Babelain. La luz interior.

|

Versión "casi" instrumental de The Inner Light (The Beatles. Harrison). Digo casi porque he dejado los coros de una versión anterior que hice con voz.
Para la percusión he utilizado tablas indias de verdad. El sitar lo suplo con la Fender Stratocaster y un efecto Pitch con rever; la chirimía la hago con un teclado Casio muy antiguo que tiene la rueda Pitch para variar el tono en cada nota. El "harmonium" lo hago con un teclado Yamaha "Clavinova”.
El de la túnica naranja es mi queridísmo amigo Marcos en una de sus habituales performances humorísticas. 


En el vídeo se repite este autorretrato envejecido (editado en un intento de transformación en árbol centenario; ya queda menos) fundido con otras fotos también de mi cosecha (se nota, no?).


Babelain. Estado de Alerta en Toto Vaca. Quédate en casa.

|



¡¡¡¡QUÉDATE EN CASA!!!!



Estado de alerta

-         Quedan confiscados todos los sistemas nerviosos y las boinas.

-          Las sombras chinescas sobrenaturales (y las corrientes) deben permanecer en sus domicilios.

-          Se cierran los agujeros negros por un tiempo indefinido.

-          Queda abolida la risa tonta (y la floja) hasta nuevo aviso. No es broma.

-          Solo los cisnes negros tienen permiso para entrar y salir de los laberintos.

-          Nadie, salvo algún piloto célibe, podrá disfrazarse de Li Po.

-          Prohibido aplicar almidón a las camisas de los cadáveres recientes.

-         Si hace frio: hay que abrigarse. Si hace calor: desabrigarse. No acudir a urgencias si no  entienden estos requisitos básicos. Hay que permanecer encerrado y pedir consejo telefónicamente a alguna suegra italiana o consejera matrimonial del País Vasco.

-          Todas las gaitas deben ser arrojadas a un pozo. El que le pille más cercano a su domicilio. Pero   esta actividad debe ser nocturna y sin que nadie se percate. Y menos los gallegos.

-         Quedan abolidas las opiniones. Sean del tipo que sean. Y no te digo nada de las elegantes. En   boca cerrada no entran moscas.

-         Los zombis no existen. Solo ha sido una pesadilla, mujer.

-        Nada de rumores, nada de murmuraciones, nada de aquí te espero comiendo huevos…

-       Los muertos recientes deben permanecer en sus tumbas todo el rato. No se harán excepciones. Con los más antiguos se hará la vista gorda.

-       Los vivos deberán apretarse el cinturón, como siempre, pero un poco más arriba, hacia la zona del cuello.

-      Solo los ángeles y los cosmonautas afganos podrán mostrar tristeza. Aunque deberá ser
     pasajera.

-       Las estrellas fugaces deberán tener un visado especial del Visir del Imperio Otomano para poder  circular por el firmamento.

-        Nadie estará exento de padecer aerofagia salvo los agnósticos negros y los poetas zurdos.

-         Serán requisados los espejos que ignoren el infinito. Y los que hagan propaganda de lo eterno. Se está formando, urgentemente, al personal especializado para poder detectarlos.

-         Si alguien se ensimisma demasiado, el que esté más cerca tiene la obligación de ofrecerle unas croquetas de bacalao noruego; a ver si le pueden sacar de ese trance.


Babelain
14 de marzo de 2020


 https://mega.nz/#!kgkVXQgY!rXpw_hcwvIVbQR_eoWcwmZnTQTOiLoEj4Xa32P_iZKM




Babelain. Por fin un sofa.

|

Tengo más cara que espalda. Me he metido en este berenjenal sin tener ni la más remota idea de música electrónica, o lo que sea esto que me ha salido. Ahí queda eso. Yo me lo he pasado muy bien. Para digerirlo un poco podéis ir echándole un vistazo a las fotos, que siempre viene bien un poco de cotilleo. Lo del título… en otra ocasión.



https://mega.nz/#!EhljWDgT!sZaDCFDQb6gBVVOOT2bYGWwEhzZM-hgQrT9IhEO3Slo

Inercia inocente

|

Ilustración: Mavi

Inercia inocente

Que no nos engañen las apariencias
Alguien o algo ha usurpado el ritmo del universo
y canjeado por pavesas aquella herida enigmática
con alguna artimaña. No me preguntes quién o qué
Alguien o algo decide que la vida cambie en un punto
¿Quién lo invitó a la fiesta?

