Nadie le hacía caso

|

(Ilustración: Mavi)

Nadie le hacía caso


La doncella descartada no parecía sufrir
Nadie le hacía caso
Comenzó a oscilar de izquierda a derecha
Le brotaron horizontes cerca de su eternidad
Pasado un tiempo comenzó a pecar
Primero de pensamiento
luego de palabra
y, por fin, de obra

Algunos pecados de pensamiento:

Soñaba con un rayo de luz desnudo
Imaginaba el clítoris del mar mecido por las corrientes
Casi podía ver el rayo de luz penetrándolo

Algunos pecados de palabra:

Al atardecer, con cara de harpía, escupía palabras como «glándula», «celibato» o «batuta»
Reunía a hormigas y cigarras melancólicas y les contaba fábulas absurdas con final feliz
Se ponía metafísica departiendo con los lirios (que no podían escabullirse y miraban para otro lado) y les sacaba la lengua como si esta fuera furtiva

Algunos pecados de obra:

En un arrebato estúpido intentó ahorcar a un árbol (no lo consiguió)
Devorada por el ansia sacó a su madre del huevo
Arrojó en un velorio ráfagas de mariposas que resultaron ser vírgenes

*Recogía su cabello en un moño knit knot
Esto lo comento por revelar algún detalle de su personalidad






Babelain CD. Autorretratos inacabados.

|


CD nº 21 de Babelain. Ha costado un poco terminarlo ya que he estado un pelín disperso últimamente. La presentación corre a cargo de nuestro amigo Rick https://eltugurioderick.blogspot.com/
Tengo que decir que es un lujo asiático contar con su colaboración desinteresada. No hay jamón de pata negra por medio ni nada de eso. Solo que él es así de generoso. Os dejo con Rick:

BABELAIN: Autorretratos inacabados

El músico generalmente conocido como Babelain ( ya que de vez en cuando se presenta bajo algún otro heterónimo) nos presenta esta colección de canciones con un título, "Autorretratos inacabados", del que al menos el sustantivo me parece muy apropiado: Bab tiene unos gustos amplios, muy variados, y este grupo de canciones refleja con fidelidad esa amplitud. No hay un estilo determinado, por lo tanto resulta imposible encasillarlo. Luego ya que esas piezas estén más o menos "inacabadas" es otro asunto, aunque a mí me valen como las ha dejado. Además no creo yo que estén tan inacabadas, conociendo su gusto por las cosas bien hechas: solo con ver las portadas, tanto del disco definitivo como de los singles que componen esta colección, con esos motivos, esos colores, ese trabajo que han debido de darle, ya se hace uno la idea sobre el tipo que las ha creado. Ah, y este es el disco 21 de su trayectoria más o menos "oficial", así que queda claro que su vocación no es cosa de dos días; de hecho le llevó un tiempo rematarlo por su frecuente implicación en músicas alternativas bajo otros heterónimos. Vamos, que lo suyo es un no parar.
El disco se abre con una breve "Introducción", un panorama de sonidos brumosos sobre cuyos efluvios entre psicodélicos y surrealistas aletea una voz infantil, un nieto del artista, otra futura estrella de la familia y que aún escucharemos en algún otro momento. Tras ella viene la canción que da título al conjunto, es decir...
Autorretratos inacabados:  Aquí la batería marca un ritmo pausado, lentificado casi, apoyando un aura nostálgico que refuerzan los ecos y esa voz de Bab que a veces recuerda a Germán Coppini en su buena época con Golpes Bajos. La letra le añade un punto decadente, un tanto desolado, que densifica el conjunto sobre el que se desplazan esas lánguidas ráfagas de cuerdas que son marca de la casa.     
Conspiración extravagante: Es curioso cómo pueden cambiar las visiones sobre una misma canción con el paso del tiempo. Porque cuando la escuché por primera vez, hace ya unos años, me pareció claramente ochentera, es decir, casi posmoderna; y ahora creo reconocer alguna influencia dylaniana en su estructura, incluso en la voz de Bab (con armónica y todo). Y sobre el fondo etéreo de los teclados, esos juegos de guitarras le dan un tono cercano a la tristeza ensoñadora.
Hace frío: Esta era la pareja de la anterior en el single original, y en cierto modo hay similitudes. El ambiente general anda cerca del folk rock de cantautor, o eso me parece a mí, a pesar de que el sonido está muy actualizado con respecto al estándar. La letra es otro de los ganchos de esta canción, porque evoca una época y un personaje cuyas sombras son muy alargadas todavía; aunque el tono irónico que se percibe por momentos rebaja la "tensión", por decirlo así.
Añoranza: Tanto la melodía como el ritmo y los juegos de guitarras recuerdan a la escuela yanki, entre country y blues. Pero llama la atención esa levísima presencia con dos o tres notas, muy de vez en cuando, que tienen los teclados a los que luego apoya una pandereta también muy "recatada". Eso se llama dominar los arreglos, una cualidad que no todos los músicos poseen y que aquí realzan esa letra tan de cuento de hadas.                       
El blues del ukelele: Sí, es un blues casi de libro; y no es el estilo más frecuente en Bab, pero él se luce tanto en la digitación como en la escala que desarrollan las cuerdas de ese ukelele, entre dulces y vaporosas. Es un instrumento muy poco utilizado en Europa, quizá porque lo vemos demasiado yanki, pero si se le buscan las cosquillas da mucho juego. Tiene gracia la letra, contraponiendo el panorama bucólico de la Naturaleza con la animación etílica humana... También muy de blues, ese contraste.  
No hemos vuelto a saber nada de vosotros: Se trata de una pieza instrumental que comienza en un ambiente rumoroso y en el que predominan los cruces de guitarras con juego de pedales, aunque gracias a la base rítmica el conjunto muestra un vago aire funky, muy dinámico. Está dedicada a Vikingo y Ficus, dos blogueros de la primera época, amigos de Bab, que se dieron de baja en este medio hace ya mucho, como ha pasado con gran parte de aquella gente. Lástima.
Maquillaje: Esta canción es una de mis preferidas en la obra de Bab. Ya la letra tiene un encanto particular que se ve reforzado por el estilo, entre folk y pop, que hacen de ella una pieza luminosa. Los juegos de cuerdas están muy bien trabajados y son originales al mismo tiempo, creando esa línea melódica tan brillante, cautivadora, que podría hacer de ella un verdadero éxito de ventas tanto en la década de los 60 como ahora, con el auge del pop melódico que parece volver.   
Música de humo:  En un principio esta era la pareja de single junto a "Maquillaje", pero no cabe duda de que su espíritu es muy lejano: aquí hay un tono general de nostalgia incluso en la letra, esa nostalgia elegante que podría recordar a algunos grupos de los años 80 como La Mode, por ejemplo. Sin embargo los arreglos son muy sofisticados y resaltan el protagonismo de todos los instrumentos, cosa que no era muy frecuente en aquella época.
La niña del columpio: Si solo nos fijamos en la melodía, esta es una escala más o menos frecuente en el mundo de la balada pop, y de nuevo el conjunto suena con ese aire melancólico que se le da tan bien a Bab. Pero una vez más se demuestra la importancia de los arreglos, que por desgracia se cuidan tan poco en esta época minimalista que vivimos: el estribillo se engrandece con el sonido de la percusión, que le da un aire casi heroico, y la voz con eco redondea esa impresión.
Sigilosamente: la base rítmica elabora una escala cercana al swing que nos transporta a otros tiempos, aunque ahora le llamarían jazz pop. Y la voz de Mavi da mucho juego para este tipo de músicas porque tiene un calidez casi familiar, de ambiente hogareño. El lucimiento posterior de las cuerdas y finalmente de los teclados a la antigua usanza redondean esa imagen; se echa de menos un mayor protagonismo de esos teclados, precisamente. Tal vez en una próxima versión...
Ese sueño:  Sorprende la entrada a cargo de un teclado ochentero, sintético; es un préstamo del hijo mayor de Bab, que con unas breves notas crea un ambiente casi "atmosférico" para dar entrada a la voz y las cuerdas, protagonistas de esta canción. La voz entona una letra muy poética, y las cuerdas  mantienen el "suspense" con notas prolongadas. Los arreglos realzan los sonidos envolventes que vienen de varias fuentes, rematando en esa voz infantil propia de ambientes somnolientos.  
Solo faltaba eso: Buen título para despedirse. Y aunque su duración es corta, probablemente para indicar un espíritu de cierre en la medida en que "Introducción" fue la apertura, este instrumental tiene tres de las cualidades que a mí más me gustan en este tipo de composiciones: es eléctrico, rítmico y brumoso. La bruma era también un componente principal en la soñadora introducción, y por lo demás aquí tenemos su antítesis perfecta; juntas forman una especie de ying y yang que sirve de magnífico envoltorio a las demás canciones de esta colección. Queremos más....

