¿Vendrán?

|

(Ilustración.- Mavi. Quién si no)
(En esta ocasión, el texto es posterior al dibujo)

Treinta de septiembre

¿Vendrán?

Cabe la posibilidad de que aparezcan
Por eso seguimos observando
Aún queda la emoción, la rabia, el énfasis
De ahí, la coreografía
incluyendo al felino
Hemos hecho el cómputo
descartando prejuicios

A nuestro favor:
El ritmo hipnótico del artificio de las tormentas
La extraña elegancia del eje de los días
El sinsabor de la abundancia en el crepúsculo
Los monstruos caseros llorando en la infancia
El pulso con las concubinas del cadáver
Los héroes microscópicos destruyendo doctrinas


En nuestra contra:
La anemia en la sangre y su pálido color
El veneno de la sombra disfrazada de lluvia alegre
El vómito ocular inundado de consejos
La escalera de argumentos empañando las imágenes
El collage de piel, miedo y nostalgia
El drama del paisaje y su anatomía translúcida


Babelain. De noche sale el sol. (Canciones Rescatadas I)

|

(El diseño de la portada es de mi amigo el Dr. Kesada, alias Picatierra, de los tiempos de 1PocodMusica, con el que formamos un dúo y grabábamos enviándonos los mp3 por gmail).

Esta canción, segunda de esta serie, la rescatamos del 3º disco de Babelain "La Caja de Pandora". La música era de los tiempos de Mañasaña (años 70) y la letra vino mucho después, en 2009. Maceró bastante la cosa. Con guitarras acústicas. En la solista (eléctrica) utilizo un pedal "slow motion" que le da un efecto a violín.




DE NOCHE SALE EL SOL
(Letra y música. - Babelain)

EL DÍA SE HA IDO UNA VEZ MÁS
¿ES EL PRINCIPIO O EL FINAL?
LAS BRUJAS SALEN DE LAS SOMBRAS
¿BAILAMOS EL ÚLTIMO VALS?

DE NOCHE SALE EL SOL/LA LUNA ES UN FAROL
OIGO TU CORAZÓN

EL MAR SE RIZA DE OLAS SUAVES
LA ESPUMA VIENE A NUESTROS PIES
PREGUNTA UN PÁJARO QUIEN SOMOS
TÚ SE LO EXPLICAS EN FRANCÉS

SOMOS LOS DEL EDÉN/HEMOS VENIDO EN TREN
SOBRE EL ATARDECER

RAYOS DE LUNA Y SOL/BRILLAN AL FIN
BAÑANDO NUESTRA PIEL/EN EL JARDÍN
SUENA UNA MÚSICA/QUE ABRE EL PORTAL
A LAS ESENCIAS/FLOR DE AZAHAR

LA NOCHE SALE DE SU TUNEL
NOS PREPARAMOS UN CAFÉ
TU RISA TIENE ALAS DE PÁJARO
TAN TRANSPARENTE COMO AYER

DE NOCHE SALE EL SOL/LA LUNA ES UN FAROL
OIGO TU CORAZÓN.


https://mega.nz/#!95MVSY6S!kVMbqiMrU6uFUO9brf3rly17FmPl0TBBRmq3XH4imvI


Archivo

|

Diecinueve de junio

Archivo


Las sombras de los espíritus atraviesan el ocaso
mientras se hacen añicos los sueños de los fantasmas

Algunos personajes aparentan ser irreales
y representan su escena lejos de su horizonte
donde los cisnes boxean con mucho amor y destreza

Las estrellas se debaten entre el placer y el azar
La rabia escondida pasea ahora por el muelle

¿Y los árboles?  Suspirando su destino
 y olvidando sus recuerdos llenos de nidos de mirlos

El archivo de la infancia enmudece bajo un puente
El archivo de la infancia inventa un nuevo alfabeto
El archivo de la infancia se coagula y toca fondo
El archivo de la infancia arde muerto de risa
Olvidando sus recuerdos y sus árboles con nidos

Babelain. Un día como hoy (Canciones Rescatadas I)

|

(Ilustración: Mavi)

Comenzamos el curso rescatando del olvido esta canción que estaba incluida en el CD Inmersión del año 2010. He reunido en dos CDs, con catorce canciones cada uno, las que no me parecen del todo olvidables. Así que os daré la lata durante un tiempo con estas coplillas. 