El bosque estaba encantado

Siguiendo la inercia del ignorante
el camino se bifurca entre
el de los naufragios heroicos
o el de sueños sin cicatrices
Entre el de horizontes trasparentes
o el de volver al momento del nacimiento

¿Cuándo fue el último baile?

El viento derribó el nido
No hubo víctimas. Ya estaba vacío
Aquél remolino vigorizó al árbol
Pronto vendrán nuevos inquilinos
buscando el paraíso entre sus ramas
junto al ahorcado que toca el violín
ajeno al paso del tiempo

Una mujer se abanica bajo ese árbol
que se encuentra en uno de esos caminos:
el de los naufragios heroicos
¿O era el de horizontes transparentes?
El ignorante, en su inocente inercia
esquivando a ese o eso que decide
encuentra a la mujer oyendo la música
que brota del violín del ahorcado
y se restablece de nuevo el ritmo del universo



Babelain. Cruce de caminos. (Canciones Rescatadas I)

|

Aquí os dejo esta coplilla del año 2010: "Cruce de caminos", seleccionada para Canciones Rescatadas I.




https://mega.nz/#!5ssjEBrY!ROn_LBhUIZL4KW3d4lFaWZoUwHBr4iUdN-Zz8CT6gV4

Espantapájaros

|

(Ilustración: Mavi)


Espantapájaros

Espantapájaros con máscaras abstractas
ni tristes ni alegres
heridos por rayos destilados de lunas lejanas
van violando espejos en los límites del insomnio

Presumen de alquimistas legendarios
aunque son sumisos y están confusos
Someten a rituales ya olvidados
a recién nacidos y moribundos
aunque estos los ignoran
arrojándose desde campanarios
adelantándose al otoño
y al eco de los océanos

Tras el terremoto de azules
se establece una extraña quietud
que va convirtiéndose en trance
de laberintos vegetales
donde germinan almas y sombras
de las que nadie sospechaba su existencia

Babelain. Contubernio Esdrújulo.

|

Acabo de grabar este instrumental que podría servir para un corto cortísimo (2'19) si alguien quisiera rodarlo. Mi amigo Napi está desaparecido. Veremos si aparece con este reclamo. De momento lo utilizo para acompañar unas fotillos que tenía guardadas para publicarlas en el blog.



Link del instrumental:
https://mega.nz/#!0t0TwIgQ!e2ojJ3aG-ma0wn7oavxkz0eCqG00huvkbMT0C_MFGCA

Babelain. Todo estará ya dicho

|

Empezamos nuevo año con una nueva canción. Veremos por donde tira la cosa.



Todo estará ya dicho
(Letra y música. - Babelain)

 Una súbita caricia repasa los ganglios
Claudica en las ingles, se posa en el regazo

 Busca refugio amorosamente
La ráfaga silvestre se enclaustra y suspira

 Una gota soberbia se agarra al otoño
Que alucina en la sombra y rezuma su bilis

 Todo estará ya dicho sobre la hierba desnuda
Todo estará abarcado desandando los pasos
  
El peregrino envejece como un pergamino
Sentado bajo el sol mirando al horizonte

Observa el proceso y la huella de su historia
Ha olvidado su opinión sobre cualquier cosa

 Una gota soberbia se agarra al otoño
Que alucina en la sombra y rezuma su bilis

 Todo estará ya dicho sobre la hierba desnuda
Todo estará abarcado desandando los pasos




https://mega.nz/#!IsEiWY5a!CoeSPUD9fECVsqdlrSGSfYhMmMH96NMJsbA0GYjGBWU

Nadie le hacía caso

|

(Ilustración: Mavi)

Nadie le hacía caso


La doncella descartada no parecía sufrir
Nadie le hacía caso
Comenzó a oscilar de izquierda a derecha
Le brotaron horizontes cerca de su eternidad
Pasado un tiempo comenzó a pecar
Primero de pensamiento
luego de palabra
y, por fin, de obra

Algunos pecados de pensamiento:

Soñaba con un rayo de luz desnudo
Imaginaba el clítoris del mar mecido por las corrientes
Casi podía ver el rayo de luz penetrándolo

Algunos pecados de palabra:

Al atardecer, con cara de harpía, escupía palabras como «glándula», «celibato» o «batuta»
Reunía a hormigas y cigarras melancólicas y les contaba fábulas absurdas con final feliz
Se ponía metafísica departiendo con los lirios (que no podían escabullirse y miraban para otro lado) y les sacaba la lengua como si esta fuera furtiva

Algunos pecados de obra:

En un arrebato estúpido intentó ahorcar a un árbol (no lo consiguió)
Devorada por el ansia sacó a su madre del huevo
Arrojó en un velorio ráfagas de mariposas que resultaron ser vírgenes

*Recogía su cabello en un moño knit knot
Esto lo comento por revelar algún detalle de su personalidad






Babelain CD. Autorretratos inacabados.

|


CD nº 21 de Babelain. Ha costado un poco terminarlo ya que he estado un pelín disperso últimamente. La presentación corre a cargo de nuestro amigo Rick https://eltugurioderick.blogspot.com/
Tengo que decir que es un lujo asiático contar con su colaboración desinteresada. No hay jamón de pata negra por medio ni nada de eso. Solo que él es así de generoso. Os dejo con Rick:

BABELAIN: Autorretratos inacabados

El músico generalmente conocido como Babelain ( ya que de vez en cuando se presenta bajo algún otro heterónimo) nos presenta esta colección de canciones con un título, "Autorretratos inacabados", del que al menos el sustantivo me parece muy apropiado: Bab tiene unos gustos amplios, muy variados, y este grupo de canciones refleja con fidelidad esa amplitud. No hay un estilo determinado, por lo tanto resulta imposible encasillarlo. Luego ya que esas piezas estén más o menos "inacabadas" es otro asunto, aunque a mí me valen como las ha dejado. Además no creo yo que estén tan inacabadas, conociendo su gusto por las cosas bien hechas: solo con ver las portadas, tanto del disco definitivo como de los singles que componen esta colección, con esos motivos, esos colores, ese trabajo que han debido de darle, ya se hace uno la idea sobre el tipo que las ha creado. Ah, y este es el disco 21 de su trayectoria más o menos "oficial", así que queda claro que su vocación no es cosa de dos días; de hecho le llevó un tiempo rematarlo por su frecuente implicación en músicas alternativas bajo otros heterónimos. Vamos, que lo suyo es un no parar.
El disco se abre con una breve "Introducción", un panorama de sonidos brumosos sobre cuyos efluvios entre psicodélicos y surrealistas aletea una voz infantil, un nieto del artista, otra futura estrella de la familia y que aún escucharemos en algún otro momento. Tras ella viene la canción que da título al conjunto, es decir...
Autorretratos inacabados:  Aquí la batería marca un ritmo pausado, lentificado casi, apoyando un aura nostálgico que refuerzan los ecos y esa voz de Bab que a veces recuerda a Germán Coppini en su buena época con Golpes Bajos. La letra le añade un punto decadente, un tanto desolado, que densifica el conjunto sobre el que se desplazan esas lánguidas ráfagas de cuerdas que son marca de la casa.     
Conspiración extravagante: Es curioso cómo pueden cambiar las visiones sobre una misma canción con el paso del tiempo. Porque cuando la escuché por primera vez, hace ya unos años, me pareció claramente ochentera, es decir, casi posmoderna; y ahora creo reconocer alguna influencia dylaniana en su estructura, incluso en la voz de Bab (con armónica y todo). Y sobre el fondo etéreo de los teclados, esos juegos de guitarras le dan un tono cercano a la tristeza ensoñadora.
Hace frío: Esta era la pareja de la anterior en el single original, y en cierto modo hay similitudes. El ambiente general anda cerca del folk rock de cantautor, o eso me parece a mí, a pesar de que el sonido está muy actualizado con respecto al estándar. La letra es otro de los ganchos de esta canción, porque evoca una época y un personaje cuyas sombras son muy alargadas todavía; aunque el tono irónico que se percibe por momentos rebaja la "tensión", por decirlo así.
Añoranza: Tanto la melodía como el ritmo y los juegos de guitarras recuerdan a la escuela yanki, entre country y blues. Pero llama la atención esa levísima presencia con dos o tres notas, muy de vez en cuando, que tienen los teclados a los que luego apoya una pandereta también muy "recatada". Eso se llama dominar los arreglos, una cualidad que no todos los músicos poseen y que aquí realzan esa letra tan de cuento de hadas.                       