Aquí está el link incluyendo portadas del CD y de los singles:

https://mega.nz/#!Nt0iiIQL!LVziUfwmXqUR3pJKjjs4T72M4DRzmPBzqCvuPofm0WE


Babelain Single. Introducción y Solo faltaba eso.

|

(Ilustración de Adolphe Léon Willette,  pintor, ilustrador y caricaturista francés, conocido por ser el arquitecto del famoso cabaret Moulin Rouge).

Con este single completaremos el CD nº 21 de Babelain (que se publicará próximamente en esta sala con presentación de nuestro amigo Rick) . 

El primer tema del single , como su propio nombre indica, servirá de "Introducción" al CD. Aquí colabora de nuevo un duendecillo.

El segundo, "Solo faltaba eso", cierra el disco y a otra cosa, mariposa.

Introducción




Solo faltaba eso


Link single y portada;
https://mega.nz/#!888hGahY!D35eFR3XWzHzbLU4dVKCL27vLuep6WRhAVp4An05aVk

No se parecía en nada a una flor

|
(Ilustración.- Mavi)

No se parecía en nada a una flor
ni al otoño
Por no parecerse
no se parecía en absoluto
a una bailarina en el bosque
que bebe rocío en su copa
mientras los faunos suplican sus besos

Por supuesto, tampoco se parecía
a un torbellino sonámbulo
que acaricia a su amante de noche
y arde luego sobre la cama
olvidándolo todo al instante
Ni, claro está, a una diosa celosa
que castiga a Eco, la ninfa
robándole la voz

Por parecerse a algo
puede que se pareciera
a ese astro que silba a escondidas
inéditas melodías celestes
en la ribera del río
y que nadie ha visto

Es posible que tuviera cierta semejanza
con un ave inocente
eclipsada por su propia melancolía
O con un sueño donde la luz
se funde con el silencio
y ya nada es lo que parecía ser


Babelain. Ese sueño. Coplilla inédita.

|

Presentación a nivel mundial de una nueva coplilla de Babelain. Mi hijo mayor me ha prestado un sintetizador Micro Korg y he estado enredando con él para darle algún toquecillo exótico a la canción y hacer algo diferente a lo acostumbrado. El cambio no es para tirar cohetes, ni lo pretendía, pero ahí está la cosa. He grabado otro instrumental con el Korg también que presentaremos en breve, y con esos dos temillas completaremos el CD nº 21 de Babelain, que se dice pronto. Un duendecillo se cuela al final de la grabación.




https://mega.nz/#!psN1mSoB!2TOwHaAux2I0j5Hqcj2CAg6GlPM_kz5RKOkgO539_zM



Ese sueño
(Letra y música. - Babelain)

Si tú quieres/te cuento ese sueño
Ese sueño/ que aún no he soñado
Tu dormías/bajo un pino negro
En el borde/de un acantilado

Era un sueño eléctrico/ y hería como arma blanca
Y atravesaba la risa/ de las hienas que acechaban

Dejaba fuera a los astros/ y a otras puertas bien cerradas
Y a ciertos seres superfluos/ que de lejos vigilaban

En el sueño/lanzo el dado y espero
A que la noche/consuma su veneno
Y este sueño/que aún no he soñado
Te lo cuento/cuando estés a mi lado