https://mega.nz/#!Zp0AUahR!Qea52SBNWMoYk8eI8HFVECkjxIB6HgLeqq3vR6hmSWQ

Un día como hoy 
 (Letra y música. - Babelain) 

En un día como hoy
Los pájaros calumnian
Los homicidas fracasan
Los perros disimulan
El guardia urbano carraspea
Y el sol ignora a la luna

En un día como hoy
Las viudas se sumergen
Los abogados flotan
Los niños rompen los aros
El vino se convierte en agua
Y el alcalde se emborracha

Un día como hoy
No te lo recomiendo
No salgas de la cama
Pásate el día durmiendo

En un día como hoy
Los notarios lloran
Los poetas nadan
Las plañideras ríen
Las sirenas se suicidan
Y los trenes descarrilan

En un día como hoy
Las vacas se columpian
Los gañanes leen a Burroughs
Las modistas se desnudan
Las alúas se concentran
Y ruge la marabunta

Un día como hoy
Puedes llegar al delirio
 Esconde todas tus armas
No vayas a armar un cirio

Los pájaros, los homicidas, los perros, el guardia urbano
El sol, la luna
Las viudas, los abogados, los niños, el vino
 El alcalde
Los notarios, los poetas, las plañideras, las sirenas, los trenes
Las vacas, los gañanes, las modistas, las alúas
La marabunta



Portada del CD Inmersión (2010)

Écfrasis

|

Veintinueve de julio

Écfrasis
Maniquíes en el jardín
con macetas por cabezas
viviendo su irrealidad
testigos de cuanto ocurre
veinticuatro horas al día
despojados de su yo
desnudos y sin deseos
ajenos a las tragedias

Inquilinos clandestinos
que no se equivocan nunca
hieráticos y distantes
ni preguntan ni responden
aguantando inclemencias
los mordiscos de la noche
el infierno al mediodía

Con el cuerpo en dos mitades
vegetal de cuello arriba
mineral de cuello abajo
monigotes de piel blanca
que a nada le buscan sentido
ni a los témpanos astrales
de las noches angustiosas
ni a un alud de pájaros
que equivocaron su rumbo

Si oyen gritos líquidos
en su demencial desnudez
como carecen de sangre
permanecen inocentes
y el paisaje se apacigua
aunque parezca siniestro

No saben lo que es llorar
y les vendría bien descubrir
que una eclosión de lágrimas
es bálsamo del firmamento
tempestad de terciopelo
y acerca el sueño a la muerte



Un lance inesperado

|
(Ilustración.- Mavi)

Veintitrés de junio


Un lance inesperado

Mavi y yo paseamos por una animada calle al atardecer, intentando encontrarles sustancia a las cosas más nimias cuando, de repente, nos cruzamos con dos chicas adolescentes. Una de ellas habla de algo que parece importante. La otra escucha con atención. Ambas miran al frente, ajenas a lo que ocurre a su alrededor. No ven a nadie. Avanzan con urgencia, obcecadas en llegar a algún destino misterioso y oscuro. Cualquiera podría pensar que tienen una misión importante que cumplir. Visten camisetas de tirantes y pantalón corto. El cabello recogido en coletas. Son delgadas, pero aparentan fortaleza. Mavi y yo comentamos algo sobre ellas. Nos sobrepasan y, enseguida, oímos voces a nuestra espalda: ¡Están desbocadas! ¡Están desbocadas!

Nos volvemos y vemos a las jóvenes a lo lejos corriendo como posesas, calle abajo. Nos dirigimos corriendo hacia donde se encuentran ellas, como todos los demás paseantes. Nos adelanta entonces, como una exhalación, una Atleta Olímpica, espigada, fibrosa, piernas larguísimas. Corre veloz sin que el viento parezca ofrecer resistencia.  A partir de aquí todo ocurre a cámara lentísima. Alcanza a las chicas y las agarra por las coletas, suavemente. Poco a poco consigue frenarlas de su desesperada carrera hacia algún abismo desconocido. Están aún en éxtasis. La mirada perdida. La Atleta las sienta en un banco cercano a una fuente y les salpica agua en sus caras. Ahora, la escena ocurre ya a velocidad real. Las chicas vuelven en sí y, entonces, se dan cuenta de que están rodeadas por una muchedumbre que antes no existía para ellas. Poco a poco se dispersan los curiosos. Al despertar de la pesadilla, las chicas se abandonan y rompen a llorar para aliviar la tensión acumulada. La Atleta Olímpica les sonríe, les acaricia la cabeza y desaparece calle arriba. Solo quedamos nosotros observando la escena desde la acera de enfrente, sin saber si irnos o quedarnos un rato más, por si descubrimos la sustancia de este lance inesperado.

