiplay, de esos que van perdiendo calidad según vas añadiendo pistas.

Mi novio

(Música y Letra. - Bab)

Voces. - Inma y Mavi

Batería. - Rulo

Bajo. - Paco Pito


SERENATA PARA UNA DULCE DAMA

(Weider-Bab)

(Basada remotamente en un tema de J. Weider para The Animals)

Batería - Rulo

Saxos y Bajo - Paco Pito

Guitarras y Armónica – Bab












Cartel de Mavi para un concierto en una discoteca









Cartel de Mavi para el concierto de la Feria


Anuncio en el periódico local de uno de los conciertos de Rocambole







Babelain. CD Rescatadas I

|

 



Portada y contraportada del CD Rescatadas I. Canciones de Babelain que quieren salvarse del olvido total. No fueron incluidas en ninguno de los cuatro Gran Reserva. Y se quedaron por ahí arrumbadas. Pero ahí no queda la cosa, hay un Rescatadas II. Temblad.

Le he vuelto a pedir a Rick (https://eltugurioderick.blogspot.com)/que escriba unas palabritas de presentación. Desde aquí agradezco su colaboración. Es una suerte poder contar con él siempre que se lo pido.  

"El señor Babelain, Bab para los asiduos, está muy próximo a lo que se podría considerar como un personaje del Renacimiento, ya que es diestro en varias artes distintas: música, poesía, prosa, fotografía... Semejante versatilidad no es frecuente, por desgracia, y menos que lo será con el paso del tiempo. De todas sus habilidades vemos muestras aquí, en este espacio suyo, con mucha regularidad; no sé si es la música su mayor afición, pero lo parece. Después de tantos años como lleva creando canciones, su repertorio es bastante amplio, así que no es extraño que de vez en cuando haga un "rescate" de aquellas que ya están talluditas pero que sigue apreciando lo suficiente como para que no caigan en el olvido. Y esta vez ha decidido bautizar la selección precisamente con el título de "Rescatadas", añadiéndole un palito; o sea, que habrá más. Lo cual es motivo de alegría, tanto para los que conocemos una parte de su repertorio (o sea, no lo conocemos todo) como para quienes hayan descubierto a Bab hace poco: escuchar esta selección será todo un descubrimiento.   

 

Los músicos suelen comenzar su carrera partiendo de los estilos más o menos clásicos y luego, con el paso del tiempo y el aprendizaje, van evolucionando hasta conseguir un carácter propio. Ese carácter es la suma de aquellos estilos con los que comenzaron más la personalidad que el músico haya desarrollado en su camino, y le da la amplitud necesaria para que su repertorio sea tan personal como variado. Ese es también el caso de Bab, añadiendo además un gusto por los arreglos que hoy en día se ve poco, ya que para eso hay que tener el oído y la técnica suficiente; sus canciones, de un estilo u otro, llevan siempre un "envoltorio" de categoría.

 

En esta selección se contienen, a grandes rasgos, los tipos de música que más le interesan pero enfocados siempre desde su perspectiva. Por ejemplo, el folk al estilo cantautor que aún hoy sigue siendo una influencia fundamental para cualquier músico que empieza, queda representada aquí por canciones como "De noche sale el sol", en la que incluso se podría advertir una vaga influencia de Dylan; o en "Sentado en la estación", de estilo más europeo. Pero vuelvo con el asunto de los arreglos: esa voz doblada, esa acústica cargada de melodía en las cuerdas, son muy de Bab. El resultado es parecido si se acerca más al country ("Cruce de caminos", por ejemplo), aunque entonces suele reforzar el conjunto dando una mayor carga eléctrica a las cuerdas, usando pedales que les dan una sonoridad muy particular, casi de psicodelia.          

 

Otras veces basta con el tono de melodía para crear un ambiente melancólico. "Cosas" es un buen ejemplo, aunque las letras equilibran el panorama: ese estribillo con unas cosas dentro de otras, en plan muñeca rusa, queda muy plástico. Y entonces hay que recordar también que Bab es muy dado al surrealismo y los juegos de palabras, que le dan a las letras de sus canciones una carga suficiente para encaminar el espíritu de las canciones en uno u otro sentido. De hecho, la primera impresión que suelen dar muchas piezas suyas es precisamente de melancolía, por ese tono casi aéreo, muy ambiental, que busca en los arreglos, pero las letras matizan esa sensación. La mezcla efectiva de música y palabras es otra de esas habilidades que él tiene y que por desgracia también se está perdiendo. Claro que también hay excepciones: la suma de música y letra en canciones como "En el fondo del río" da un resultado ensoñador.         

 

Dentro de la predilección de Bab por la escuela yanki en general, destaca su gusto por el estilo de guitarristas como J.J. Cale o Randy California, muy aficionados a utilizar la electricidad y los pedales para redondear el sonido y darle "colores". Al contrario de los guitarristas rockeros -más aficionados al fuzz, por ejemplo- aquí se busca el tono casi ensoñador de un estilo delay o leslie. Y de esa escuela hay buenos ejemplos aquí, con canciones como "Viajando por el mundo" o "El bar" (las guitarras son protagonistas casi absolutas). Por lo general, y aunque domina varios instrumentos, está claro que las guitarras son su especialidad. Claro que podría haber hecho perfectamente otra selección en la que fuesen protagonistas los teclados, y no me extrañaría que lo acabe haciendo: recuerden el palito que luce esta. Es una magnífica selección, pero incompleta. Todos sabemos que guarda una buena reserva..." 

Y aquí os dejamos una de las coplillas de este Rescatadas I, Sentado en la vieja estación, del CD de 2015 Viendo pasar los trenes.

 

SENTADO EN LA VIEJA ESTACIÓN

(Letra y música. - Babelain) 

Veo pasar un tren

repleto de bailarinas

y miles de mariposas negras

 

Veo pasar un tren

repleto de alas de pájaro

y miles de nubes rojas ardiendo

 

(Estribillo)

De vez en cuando

pasa un tren casi vacío

por la estación de los sueños…de los sueños

 

Veo pasar un tren

Con flores casi marchitas

Y miles de grandes peces muertos

 

Veo pasar un tren

Repleto de vagabundos

Y miles de niños solos y tristes

 

(Estribillo)

 

Veo pasar un tren

repleto de caracolas

y miles de olas blancas del océano

 

Veo pasar un tren

repleto de viudas negras

y con algunos cuerpos celestes

 

(con música del estribillo)

Mañana iré al puerto

A ver pasar a los barcos

Desde el muelle de los sueños…de los sueños


Link CD Rescatadas I 

https://mega.nz/file/0gsnjSqR#cMXy5Yc-hduJRcUPKD66TU9hl0WBIYvhIlEq6u5LJwc