Era un sueño eléctrico/ y hería como arma blanca
Y atravesaba la risa/ de las hienas que acechaban

Dejaba fuera a los astros/ y a otras puertas bien cerradas
Y a ciertos seres superfluos/ que de lejos vigilaban

Octubre 2019


10º Aniversario de Toto Vaca

|

El 26 de este mes cumplimos diez añitos con el blog. Se agradece desde aquí a todos los que comentan, y a los que no comentan pero siguen con alguna curiosidad lo que acontece en este rinconcito. Y para esta ocasión vamos a rescatar una coplilla de "Inmersión" el 9º CD de Babelain (del año 2010).  Se trata de "Viajando por el mundo". Pues eso, vamos al grano.



https://mega.nz/#!c9twWY4T!4buhbjM8K3ULXt9nZ9Kkl6TK9h9VQvQmEv5TGKCYtm4


VIAJANDO POR EL MUNDO
(Letra y música. - Babelain)

En mi vieja caravana
 Voy viajando por el mundo
Surcando viejos caminos
Pero sin seguir un rumbo

En un bar de Sausalito
Me encontré de camarera
A una novia que yo tuve
Más fría que una nevera

Me alegré mucho de verla
Pero mucho más al partir
Camino de Buenos Aires
Sin mapas ni porvenir

Viajando por el mundo
Descubres que es un pañuelo

Te encuentras en la China
Con la novia de tu abuelo

Estando en un cine en Cuzco
Viendo una peli porno
Veo que la protagonista
Es mi prima, que bochorno

Salgo y tiro para Lima
Después de pasar por Lugo
Pero antes paro en Lisboa
Para comerme un besugo

Ya en Viena para un poco
Entro en la ópera un rato
Me deleito con las voces
Y con algún pizzicato

Viajando por el mundo
Descubres que hay gente pa tó

En todas partes cuecen habas
Y su pueblo siempre es el mejor

En Kampala oigo a un negro
Con un tambor de hojalata
Toca un ritmo parecido
Al que oí en Mar de Plata
  
Voy pitando pa La Habana
A tocar con los mulatos
Y olvidarme de esta gente
Que son cuatro pelagatos

En Japón viendo un almendro
Me entra un yuyu y me suspendo
A tres metros sobre el suelo
Y me lo paso estupendo




¿Vendrán?

|

(Ilustración.- Mavi. Quién si no)
(En esta ocasión, el texto es posterior al dibujo)

Treinta de septiembre

¿Vendrán?

Cabe la posibilidad de que aparezcan
Por eso seguimos observando
Aún queda la emoción, la rabia, el énfasis
De ahí, la coreografía
incluyendo al felino
Hemos hecho el cómputo
descartando prejuicios

A nuestro favor:
El ritmo hipnótico del artificio de las tormentas
La extraña elegancia del eje de los días
El sinsabor de la abundancia en el crepúsculo
Los monstruos caseros llorando en la infancia
El pulso con las concubinas del cadáver
Los héroes microscópicos destruyendo doctrinas


En nuestra contra:
La anemia en la sangre y su pálido color
El veneno de la sombra disfrazada de lluvia alegre
El vómito ocular inundado de consejos
La escalera de argumentos empañando las imágenes
El collage de piel, miedo y nostalgia
El drama del paisaje y su anatomía translúcida


Babelain. De noche sale el sol. (Canciones Rescatadas I)

|

(El diseño de la portada es de mi amigo el Dr. Kesada, alias Picatierra, de los tiempos de 1PocodMusica, con el que formamos un dúo y grabábamos enviándonos los mp3 por gmail).

Esta canción, segunda de esta serie, la rescatamos del 3º disco de Babelain "La Caja de Pandora". La música era de los tiempos de Mañasaña (años 70) y la letra vino mucho después, en 2009. Maceró bastante la cosa. Con guitarras acústicas. En la solista (eléctrica) utilizo un pedal "slow motion" que le da un efecto a violín.