Homenaje a Los Cheyenes.

|
Portada transformada por mi hijo Bruno partiendo de la original:


Todo comenzó a mediados de los años 60. En el escaparate de Molina, en Ceuta (unos almacenes donde vendían de todo, ropa, electrodomésticos, etc.) vi ese E.P. de Los Cheyenes, con esa portada que me pareció pura rebeldía para la época. Tendría yo unos catorce añitos. Conseguí la pasta y compré ese E.P. que para mí fue una revelación. Aquí también se hacían cosas como las que hacían mis adorados Kinks en Inglaterra. En aquellos tiempos tocaba la guitarra con una sola cuerda, y era una cuerda de piano. Poco a poco ha ido mejorando la cosa, pero no como para tirar cohetes.
Estoy agradecido a Los Cheyenes por los buenos ratos que me han hecho pasar, en aquellos tiempos y en estos. Por eso, cuando pude, ya en 2010, intenté hacer algunas versiones aproximadas a aquél espíritu, pero claro, yo solo, con mis limitaciones técnicas y de las otras. Sin otra pretensión que seguir disfrutando con su música.

De momento os presento tres de ellas. No seáis muy duros, solo pretendo hacerles un humilde homenaje.

Se me ocurrió esta entrada a raíz de un anuncio en el Bar de Rick:
Donde se hacía referencia al libro sobre Los Cheyenes escrito por José Miguel Gala. Para pedidos del libro:  librocheyenes@gmail.com

Yo ya me hice con mi ejemplar. Una de estas versiones se la envié a José Miguel, y él, a su vez, se la pasó a Joselín, el bajista de Los Cheyenes   que le dijo: "Por favor, felicita con cariño de mi parte a esta persona, nos alegra que después de tantos años, un amigo se esfuerce en versionar con fuerza y alma cheyena una canción que hicimos hace tantos años". Así que me dio un subidón.

Devuélveme el corazón:



Por qué te fuiste: (Esta es trágica. Después de la pausa, no cortar, hay que oír hasta el final, si es posible). 


Y olvídame: (Original de The Hollies, vía Cheyenes).


Link Single y portada:

https://mega.nz/#!wg9ElIAT!NXxddE5ecUKyfEazCu6fMaiOJar6Wd9pWzo4sUWiCzQ

Babelain Single. Sigilosamente.

|
Esta canción formará parte del CD nº 21 de Babelain (se dice pronto). Este Cd estaba aparcado debido a que me enredé con los “Gran Reserva” y “Los Diptongos”. Tenía el esqueleto instrumental y una melodía desde hace tiempo, pero no tenía letra. Hace unos días le puse letra y aproveché que Mavi apareció por el cuarto donde tenemos el mini estudio de grabación y me dijo: “Estoy desubicadita”. Esta es la mía, me dije. Le puse la letra en las manos, preparé el programa de grabación, el micro y toda la parafernalia y nos pusimos manos a la obra. Así que tenemos de nuevo a Mavi cantando por fin.



Sigilosamente (Canción)
(Letra y música. - Babelain)

Recuerdo que antes, hace mucho tiempo
Aún la muerte no existía ni como brisa
El olor del mar no era sueño ni reliquia
Todo era fiebre, espacio y trigo limpio

Audacia, azoteas, espuma y tinieblas
Y ahora la memoria, sufriendo de espasmos
Acerca a este mundo bañado de niebla
Todo ese universo transformado a su antojo

De la nada al abismo solo hay un paso
En ese intervalo tal vez inasible
El viento nos acerca la sustancia del día
Jugando descalzos en la arena caliente

Con la piel salada y los ojos cerrados
Pasan las horas entre silencios y gritos
La tarde se acerca sigilosamente
Y la sustancia del día por fin se desnuda.


https://mega.nz/#!FklnBShR!PqKySinUvvSu6FVbT7UTlMhGSBNcsREv4wnaRSoD1HI

Los Diptongos Bipolares. The Singles Collection.

|

Aquí tenéis los cinco singles de Los Diptongos Bipolares reunidos en un CD.