El blues del ukelele: Sí, es un blues casi de libro; y no es el estilo más frecuente en Bab, pero él se luce tanto en la digitación como en la escala que desarrollan las cuerdas de ese ukelele, entre dulces y vaporosas. Es un instrumento muy poco utilizado en Europa, quizá porque lo vemos demasiado yanki, pero si se le buscan las cosquillas da mucho juego. Tiene gracia la letra, contraponiendo el panorama bucólico de la Naturaleza con la animación etílica humana... También muy de blues, ese contraste.  
No hemos vuelto a saber nada de vosotros: Se trata de una pieza instrumental que comienza en un ambiente rumoroso y en el que predominan los cruces de guitarras con juego de pedales, aunque gracias a la base rítmica el conjunto muestra un vago aire funky, muy dinámico. Está dedicada a Vikingo y Ficus, dos blogueros de la primera época, amigos de Bab, que se dieron de baja en este medio hace ya mucho, como ha pasado con gran parte de aquella gente. Lástima.
Maquillaje: Esta canción es una de mis preferidas en la obra de Bab. Ya la letra tiene un encanto particular que se ve reforzado por el estilo, entre folk y pop, que hacen de ella una pieza luminosa. Los juegos de cuerdas están muy bien trabajados y son originales al mismo tiempo, creando esa línea melódica tan brillante, cautivadora, que podría hacer de ella un verdadero éxito de ventas tanto en la década de los 60 como ahora, con el auge del pop melódico que parece volver.   
Música de humo:  En un principio esta era la pareja de single junto a "Maquillaje", pero no cabe duda de que su espíritu es muy lejano: aquí hay un tono general de nostalgia incluso en la letra, esa nostalgia elegante que podría recordar a algunos grupos de los años 80 como La Mode, por ejemplo. Sin embargo los arreglos son muy sofisticados y resaltan el protagonismo de todos los instrumentos, cosa que no era muy frecuente en aquella época.
La niña del columpio: Si solo nos fijamos en la melodía, esta es una escala más o menos frecuente en el mundo de la balada pop, y de nuevo el conjunto suena con ese aire melancólico que se le da tan bien a Bab. Pero una vez más se demuestra la importancia de los arreglos, que por desgracia se cuidan tan poco en esta época minimalista que vivimos: el estribillo se engrandece con el sonido de la percusión, que le da un aire casi heroico, y la voz con eco redondea esa impresión.
Sigilosamente: la base rítmica elabora una escala cercana al swing que nos transporta a otros tiempos, aunque ahora le llamarían jazz pop. Y la voz de Mavi da mucho juego para este tipo de músicas porque tiene un calidez casi familiar, de ambiente hogareño. El lucimiento posterior de las cuerdas y finalmente de los teclados a la antigua usanza redondean esa imagen; se echa de menos un mayor protagonismo de esos teclados, precisamente. Tal vez en una próxima versión...
Ese sueño:  Sorprende la entrada a cargo de un teclado ochentero, sintético; es un préstamo del hijo mayor de Bab, que con unas breves notas crea un ambiente casi "atmosférico" para dar entrada a la voz y las cuerdas, protagonistas de esta canción. La voz entona una letra muy poética, y las cuerdas  mantienen el "suspense" con notas prolongadas. Los arreglos realzan los sonidos envolventes que vienen de varias fuentes, rematando en esa voz infantil propia de ambientes somnolientos.  
Solo faltaba eso: Buen título para despedirse. Y aunque su duración es corta, probablemente para indicar un espíritu de cierre en la medida en que "Introducción" fue la apertura, este instrumental tiene tres de las cualidades que a mí más me gustan en este tipo de composiciones: es eléctrico, rítmico y brumoso. La bruma era también un componente principal en la soñadora introducción, y por lo demás aquí tenemos su antítesis perfecta; juntas forman una especie de ying y yang que sirve de magnífico envoltorio a las demás canciones de esta colección. Queremos más....

Aquí está el link incluyendo portadas del CD y de los singles:

https://mega.nz/#!Nt0iiIQL!LVziUfwmXqUR3pJKjjs4T72M4DRzmPBzqCvuPofm0WE