DE NOCHE SALE EL SOL
(Letra y música. - Babelain)

EL DÍA SE HA IDO UNA VEZ MÁS
¿ES EL PRINCIPIO O EL FINAL?
LAS BRUJAS SALEN DE LAS SOMBRAS
¿BAILAMOS EL ÚLTIMO VALS?

DE NOCHE SALE EL SOL/LA LUNA ES UN FAROL
OIGO TU CORAZÓN

EL MAR SE RIZA DE OLAS SUAVES
LA ESPUMA VIENE A NUESTROS PIES
PREGUNTA UN PÁJARO QUIEN SOMOS
TÚ SE LO EXPLICAS EN FRANCÉS

SOMOS LOS DEL EDÉN/HEMOS VENIDO EN TREN
SOBRE EL ATARDECER

RAYOS DE LUNA Y SOL/BRILLAN AL FIN
BAÑANDO NUESTRA PIEL/EN EL JARDÍN
SUENA UNA MÚSICA/QUE ABRE EL PORTAL
A LAS ESENCIAS/FLOR DE AZAHAR

LA NOCHE SALE DE SU TUNEL
NOS PREPARAMOS UN CAFÉ
TU RISA TIENE ALAS DE PÁJARO
TAN TRANSPARENTE COMO AYER

DE NOCHE SALE EL SOL/LA LUNA ES UN FAROL
OIGO TU CORAZÓN.


https://mega.nz/#!95MVSY6S!kVMbqiMrU6uFUO9brf3rly17FmPl0TBBRmq3XH4imvI


Archivo

|

Diecinueve de junio

Archivo


Las sombras de los espíritus atraviesan el ocaso
mientras se hacen añicos los sueños de los fantasmas

Algunos personajes aparentan ser irreales
y representan su escena lejos de su horizonte
donde los cisnes boxean con mucho amor y destreza

Las estrellas se debaten entre el placer y el azar
La rabia escondida pasea ahora por el muelle

¿Y los árboles?  Suspirando su destino
 y olvidando sus recuerdos llenos de nidos de mirlos

El archivo de la infancia enmudece bajo un puente
El archivo de la infancia inventa un nuevo alfabeto
El archivo de la infancia se coagula y toca fondo
El archivo de la infancia arde muerto de risa
Olvidando sus recuerdos y sus árboles con nidos

Babelain. Un día como hoy (Canciones Rescatadas I)

|

(Ilustración: Mavi)

Comenzamos el curso rescatando del olvido esta canción que estaba incluida en el CD Inmersión del año 2010. He reunido en dos CDs, con catorce canciones cada uno, las que no me parecen del todo olvidables. Así que os daré la lata durante un tiempo con estas coplillas. 




https://mega.nz/#!Zp0AUahR!Qea52SBNWMoYk8eI8HFVECkjxIB6HgLeqq3vR6hmSWQ

Un día como hoy 
 (Letra y música. - Babelain) 

En un día como hoy
Los pájaros calumnian
Los homicidas fracasan
Los perros disimulan
El guardia urbano carraspea
Y el sol ignora a la luna

En un día como hoy
Las viudas se sumergen
Los abogados flotan
Los niños rompen los aros
El vino se convierte en agua
Y el alcalde se emborracha

Un día como hoy
No te lo recomiendo
No salgas de la cama
Pásate el día durmiendo

En un día como hoy
Los notarios lloran
Los poetas nadan
Las plañideras ríen
Las sirenas se suicidan
Y los trenes descarrilan

En un día como hoy
Las vacas se columpian
Los gañanes leen a Burroughs
Las modistas se desnudan
Las alúas se concentran
Y ruge la marabunta

Un día como hoy
Puedes llegar al delirio
 Esconde todas tus armas
No vayas a armar un cirio

Los pájaros, los homicidas, los perros, el guardia urbano
El sol, la luna
Las viudas, los abogados, los niños, el vino
 El alcalde
Los notarios, los poetas, las plañideras, las sirenas, los trenes
Las vacas, los gañanes, las modistas, las alúas
La marabunta



Portada del CD Inmersión (2010)