Os dejo con la presentación del CD a cargo de Rick https://eltugurioderick.blogspot.com/  

al que quiero agradecer desde aquí su magnífica colaboración en las presentaciones de los CDs de Babelain y, en este caso, de Los Diptongos. Suerte que tiene uno de poder contar con él siempre que se lo pido. Para mí es un verdadero lujo:


LOS DIPTONGOS BIPOLARES – The singles collection


Como todos sus fans ya saben, el artista multimedia conocido como Babelain es muy dado a “disfrazarse” con variados heterónimos, y el uso de unos u otros depende de la propuesta musical que nos presente: en concreto, esta colección de singles se atribuye a Los Diptongos Bipolares; aunque la cosa no es tan sencilla, porque algunas de estas piezas figuraron en origen bajo un heterónimo distinto. En todo caso, aunque ese es un juego adicional que le da más color a la colección, lo importante es siempre la música, y la música que elabora Babelain es cualquier cosa menos previsible (por no hablar del exquisito cuidado con el que trata las portadas y en general el apoyo gráfico): ojalá el maltrecho panorama musical que nos rodea hoy en día contase con unos cuantos como él. Así que quienes hemos tenido la suerte de descubrirlo podemos sentirnos afortunados, y tal vez fantasear con la posibilidad de que haya otros como él ocultos por el mapa… Pero en fin, estamos a lo que estamos, que es hacer los honores a esta selección:

Apocalypse / El amuleto vacío

Este single fue el primero atribuido a Los Diptongos Bipolares ya en su estreno. El mundo bipolar es un concepto muy propio de personajes como William Burroughs, quien por otra parte tituló “Apocalypse” a una colección de escritos añadidos a unas serigrafías de Keith Haring. Y aquí tenemos la voz del propio Burroughs, que por momentos se escucha superpuesta a un ritmo que arranca con la apariencia de un desarrollo jazzístico pero que pronto se transforma: parece como si las guitarras y la percusión estuviesen diseñando un lejano ambiente blues, que a su vez desaparece entre nubes electrónicas de resonancia sideral, fantasmal casi, que nos recuerda a un extraño cruce entre el kraut y los Pink Floyd de principios de los años 70. Hay mucho trabajo de laboratorio aquí, desde el tratamiento de las cintas hasta los efectos de sonido, pero al final volvemos a la calidez de aquel supuesto ambiente jazz del que habíamos partido. La sensación circular es magnífica.  

“El amuleto vacío”, que también tiene espíritu circular, cuenta con la “participación” de Paul Bowles, a quien se debe el título y que va rematando la pieza con el inicio de ese relato. La música es aquí más definible, aunque arranca con ese sonido casi espacial que parecía envolver a la pieza anterior: el protagonismo es para las cuerdas, aunque haya un fondo electrónico y allá a lo lejos un arpa de boca. Los pedales, las notas líquidas haciendo ecos son una especialidad de la casa, y aquí hay un universo de ellas, iniciado y rematado por el exotismo que dan algunas notas de un salmoé. Por momentos recuerda a los Gong, y eso es decir mucho, aunque este sea otro mundo con sus reglas de juego propias.


Los frutos del deseo / Y todo te envolvió

Segundo single a nombre de los Diptongos. En origen formaban parte de un grupo de músicas de acompañamiento para poemas compuestos y recitados por su amigo Paco Cumpián, pero especialmente en “Los frutos del deseo” se nota que esta nueva versión le ha dado vida propia a la pieza. Las guitarras con eco, espaciales, a medio camino entre surf y progresivo, dibujan unas escalas melódicas que la percusión remarca muy bien, y el conjunto se desvanece para dar paso a un último minuto más electrónico, acompañado de eco de cánticos y sonido de cintas al revés, muy de psicodelia.

“Y todo te envolvió” se ha modificado manteniendo la voz del poeta, que recita sobre esa atalaya construida por un sonido envolvente. La propia voz es un elemento más en el juego de ecos final, y hasta ese momento el protagonismo lo comparte junto a una guitarra que desgrana lentamente sus notas abrigada por unos teclados densos, graves, a tono con el contenido de la poesía. El conjunto podría recordar un vago esplendor gótico, en el buen y antiguo sentido de la palabra.


Usfran / Utungo Nyeusi

Este fue un single que en su día “dio a conocer” al grupo instrumental africano Kouakou & Les Super Étoiles, heterónimo que usa Bab para ponerse en plan tribal y regalarnos dos piezas con clara predominancia del ritmo y las percusiones. Estamos ante una actualización de aquellas dos piezas, cuyo espíritu se mantiene en esencia pero con más densidad: aquí “Usfran” comienza con un añadido electrónico y una caja de ritmos que luego nos va llevando a la estructura original con leves modificaciones y el apoyo de sonidos ambientales; finalmente se diluye de nuevo en ese tipo de sonidos apoyados por un fraseo vocal muy de la zona. En conjunto, de la pieza original solo queda el “cogollo”, por decirlo así, revestido por una recreación más abstracta.    

Los cambios en “Utungo nyeusi” son muy ligeros. El arranque, esa colección de sonidos animales en un ambiente selvático, se ha simplificado y de ese modo adquiere mayor protagonismo; a cambio, el resto de la pieza, como “Usfran”, va también revestida por un ambiente electrónico más profundo. En todo caso, tanto una como la otra tienen un curioso regusto entre afrocubano y funky que equilibra muy bien la densidad que aportan los teclados.   

              
Paisajes del tiempo I / II

Los Diptongos presentan su cuarto single, que hasta cierto punto es una evolución bastante lógica de los dos anteriores. En el primero, y aunque la música tenía vida propia, una de sus funciones era servir de “envoltorio” a la fugaz presencia de unos recitantes (Burroughs y Bowles), mientras que las dos piezas del segundo ya habían sido compuestas precisamente como acompañamiento a los poemas de Paco Cumpián; aquí, las dos piezas tienen una clara esencia ambiental. La parte I es más espacial y extensa; el protagonismo es para los teclados, que están creando capas de olas electrónicas, envolventes (imitando en algunos momentos el sonido de coros), y que cuadrarían perfectamente como apoyo para una película de corte futurista.

La parte II, como su nombre indica, es una continuación alternativa: el arranque es muy similar, pero viene luego un aleteo de notas con resonancia de xilófono y sonidos aislados, casi de tipo industrial, mezclados con golpes de percusión que llevan mucho eco y que, como el resto de los instrumentos, no guardan ningún tipo de ritmo sino que más bien sugieren una “no cadencia” totalmente aleatoria. El resultado final recuerda a las vanguardias de los años 80/90, e incluso a algunos postulados de la música concreta. En resumen: los Diptongos nos muestran aquí su faceta más experimental. 


Ecce Puer / I don’t exist anymore

La colección se completa con dos canciones muy veteranas, puesto que son de las primeras que compuso su autor, hace ya un buen montón de años. Mucho después, allá por 2014, un “nuevo grupo” llamado J.J. Juice hizo una actualización, y ahora surgen de nuevo. El nombre de J.J. Juice no era casual, ya que ese JJ es un homenaje al escritor irlandés James Joyce: ambas canciones tenían letra por entonces, “Ecce puer” era un poema suyo y la portada del single mantiene su fina efigie en la calle O’Connell. Sin embargo en esta nueva presentación a cargo de los Diptongos Bipolares la mayor diferencia está en la sustitución de la voz por otros instrumentos, que en esencia mantienen la misma línea melódica, y una “limpieza” de sonido. En “Ecce puer” esa sustitución corre a cargo de un teclado que recuerda el señorío del Hammond, con lo cual el conjunto adquiere una mayor gravedad; y por otra parte el espíritu de balada que tenía la canción en origen se colorea, gracias a ese teclado, con un vago tinte rhythm’n’blues (o eso me parece a mí) que le da un empaque magnífico.  

“Ya no existo”, cuya letra fue escrita originariamente en español por un tal Alfred “Bab” Wozniak y luego pasó al inglés en el single de los J.J. Juice, desaparece aquí para que ocupe su lugar un teclado electrónico acompañado por un juego de guitarras. En ambas piezas la percusión, en segundo plano, se limita a marcar el ritmo; pero aquí tiene una presencia ligeramente más nítida y el conjunto suena con mayor ”amplitud” por decirlo así, en contraposición al ambiente casi hogareño que nos sugería la primera. Así que, juntando una con otra, tenemos una pareja de baladas que en cierto modo representa dos espíritus de sonido e incluso de temperamento complementarios. Son dos reinvenciones que cuadran perfectamente en esta colección: el antes y el ahora, en tantos sentidos.  




Link CD y portadas:

https://mega.nz/#!U592VILI!p2HzpQZ2R4Pw22lSu7Q-KifYihe2a1TKwip7scBansk

Spañish Blogs Dream Team – We Love Tommenton.

|



https://www2.zippyshare.com/v/iyrFOyiA/file.html